DeFreites: “Desde que vi a Vladimir en Nizao, sentí algo especial” - QuisqueyanoSports

DeFreites: “Desde que vi a Vladimir en Nizao, sentí algo especial”

Share This
SANTO DOMINGO.- Desde que Arturo DeFreites, a la sazón scout de los Expos de Montreal en el 1993,  vio por primera vez a Vladimir Guerrero en Nizao, sintió algo especial. En ese momento se enamoró de las virtudes del hombre que este domingo será exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown.

DeFreites rememora cuando Vladimir llegó por primera vez a la academia de los Expos de Montreal en la carretera de Mendoza, un lugar inhóspito, como era normal en aquel entonces.

“Lo vi un sábado en Nizao y sentí una sensación especial por sus cualidades”, dijo DeFreites, quien lo vio junto al scout Víctor Franco y que tenía un programa muy famoso en Nizao. “Fue cuando convencí a Fred Ferreiras, jefe de scouts de Montreal para firmarlo”.

Luego, De Freites se percató que los Dodgers de los Ángeles no lo firmaron. “Vladimir duró varios días en la academia de los Dodgers, pero ellos no lo contrataron. Cuando me di cuenta me acerqué y lo firmé”, recordó.



Sostuvo que Vladimir siempre ha sido el mismo Vladimir: “Un muchacho humilde, de poco hablar, tranquilo, espigado, fuerte, pero con un gran corazón”, dijo De Freites, quien estuvo como scout de los Expos (hoy Nacionales de Washington)  por 12 años.

“Vladimir ha sido igual desde que lo conocí. Fiel, trabajador, respetuoso. Todas esas cualidades las sigue teniendo”, agregó. “No te digo que me quiere como un padre, pero me estima, me tiene como una persona especial, no solo él, sino toda su familia”, aseguró.

De Freites es uno de los invitados especiales de Vladimir. Llegará a Cooperstown el viernes, previo a la exaltación.

“Estaré bien cerca de Vladimir porque él me lo pidió. Tenemos una gran amistad de toda la vida. Nos llamamos siempre, tratamos de vernos cada cierto tiempo.”, acotó.

De Freites, quien firmó a Vladimir por 2 mil dólares, luego de que los Dodgers no lo contrataron, define como especial estar cerca de su pupilo en Cooperstown.

“He firmado muchos peloteros, pero ninguno como Vladimir. Era excitante verlo jugar, un jugador de cuatro herramientas desde que lo vi, hoy lo veo en Cooperstown y me siento orgulloso”, sostuvo el ahora scout de los Rays de Tampa.

Por William Aish 

Gallery

Pages