Buehrle, jonrones ayudan a Dodgers a llevarse el Oeste de la L.N. por 6to año seguido - QuisqueyanoSports

Buehrle, jonrones ayudan a Dodgers a llevarse el Oeste de la L.N. por 6to año seguido

Share This
LOS ÁNGELES -- Walker Buehler no evidenció en absoluto su condición de novato. Con una calma sobrenatural condujo a los Dodgers a la conquista de un nuevo gallardete.

Buehler lanzó pelota de un hit hasta la séptima entrada, Cody Bellinger y Max Muncy sacudieron sendos jonrones de dos carreras, y Los Ángeles derrotó el lunes 5-2 a los Rockies de Colorado en un juego de desempate para hilar su sexto campeonato en la División Oeste de la Liga Nacional.

"Es un juego normal de béisbol. Todo se intensifica, hay adrenalina, pero uno tiene que ejecutar su trabajo", comentó Buehler. "Eso es todo lo que uno puede hacer".

El último equipo que había conseguido seis cetros divisionales en fila era el de los Yanquis de Nueva York, campeones del Este de la Liga Americana durante nueve años al hilo, de 1998 a 2006.

"Uno no se aburre de esto", manifestó el as Clayton Kershaw.

Los Dodgers, monarcas vigentes del Viejo Circuito, recibirán a los Bravos de Atlanta el jueves, en el primer compromiso de la serie divisional, a un máximo de cinco juegos.

"Vamos a vencer a Atlanta", vaticinó el cubano Yasiel Puig, quien festejaba sin camisa, mientras le escurría por el cuerpo el champán y la cerveza que le habían arrojado sus compañeros en el clubhouse. "No importa quién venga, vamos a ganar la Serie Mundial y a traer acá el campeonato de 2018".

Los Rockies naufragaron en su intento por conquistar lo que hubiera sido el primer banderín divisional en la historia de la franquicia. Deberán viajar al Wrigley Field para enfrentar a los Cachorros de Chicago en el juego de comodines, este martes por la noche.

"Nuestros chicos dejarán esto en el espejo retrovisor, seguro", afirmó el piloto de Colorado, Bud Black, en referencia a la derrota. "La resistencia de este grupo ha sido asombrosa durante todo el año".

Video: COL@LAD: Muncy belts a 2-run home run in the 5th

Bajo un calor de 90 grados Fahrenheit (32 Celsius), Buehler mantuvo la cabeza fría. Cerró de manera brillante una campaña regular que debió extenderse a 163 juegos, luego que los Dodgers y los Rockies finalizaron el domingo con una foja idéntica de 91-71.

Buehler, de 24 años, ha lucido tan eficaz en fechas recientes que el manager Dave Roberts no tuvo empacho en darle la pelota para un juego clave en que los Dodgers buscaban revalidar el cetro del Oeste.

El lanzador mostró serenidad desde el comienzo. Retiró en fila a sus primeros seis enemigos, y jamás aceptó una carrera.

Buehler (8-5) vio roto el juego sin hit en el sexto episodio, cuando Charlie Blackmon conectó un sencillo. Fue uno de sus dos imparables por los Rockies.

Incluso, Buehler ayudó a su propia causa con el bate. Pegó un sencillo en el sexto capítulo para empujar al puertorriqueño Kike Hernández. Fue su primera carrera remolcada en las mayores, con lo que la delantera de los Dodgers se estiró a 5-0.

El derrotado fue el venezolano Germán Márquez (14-11), quien aceptó cuatro carreras --dos limpias-- y cinco imparables en cuatro entradas y dos tercios. Recetó nueve ponches y entregó un par de boletos.

Por los Rockies, los venezolanos Carlos González de 3-0, Gerardo Parra de 1-0.

Por los Dodgers, el dominicano Manny Machado de 4-1. Los cubanos Yasmani Grandal de 4-0, Yasiel Puig de 4-1. El boricua Hernández de 3-1 con una anotada.

Por AP

Gallery

Pages