Breaking News

Latinos de la Semana LN: un adolescente dominicano brilla entre hombres

Con apenas 19 años y 59 partidos en Grandes Ligas, el jovencito dominicano Juan Soto está llamado a convertirse en la nueva cara de la franquicia de los Nacionales de Washington, ante la inminente partida de Bryce Harper a la agencia libre cuando termine esta temporada.

En su breve estancia en las Mayores, la naciente estrella de los capitalinos ya ha conseguido cosas notables, como cuando el pasado 13 de junio, en un partido interligas, disparó dos jonrones en el Yankee Stadium, convirtiéndose en el primer adolescente en hacerlo desde que lo lograra el curazoleño Andruw Jones en la Serie Mundial de 1996 con los Bravos de Atlanta.

Soto ya suma 13 cuadrangulares, la segunda mayor cifra para un debutante en la Liga Nacional, sólo superado por el mexicano Christian Villanueva, de los Padres de San Diego, quien acumula 19, pero en 92 partidos.

En la semana del domingo 22 al sábado 28 de julio, el dominicano de los Nacionales fue el mejor pelotero latino del viejo circuito, al conectar 11 hits en 28 turnos, para average de .393, con siete carreras anotadas y seis impulsadas.

Entre sus imparables sumó dos dobletes, un triple y tres jonrones, para un promedio de slugging de .857.

Sobresaliente con el madero estuvo también el cubano Yasmani Grandal, receptor de Dodgers de Los Angeles.

Grandal se fue de 21-7, para average de .333, con cuatro anotadas y seis remolcadas.

Como extrabases despachó cuatro vuelacercas y su promedio de slugging fue de .714.

Otro enmascarado que le dio a la pelota en la cara fue el puertorriquelo Yadier Molina, de los Cardenales de San Luis.

Molina conectó 11 cohetes en 27 oportunidades, para average de .407, con cuatro anotadas y tres empujadas.

Entre sus hits, aportó tres biangulares y un cuadrangular, para un promedio de slugging de .630.

Otro boricua que ya se ha hecho habitual en esta lista semanal es Javier Báez, el segunda base de los Cachorros de Chicago.

Báez, el pelotero más divertido a ver en todo el béisbol, bateó ocho hits en 23 veces en los últimos siete días, para average de .348, con dos anotadas y tres remolques.

Como extrabases conectó par de jonrones y su promedio de slugging semanal fue de .435.

Encendido estuvo el dominicano Maikel Franco, de los Filis de Filadelfia.

Franco se fue de 28-8 (.286), con cinco anotadas e igual cantidad de impulsadas.

Seis de sus ocho hits fueron extrabases, dos dobletes y cuatro cuadrangulares, para un promedio de slugging de .750.

El Junior, de los Azulejos de Toronto, ha vuelto de las Menores con el bate más caliente, para darle la razón a quienes lo ponían por encima de su hermano.

Y su compatriota Gregory Polanco, de los Piratas de Pittsburgh, también disfrutó de buena semana, al pegar nueve imparables en 28 ocasiones (.321), con seis anotadas y siete remolcadas.

Polanco bateó dos dobles, un triple y dos jonrones como extrabases y su slugging fue de .679.

Frío, frío
Semana para el olvido tuvo el puertorriqueño Kike Hernandez, de los Dodgers, con dos hits en 21 veces (.095) y tres ponches.

Para hacer más miserable aún las cosas para Hernández, el manager Dave Roberts lo puso a lanzar en el decimosexto inning del juego del martes pasado contra Filadelfia y en un tercio de labor permitió tres carreras y cargó con la derrota.

Tampoco tuvo nada que celebrar el venezolano Gerardo Parra, de los Rockies de Colorado, con apenas un hit en 12 turnos (.083) y siete abanicados.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 15 hasta el sábado 21 de julio.

Por Jorge Morejón | ESPN.com