Navigation

¿La carrera por el MVP en la Americana es la mejor de todos los tiempos?

He aquí la hipótesis: La carrera por el Más Valioso de la Liga Americana es, posiblemente, la mejor carrera por el premio al Jugador Más Valioso de todos los tiempos. He aquí la evidencia: Ya contamos con seis peloteros de posición con WAR mínimo de 7.0, junto a un séptimo candidato quien solo se encuentra persiguiendo la Triple Corona. Contar con tantos jugadores desempeñándose a un nivel tan alto es prácticamente algo sin precedentes, lo cual hace de esta lucha por el Más Valioso tan interesante.
He aquí la hipótesis: La carrera por el Más Valioso de la Liga Americana es, posiblemente, la mejor carrera por el premio al Jugador Más Valioso de todos los tiempos.

He aquí la evidencia: Ya contamos con seis peloteros de posición con WAR mínimo de 7.0, junto a un séptimo candidato quien solo se encuentra persiguiendo la Triple Corona. Contar con tantos jugadores desempeñándose a un nivel tan alto es prácticamente algo sin precedentes, lo cual hace de esta lucha por el Más Valioso tan interesante.

El relato se hace aún más interesante porque el consenso alrededor de Estados Unidos parece favorecer a Mookie Betts, líder de la Liga en WAR. Sin embargo, cuando fui a Boston el pasado fin de semana, la opinión compartida entre los periodistas que cubren al equipo y los peloteros de los Medias Rojas es que no está del todo claro si Betts es siquiera el Más Valioso de su propio club.

David Price lo dijo mejor cuando describió a Betts como Más Valioso de la Liga y a J.D. Martinez como Más Valioso de los Medias Rojas. En otras palabras, no hay manera de negar el brillo mostrado por Betts al plato, en el terreno y sobre las bases. A pesar de ello, si vamos más allá del WAR y le damos a Martínez el mérito por hacer mejores a sus compañeros (oh, además de su producción monstruosa en la caja de bateo), ha sido incluso más fundamental que Betts en llevar a Boston a disfrutar su primera campaña con 100 partidos ganados desde 1946.

Todos conocemos la historia detrás de la contratación de Martínez. En 2016, con David Ortiz como líder, los Medias Rojas eran una potencia ofensiva, comandando la liga con 878 carreras anotadas y disparando 208 jonrones. Betts bateó para .318/.363/.534. Tras el retiro de Ortiz en 2017, los Medias Rojas anotaron 785 carreras y batearon 168 cuadrangulares, a pesar de encontrarse en medio de un aumento dramático de las cifras de jonrones en las Mayores. Betts ligó para .264/.344/.459. Con Martínez recién firmado para convertirse en ancla de la alineación ofensiva, los Medias Rojas ya han anotado 786 carreras y sumado 186 jonrones. Betts batea para .340/.433/.627.

Los Medias Rojas no sólo elogian la presencia de Martínez como toletero, halagándolo por ser prácticamente otro coach de bateo dentro del staff. Ha ayudado a Betts con la trayectoria de su swing. Price ha declarado con respecto a la forma en la cual Martínez ayuda a sus compañeros durante los partidos con la mentalidad a asumir a la hora de enfrentar a algunos peloteros. Recuerdo haber conversado durante los entrenamientos primaverales con el manager de los Tigres, Ron Gardenhire, quien fuera entrenador en la anterior zafra con los Diamondbacks cuando Martínez tenía el madero encendido. Expresó no haber visto antes a alguien trabajar tanto en su bateo como Martínez, con toda la labor que hace detrás de cámaras.

¿Debería Martínez recibir puntos extra por esto? Probablemente no. Quizás la carrera por el Más Valioso dependa más de los números puestos entre las líneas. Y ciertamente, los números de Mookie le pertenecen a él y no a Martínez.

Mientras tanto, el otro gran relato presente es el que rodea a Alex Bergman, quien está haciendo un fuerte esfuerzo en estos momentos culminantes de la zafra. En la victoria del miércoles por parte de Astros, llegó a la cifra de 50 dobles y 100 impulsadas, convirtiéndose en el primer antesalista con 50 dobles y 30 jonrones. Con lesiones que han afectado en diversas ocasiones a Carlos Correa, George Springer y José Altuve (y con Correa y Springer muy por debajo del nivel productivo que ostentaban en 2017), Bregman ha sido claramente la pieza clave dentro de la alineación de los Astros, sumando apenas tres partidos de ausencia y bateando para .296/.398/.556, con mayor cifra de boletos que ponches.

Igualmente, ha sido letal en los momentos decisivos. Es líder de las Grandes Ligas en OPS con corredores en posición anotadora, ligando las absurdas cifras de .390/.480/.732; aunque Betts, Mike Trout (otro de nuestros candidatos al Más Valioso) y Martínez se ubican en los puestos 2-3-4 de las Mayores en dicha categoría. Por su parte, Bregman está bateando para .333/.440/.510 en situaciones de alta presión. Contra Oakland, equipo contra el cual los Astros batallan por el título del Oeste de la Liga Nacional, liga para .362/.470/.724 con 19 impulsadas en 18 partidos. El WAR no entra en juego en ninguna de las cifras anteriores.

El manager de los Astros, A.J. Hinch, ha apreciado de cerca los logros de Bregman. “Estos premios importantes a final de año realmente se trata de debatir aspectos triviales entre actuaciones de elite”, expresó en Boston el pasado fin de semana.

“Ciertamente, Alex se ha colocado al mismo nivel de cualquier otro que deseen mencionar. Su desempeño, durabilidad, jugar a ambos lados del parque… realmente, no se puede decir nada más contra otros peloteros cuando están consiguiendo logros de elite, pero nuestro chico está haciéndose de fuertes argumentos. A él le encanta el momento cumbre, lo adora”.

Entonces, existe la sensación de que esta es una carrera entre tres, pero no debemos ignorar a Trout, líder de la Liga Americana en OPS mientras juega en una posición media, contrario a los casos de Betts, Martínez o Bregman. No debemos tampoco ignorar a los compañeros en los Indios de Cleveland, José Ramírez (quien soltó su jonrón número 38 de la temporada este miércoles, el primero para él desde el 17 de agosto, aunque ya se encuentra en el club de los poseedores de 30 cuadrangulares y 30 bases estafadas) y Francisco Lindor (quien juega un campocorto sólido, es líder de las Mayores en carreras anotadas y ha soltado 34 bambinazos). Y definitivamente, no se puede dejar atrás al antesalista de los Atléticos, Matt Chapman, quien quizás sea el mejor jugador defensivo de las Grandes Ligas en la actual temporada. Oh, por cierto, Chapman es segundo en la Americana en OPS como visitante, solo por debajo de Trout.

He aquí el liderato en WAR, según Baseball-Reference.com:

Betts: 9.8

Trout: 9.0

Chapman: 8.0

Ramirez: 7.5

Lindor: 7.1

Bregman: 7.0

Andrelton Simmons: 5.8

Martinez: 5.7

Por cierto, Bregman es líder de la Americana en probabilidad agregada de triunfos, lo cual toma en cuenta la producción ofensiva basada en el score e inning en el partido. Ciertamente, adora el momento cumbre. (Martínez es segundo en esta categoría y Betts, tercero).

Volvemos a la idea original. Solo cuatro ligas han contado con siete peloteros de posición en lograr un WAR mínimo de 7.0 en una temporada:

Liga Americana 2011 (8)

Jacoby Ellsbury: 8.3

José Bautista: 8.3

Dustin Pedroia: 8.0

Miguel Cabrera: 7.6

Ben Zobrist: 7.6

Alex Gordon: 7.3

Evan Longoria: 7.2

Ian Kinsler: 7.0

Similar al caso de Betts y Chapman en la actual zafra, cinco de estos peloteros sumaron importante rating defensivo, con Pedroia, Zobrist, Gordon, Longoria y Kinsler recibiendo crédito por al menos 17 carreras salvadas a la defensiva cada uno. Este grupo no representó la fuerza ofensiva que sí mantuvo nuestro grupo de 2018. Solo Bautista, Cabrera y Ellsbury quedaron en el Top 10 en OPS de la Liga Americana. Nuestros peloteros de 2018 se ubicaron en los puestos 1-2-3-4-5-6-9.

El premio al Más Valioso recayó en Justin Verlander, quien recibió 13 de los 28 votos al primer lugar para así superar a Ellsbury y Bautista.

Liga Nacional 2004 (7)

Barry Bonds: 10.6

Adrián Beltré: 9.6

Scott Rolen: 9.2

Albert Pujols: 8.5

Todd Helton: 8.3

J.D. Drew: 8.3

Jim Edmonds: 7.2

Claro, esos peloteros fueron excepcionales. Quiero decir que… ¡Bonds tuvo OBP de .612! .812 de porcentaje de slugging. Son números dignos de Pequeñas Ligas. Tenemos la monstruosa campaña de 48 cuadrangulares con los Dodgers. Pujols, Edmonds y Rolen fueron compañeros en los Cardenales de San Luis y cada uno sumó OPS superior a 1.000. Por alguna razón, fueron barridos en la Serie Mundial de ese año.

Debido a la temporada surrealista de Bonds, no hubo competencia alguna en la votación del premio al Más Valioso. Bonds recibió 24 votos al primer lugar, Beltré seis y Pujols y Rolen, uno cada uno.

Liga Nacional 1998 (7) Barry Bonds: 8.1 John Olerud: 7.6 Mark McGwire: 7.5 Vladimir Guerrero: 7.4 Andruw Jones: 7.1 Chipper Jones: 7.1 Brian Jordan: 7.0

Bonds bateó para .303/.438/.609 con 37 cuadrangulares, 122 empujadas, 120 anotadas y 28 estafas y nadie se percató de ello porque McGwire y Sammy Sosa se metieron en la guerra de los jonrones. Bonds terminó en el octavo puesto en la votación del Más Valioso. Sosa, quien sumó WAR de 6.5, se impuso sobre McGwire al recibir 30 de 32 votos al primer lugar. Los Cachorros clasificaron a los playoffs y los Cardenales no, lo cual terminó siendo factor decisivo.

Liga Nacional 1996 (7)

Barry Bonds: 9.7

Bernard Gilkey: 8.1

Ellis Burks: 7.9

Ken Caminiti: 7.6

Jeff Bagwell: 7.5

Barry Larkin: 7.2

Lance Johnson: 7.2


Sí, Bonds otra vez. Ligó para .308/.461/.615 con 42 cuadrangulares, 40 bases robadas y 129 carreras impulsadas, terminando en el quinto puesto en la votación al Más Valioso. Hay que disfrutar los números alocados de esa era. ¿Gilkey? Claro, bateó para .317 con 30 cuadrangulares con los Mets en su única campaña altamente productiva y se le acreditaron 23 carreras salvadas por su fildeo. Terminó en el puesto 14 de la votación al Más Valioso. El ganador unánime del palmarés fue el fallecido Ken Caminiti, quien ligó 40 jonrones (por cierto, 17 peloteros de Grandes Ligas sumaron cada uno al menos 40 vuelacercas en 1996, mayor cifra de todos los tiempos), llevando así a los Padres a ganar el banderín de su división.

Por todo lo anterior, sugiero que la actual quizás sea la mejor carrera de todos los tiempos por el Premio al Jugador Más Valioso. Podríamos ver al final de campaña un total de 6 peloteros con WAR mínimo de 8, igualando el total de la Liga Nacional en 2004. Incluso si la votación no termina siendo reñida (Betts se llevaría mi voto y pronostico que será el ganador), esta ha sido una temporada increíble en cuanto a actuaciones a nivel de súper estrellas.

David Schoenfield | ESPN.com
Share
Banner

Emmanuel Rosario A.

Post A Comment: