Breaking News

Rams vencen 35-23 a Chargers en la batalla de Los Ángeles

LOS ÁNGELES (AP) — Jared Goff tenía unas cuatro semanas de nacido la última vez que dos equipos de Los Ángeles se enfrentaron entre sí en un partido de la NFL.

El domingo, cuando este clásico volvió a su versión más reciente, el joven quarterback fue la principal razón por la que los Rams ganaron este asalto en una larga pelea por ganarse los corazones de Los Ángeles.

Goff pasó para 354 yardas y tres touchdowns, y Todd Gurley corrió para 105 yardas y otra anotación para guiar a los Rams a un triunfo 35-23 sobre los Chargers, en el primer enfrentamiento entre ambas franquicias desde que se reubicaron en Los Ángeles.

“Se sintió como una buena rivalidad”, dijo Goff, quien completó 29 de 36 pases en tal vez su mejor actuación como profesional. “Creo que se podía sentir al público. Se notaba que estaba dividido. Al final, creo que teníamos un poco más, por estar en casa, pero definitivamente se sentía. Creo que son un gran equipo, nosotros somos un gran equipo, y ojalá esto pueda continuar por mucho tiempo”.

Cory Littleton bloqueó un despeje en la zona de anotación y Blake Countess lo recuperó para un touchdown de los Rams (3-0), que acumularon 521 yardas y permanecieron como uno de cuatro equipos invictos en la NFL.

Dos campañas antes, los Rams dieron inicio al regreso del fútbol americano profesional al segundo mayor mercado del país luego de 21 años de ausencia. Ahora dos equipos de la NFL con sede en Los Ángeles se enfrentaron en el campo, algo que no había ocurrido desde el 13 de noviembre de 1994.

Ambos equipos brindaron un espectáculo poco común para los 68.947 espectadores en el Coliseum, que contó con una sorpresiva proporción de aficionados de los Chargers. Pero la capacidad ofensiva de los Rams los mantuvo al frente del marcador durante todo el encuentro.

Lo más seguro es que estos dos equipos coexistan amistosamente en Los Ángeles, ya que solo se enfrentarán cada cuatro años y compartirán un nuevo estadio de miles de millones de dólares en Inglewood a partir de 2020.

Ningún equipo le dio gran significado cultural al triunfo, aunque los Rams se mostraron emocionados de defender su casa.

“Al empezar, creo que hicieron mucho ruido, pero pienso que los callamos”, dijo el receptor Robert Woods, en referencia a los seguidores rivales. “Al final del juego, se sabía de quién era la casa y cuál es el equipo de Los Ángeles”.

Woods atrapó dos pases de touchdowns y Cooper Kupp anoto en recepción de 53 yardas.

Philip Rivers pasó para 226 yardas y encontró a Mike Williams en dos pases anotadores por los Chargers (1-2), cuyas derrotas han sido ante las poderosas ofensivas de los Chiefs y los Rams y sin contar con el estelar defensive end Joey Bossa, quien se encuentra lesionado. Melvin Gordon corrió para 80 yardas y un touchdown.

A pesar de su enorme producción ofensiva, los Rams nunca estuvieron cómodos. Perdieron a los cornerbacks titulares Marcus Peters y Aqib Talib a causa de lesiones y los Chargers se adentraron a lo profundo del territorio de los Rams en dos ocasiones en el último cuarto, aunque solo consiguieron tres puntos en total.

Por AP