Breaking News

Steven Moya: “siempre he sido admirador de la cultura japonesa”

Hiroshima, Japón. Especial - Recientemente, tuvimos la fortuna de conversar en el Estadio Mazda de Hiroshima con el dominicano Steven Moya, quien nos explicó cómo ha sido hasta ahora su experiencia en el béisbol japonés.

A pesar de que todo le parece muy diferente a lo que está acostumbrado a ver en su país, la experiencia de jugar en la NPB no podría ser más agradable. Si bien no ha tenido la oportunidad de jugar a diario, cuando lo ha hecho ha podido ayudar a su equipo y eso es lo que desea seguir haciendo.

La ayuda que le han brindado sus compañeros de equipo latinos ha sido invalorable porque le ha permitido adaptarse más rápido a la liga, el nivel de juego del circuito le parece muy alto y no podría estar más contento de ver con sus propios ojos todas las cosas sorprendentes que había escuchado de Japón en su país.

Antes que nada, cuéntanos cómo llegaste a Japón.

Bueno, yo estaba jugando pelota invernal en Dominicana y se me acercó uno de los scouts de los Dragones y me preguntó que si yo estaba interesado en venir a Japón. Yo le dije que claro, que sería una experiencia muy buena para mí. Cuando uno va a Dominicana, uno siempre trata de tener una buena campaña para impresionar a los equipos y así conseguir diferentes oportunidades y ofertas. Gracias a Dios, esta fue la oferta que se me presentó y a mí me pareció muy buena, así que decidí venirme.

¿Qué tal ha sido hasta ahora la experiencia de jugar en la NPB?

Tremenda. Aquí todo es completamente diferente. Incluso el béisbol es un poquito diferente, pero a pesar de eso ha sido una experiencia muy bonita. Este es un país tremendamente bonito, con una cultura muy diferente. La experiencia ha sido muy buena hasta ahora.

No te fue muy bien en los entrenamientos primaverales, pero en lo que comenzó la temporada y te dieron la oportunidad de jugar rendiste muy bien. ¿Cómo te sientes al respecto?

Al final de los entrenamientos primaverales tuve un pequeño accidente con mi dedo y no pude rendir como quería, así que ellos tomaron la decisión que tenían que tomar y me bajaron. Pero bueno, uno lo que tiene es que seguir trabajando y ya. Gracias a Dios, hasta ahora he podido ayudar al equipo cuando me ha necesitado y eso es lo que espero seguir haciendo.

¿Qué tanto te ha ayudado la presencia en el equipo de varios latinos que ya tienen tiempo aquí, como los cubanos Dayán Viciedo y Omar Linares y el dominicano Francis Ruiz?

Mucho. Ellos están siempre pendientes de los jugadores nuevos que llegamos al equipo y nos viven dando consejos. Nos dicen las cosas que ellos creen que necesitamos saber para poder adaptarnos a la liga y eso nos ayuda mucho porque ellos tienen mucha experiencia aquí. Son muchas las cosas que han compartido con nosotros y eso nos ha ayudado a hacer los ajustes y a adaptarnos rápido a la liga.

¿Qué te parece el equipo para el que juegas?

Tremendo. Tenemos un buen equipo y los muchachos son excelentes, de verdad que no me puedo quejar. Además, yo creo que tenemos la calidad y las herramientas para seguir ganando juegos y al final pelear por el campeonato.

Las dos últimas temporadas no fueron buenas, pero el equipo ha mejorado este año. ¿Qué tan lejos crees que puedan llegar?

Yo creo que nosotros podemos ganar. Sólo tenemos que seguir ejecutando las cosas que tenemos que hacer en el terreno y ponerlo todo junto, pitcheo, bateo y corrido de bases, para así poder obtener los resultados que queremos.

¿Qué te ha parecido hasta ahora el nivel de la liga?

Muy bueno. Esta es una liga muy competitiva. Esto es béisbol profesional y aquí hay gente que lo ha jugado por muchos años. Los japoneses son bien competitivos y tienen mucho oficio. Los pitchers tienen pitcheos de mucha calidad y los bateadores tienen muy buen contacto. Esta es una liga en la que uno tiene que fajarse para que le vaya bien.

Si te dan la oportunidad, ¿cuánto tiempo más te gustaría quedarte aquí?

Todo el tiempo que me puedan dar en este lugar es una bendición. Mientras uno esté vestido y tenga un uniforme puesto, todo es una bendición. Si Dios me da la oportunidad de quedarme 5, 6 o 7 años más aquí, eso será una bendición para mí.

Finalmente, ¿qué es lo que más te ha gustado de Japón hasta ahora?

Yo siempre he sido admirador de la cultura japonesa. Desde los Anime, que uno los ve en los países de uno; la comida, la disciplina de la gente, el Shinkansen, que es muy rápido... todas esas cosas que uno ha escuchado tanto desde que uno está allá en su país y luego uno llega aquí y las ve con sus propios ojos, es algo maravilloso.

Por Claudio Rodríguez Otero / Béisbol Japones