Navigation

Kyrie Irving, el principal objetivo de los Knicks para 2019

La agencia libre de 2019 tiene potencial de sobra para dar un vuelco al panorama actual de la NBA. Una gran cantidad de superestrellas como Kevin Durant, Kawhi Leonard o DeMarcus Cousins estarán en el mercado el siguiente verano, y son muchos los equipos que piensan ya en cómo reforzarse a partir del próximo mes de julio.
La agencia libre de 2019 tiene potencial de sobra para dar un vuelco al panorama actual de la NBA. Una gran cantidad de superestrellas como Kevin Durant, Kawhi Leonard o DeMarcus Cousins estarán en el mercado el siguiente verano, y son muchos los equipos que piensan ya en cómo reforzarse a partir del próximo mes de julio.

Uno de ellos son los New York Knicks, que, tras varios años tratando sin éxito de reconstruir a través del Draft, han puesto ya la vista sobre uno de los agentes libres más importantes del próximo mercado: Kyrie Irving. Así lo ha hecho saber Sherrod Blakely, periodista de la NBC, quien afirma que “desde la franquicia han dejado totalmente claro que si tuviesen que elegir entre los jugadores que serán agentes libres en 2019, Irving sería su primera, segunda, tercera y cuarta opción”.

El contrato de Kyrie, pese a finalizar esta temporada, cuenta con una opción de jugador que permitiría al base extenderlo un año más, pero los 21 millones contemplados en dicha opción se antojan muy por debajo de lo que Irving podría recibir como agente libre. Aunque todo apunta a que los Celtics son optimistas con respecto a su continuidad, si Al Horford ejerciese su opción de jugador por 30 millones (lo cual parece probable) los de Boston se quedarían sin demasiado espacio para ofrecer un gran contrato al ex de los Cavaliers. Su proyecto deportivo, ahora mismo mucho más ambicioso que el de los Knicks, sería su mayor baza.

Varias cuestiones previas
Pese a su claro interés, la franquicia neoyorquina tendrá que afrontar algunos asuntos antes de plantearse la contratación del base. En primer lugar está Porzingis, a quien deben renovar antes del 15 de octubre si quieren evitar que sea agente libre el año que viene. Si se cumple la lógica, el letón extenderá su contrato por el máximo de 158 millones en cinco años.

Esto dificultaría a los Knicks ofrecer un gran contrato, pues, aunque estarían aún a unos 30 millones de alcanzar el impuesto de lujo, lo harían con solo nueve jugadores con contratos en activo. Entra entonces la segunda cuestión clave del año: Joakim Noah.

El francés tiene garantizados 18,5 millones esta temporada y 19,3 para la próxima, pero todo apunta a que la franquicia le aplicará una stretch provision para poder distribuir el pago de forma más eficiente y tener más espacio salarial el próximo verano. Una vez hecho esto, estarán ya en disposición de hacerse con Irving, aunque la parte más compleja parece convencer al jugador de que puede aspirar a más en la Gran Manzana que en Boston. Quizás lo que ocurra este año en las pistas sea tan importante en este aspecto como lo que ocurra en los despachos.

Fuente: NBAManiacs.com 
Share
Banner

Emmanuel Rosario A.

Post A Comment: