Navigation

MLB: ¿Quién será el próximo lanzador en llegar a los 3,000 ponches en Grandes Ligas?

Hace 20 años, el 5 de julio de 1998, Roger Clemens llegó a los 3,000 ponches de por vida. El para entonces lanzador de los Azulejos de Toronto se convirtió en en el undécimo lanzador que ponchaba a 3,000 rivales, y sólo otros cinco se han unido al exclusivo grupo desde ese momento. De hecho, la cofradía de pitchers con 3,000 ponches tiene menos miembros que el club de los 3,000 hits (32), el de los 500 jonrones (27) y el de las 300 victorias (24).
Hace 20 años, el 5 de julio de 1998, Roger Clemens llegó a los 3,000 ponches de por vida. El para entonces lanzador de los Azulejos de Toronto se convirtió en en el undécimo lanzador que ponchaba a 3,000 rivales, y sólo otros cinco se han unido al exclusivo grupo desde ese momento. De hecho, la cofradía de pitchers con 3,000 ponches tiene menos miembros que el club de los 3,000 hits (32), el de los 500 jonrones (27) y el de las 300 victorias (24).

Pero el promedio de ponches de un lanzador de Grandes Ligas ha subido casi el 6% desde el año en el que Clemens arribó a los 3,000, por lo que luce lógico que el grupo pueda crecer tarde o temprano. Celebrando el aniversario del hito de Clemens, aquí les dejamos una lista de candidatos que podrían llegar hasta allá.

En la puerta

CC Sabathia (2,917)
Puede que Sabathia ya no lance a 96-97 mph, pero sigue siendo efectivo. El zurdo es el mejor ejemplo del veterano que logra reajustar su carrera, gracias a su sapiencia y un mejor uso de sus envíos secundarios. Será agente libre tras esta temporada, ya con 38 años, pero juegos como el del pasado viernes contra los Medias Rojas (7 innings, una carrera, cinco ponches) sirven para demostrar que el veterano tiene talento para lanzar otra campaña-o más--y lograr los ponches que le faltan.

Justin Verlander (2,570)
Un pitcher de 35 años, que depende de su recta, y con más de 2,500 innings en el brazo, podría levantar dudas sobre sus posibilidades, pero pocos lanzadores han tenido un resurgir como el del derecho de los Astros. Armado con su bola rápida de siempre y el montón de información que le proporciona el departamento de estadísticas de los Astros, Verlander es favorito para ganarse el Cy Young de la Liga Americana y bien podría lograr su cuarta temporada con 250 ponches. Incluso si baja el ritmo los próximos años, no es una locura pensar en los 4,000.

Necesitan otro empujón

Bartolo Colón (2,510)
Será una dura batalla para el dominicano de 45 años, quien a estas alturas de su carrera es uno de los lanzadores que menos poncha. Colón necesitaría estar activo hasta los 50 años para lograrlo, pero ya sabemos que es capaz de desafiar las expectativas.

Zack Greinke (2,348)
La del 2018 podría ser la cuarta temporada de Greinke con 200 ponches después de cumplir 30 años, y los D-backs lo tienen bajo contrato hasta el 2021. Eso significa que el brillante derecho podría tener suficiente tiempo para encontrar la manera de arribar a los 3,000 ponches.

Cole Hamels (2,331)
Con más de 600 ponches por delante, la gran interrogante con respecto a Hamels es cuánto más va a lanzar. El zurdo de 34 años tiene una opción más en su contrato para el 2019, y los Rangers podrían cambiarlo a un equipo en la pelea por la postemporada antes de que termine este mes.

Félix Hernández (2,427)
Al igual que Hamels, el venezolano ha perdido velocidad y ya no poncha tanto como antes, lo que significa que necesitará retomar su nivel de antes o lanzar muchos años para poder llegar a los 3,000 abanicados. El Rey ya tiene 2,602 innings en su brazo, pero con 32 años todavía se puede pensar que puede encontrar la fórmula de Sabathia. Ya parece estar haciéndolo en el 2018, temporada en la que ha dependido mucho más de sus pitcheos lentos.

Bien encaminados

Max Scherzer (2,314)
¿Hay razones para pensar que Scherzer no lo va a lograr? Próximo a cumplir 34 años, está ponchando al 37.5% de los rivales que enfrenta y podría lograr su primera temporada de 300 guillotinados. Es tan competitivo como el que más en el béisbol, y seguramente tiene un número mayor a 3,000 en mente.

Clayton Kershaw (2,185)
Cualquier proyección sobre Kershaw tiene que venir con un asterisco sobre el estado de su espalda, pero eso no significa que vaya a dejar de intentarlo. Incluso con una recta de 91 mph, Kershaw sigue siendo capaz de ponchar a 10 por juego gracias a su ración de sliders y curvas. Tiene la juventud (sólo 30 años de edad) de su lado.

Chris Sale (1,716)
La joya de 11 ponches que tiró el viernes pasado en el Yankee Stadium es el último ejemplo de por qué debemos creer que es capaz de llegar a 3,000. El as de Boston probablemente esté en el tope de su carrera, enrumbado a ponchar a 300 por segundo año corrido gracias al dominio de su poderosa recta, venenoso slider y devastador cambio. Necesitaría ponchar a 200 por temporada en sus próximas seis campañas, un ritmo perfectamente realista presumiendo que se mantenga saludable.

La tienen difícil

Jon Lester (2,115 a los 34 años) y James Shields (2,156 a los 36 años)

Jóvenes a seguir

Trevor Bauer (861), el dominicano Carlos Martínez (763), Robbie Ray (632), Noah Syndergaard (494), Dylan Bundy (364) y el puertorriqueño José Berríos (302).

Por Matt Kelly / MLB.com
Share
Banner

Emmanuel Rosario A.

Post A Comment: