Navigation

Los mejor pagados de la NBA, versión 2018

Aunque el mercado de la NBA sigue activo, no parece que a estas alturas la agencia libre vaya a dar grandes bombazos, por lo que llega el momento de empezar a analizar sus consecuencias a nivel económico. Para ello, qué mejor que echar un vistazo a la lista de los 50 jugadores mejor pagados de la temporada 2018-19.
Aunque el mercado de la NBA sigue activo, no parece que a estas alturas la agencia libre vaya a dar grandes bombazos, por lo que llega el momento de empezar a analizar sus consecuencias a nivel económico. Para ello, qué mejor que echar un vistazo a la lista de los 50 jugadores mejor pagados de la temporada 2018-19.

La base de datos de nbamaniacs incluye las listas de los jugadores mejor pagados de cada temporada desde la 1984-85, y ya ha sido actualizada con la de la temporada que arrancará en octubre. Conviene analizar los distintos cambios producidos para comprender mejor cómo se ha movido el mercado.

Repite Curry como líder
Stephen Curry lidera la lista por segundo año consecutivo con un salario de más de 37 millones de dólares. El de los Warriors es seguido por LeBron James y Chris Paul, ambos con un sueldo de 35,6 millones tras sus respectivos nuevos contratos con Lakers y Rockets. Aunque LeBron ya ocupó dicha posición la temporada pasada, el base de Houston se ha colado en el podio con uno de los mayores aumentos del año, pues cobrará 11 millones más que los 24,6 que recibió la temporada tras su millonaria renovación con franquicia texana.

11 jugadores con más de 30 millones y 25 con 25
Aunque es en la próxima agencia libre donde se espera un nuevo salto en el límite salarial, la tendencia de la Liga hacia unos salarios cada vez más altos se hace notar en la lista de este año. Mientras que en el curso 17-18 eran tres los jugadores con una retribución igual o superior a los 30 millones, este serán 11 los que superen esa barrera. Lo mismo ocurre con la cifra de 25 millones, pues esta próxima temporada hasta 25 jugadores superarán dicha cantidad, 10 más que la pasada campaña.

Este aumento general es especialmente significativo en tres jugadores: Chris Paul, ya mencionado; Paul George, que pasa del puesto 42 a ser octavo gracias a su nuevo contrato con los Thunder; y Tyler Johnson. Este último, que ni siquiera estaba cerca del Top-50 el año pasado, se cuela en el puesto 46 con un sueldo de 19,2 millones, casi 14 millones más que los 5,8 que recibió esta pasada temporada. También merece mención el caso de Kevin Durant, que este año no ha sido tan “benévolo” en su renovación con los Warriors y pasará de cobrar 25 millones a recibir 30, aunque el aumento podría haber sido bastante mayor.

Irrupción del Draft de 2014
Tras cuatro temporadas como profesionales, los jugadores que se incorporaron a la NBA en 2014 han visto por fin como sus contratos de rookie se hacían imposibles de extender y les llegaba la hora de firmar su primera gran cifra. Aquel fue un Draft sobre el que recaían muchas expectativas, y aunque, por diversos motivos, algunos jugadores no han terminado de tener el impacto esperado en la liga, el dinero invertido en ellos ha sido cuantioso.

Hasta seis jugadores de aquella generación se cuelan en el Top-50 de este año, de los cuales el que ocupa una posición más alta es el que fue elegido más abajo en el Draft: Nikola Jokic. El serbio, que ha renovado con los Nuggets con un contrato máximo, se sitúa en el puesto 19 por delante de Joel Embiid, Andrew Wiggins y Aaron Gordon, que ocupan las posiciones 24, 25 y 38 respectivamente.

Cierran esta lista particular Jabari Parker y Zach LaVine, dos jugadores en cuyas carreras se perciben ciertas similitudes. Los dos han sufrido serios problemas de lesiones que han lastrado su primera etapa en la NBA, pero se percibe en ellos un gran potencial que ha hecho que su contrato sea de los más altos de la Liga. Ambos han firmado por los Bulls, que, sobre todo en el caso de Parker, parecen haberles ofrecido un salario acorde al nivel que se prevé que puedan alcanzar más que al que han demostrado hasta ahora.

Caídas y desapariciones
No para todo el mundo este verano ha supuesto buenas noticias a nivel económico. Algunos jugadores se han visto forzados a renunciar a mucho dinero para poder encontrar un contrato, como es el caso de J.J. Redick, que cobrará 10,5 millones menos que la temporada pasada para poder continuar en los Sixers, o DeMarcus Cousins, cuya lesión en el talón de Aquiles le ha imposibilitado encontrar un gran contrato y ha acabado recalando en Golden State por 5,3 millones, 13 menos que los que cobraba en Nueva Orleans. También perderá muchos millones Dwight Howard, cuyo bajón de nivel, que ya le hizo perder hace varios años el status de superestrella, le ha hecho ahora pasar de recibir 23,5 millones a 11.

No obstante, hablar de rebajas de sueldo este verano es hablar de Carmelo Anthony. Tras una mala campaña en los Thunder, el alero fue traspasado a los Hawks, cuya única intención era acordar un buyout para liberar espacio en la plantilla, permitiendo a Melo firmar por los Rockets por el mínimo de veterano, es decir, 2,4 millones. No obstante hay que puntualizar que aunque Anthony desaparece del listado de los mejor pagados, el alero percibirá un total de 27,9 millones entre lo que le abonará Atlanta y su sueldo en Houston, cantidad que le dejaría en el Top-15 de la NBA.

Los más representados
Hasta ocho franquicias cuentan con tres jugadores entre los 50 mejor pagados: Washington Wizards, Oklahoma City Thunder, Golden State Warriors, Minnesota Timberwolves, Toronto Raptors, Houston Rockets, Boston Celtics, y Memphis Grizzlies. Es especialmente llamativo el caso de estos últimos, pues acabaron la temporada en el penúltimo puesto y apenas tienen espacio salarial para reconstruir debido a varios contratos inflados, especialmente el de Chandler Parsons.

Los ausentes
Phoenix Suns, Brooklyn Nets, New York Knicks, Atlanta Hawks y Sacramento Kings son los cinco equipos que no están representados en la lista. Aunque la situación de cada uno es bien distinta, todos a su manera viven un proceso de reconstrucción que les hace no contar con una superestrella con un gran sueldo. El caso más grave parece el de los Nets, que siguen pagando las consecuencias del traspaso de Kevin Garnett y Paul Pierce en 2014, el cual hipotecó el futuro de la plantilla y les ha dejado poco margen para moverse estos últimos años.

Fuente: NBAManiacs.com
Share
Banner

Emmanuel Rosario A.

Post A Comment: