Opinión: 10 peloteros con altas expectativas a quienes se les acaba el tiempo para alcanzar el estrellato - QuisqueyanoSports

Opinión: 10 peloteros con altas expectativas a quienes se les acaba el tiempo para alcanzar el estrellato

Share This
El draft de las Grandes Ligas concluye este miércoles, siendo una ocasión emocionante e importante para cada organización. También representa un recordatorio anual de lo difícil que es proyectar el desempeño de peloteros que están en la secundaria o universidad con miras al futuro. El béisbol es un deporte muy difícil, con tantas variables desconocidas.

Esta es una lista de 10 peloteros, todos considerados prospectos de alto nivel al surgir en su camino a las Menores. Los he elegido más o menos de forma aleatoria, porque sus líneas estadísticas en 2018 presentan oscilaciones muy pronunciadas por varias razones. Cinco de ellos cuentan con WAR negativo, uno tiene 0.0 y otro se ubica apenas por encima de nivel de reemplazo con WAR de 0.1. Sigue siendo muy prematuro para denominarles como fracasos (uno nunca sabe en el béisbol) y algunos de ellos ya han tenido, en algún momento, éxito significativo en Grandes Ligas.

Sin embargo, todos se encuentran, de alguna forma, en una encrucijada en sus carreras. Revisemos.

Lucas Giolito, PD, Chicago White Sox

Estadísticas: 3-6, 7.53 de efectividad, 55 IP, 56 H, 37 BB, 30 SO, 8 HR, menos-1.1 WAR

Edad: 23.3

Mejor estatus como prospecto: No. 3 (previo a 2016) según Keith Law, MLB.com y Baseball Prospectus

Giolito fue considerado uno de los mejores diestros de secundaria visto por los scouts cuando lanzaba de forma regular una recta de 99 millas por hora durante su última temporada en la secundaria Harvard-Westlake de Los Ángeles, terminando con los Washington Nationals en el puesto 16 del draft 2012 por haber sufrido esguince en el ligamento lateral interno de su codo derecho. Hizo una aparición como profesional para luego someterse a una cirugía Tommy John. Logró recuperarse hasta convertirse en uno de los principales prospectos del pitcheo en las Menores. Sin embargo, tras un discreto debut en 2016, los Nacionales lo despacharon a los Medias Blancas en el canje por Adam Eaton.

Los aficionados de los Medias Blancas quizás recuerden a Scott Ruffcorn. Me duele decir esto, pero Giolito me recuerda un poco a Ruffcorn. Éste último fue seleccionado en primera ronda del draft en 1991 (aunque no tan cotizado como Giolito) y dominó en Ligas Menores. Por alguna razón, no podía lanzar strikes en las Mayores: sumó 70 boletos en 70 1/3 innings de por vida. Giolito tiene promedio de 6.1 boletos por cada nueve innings y lleva 10 golpeados, con más boletos que ponches. Se trata de un promedio que ya no estamos viendo por estos días. Podemos analizar todas las métricas de cien formas distintas, pero, me pregunto si, al igual que Ruffcorn, simplemente carece de confianza a nivel de Grandes Ligas.


Si desean sumergirse en los números, pueden ver que ha experimentado dificultades en lo particular contra zurdos (OPS de .958), porque su curva y cambio de velocidad no han llegado a madurar hasta convertirse en pitcheos efectivos. Debido a ello, se muestra tímido con la recta dentro de la zona de strike. El único pitcheo que realmente funciona para él es su slider. Tiene apenas 22 aperturas de por vida, por ende, es demasiado temprano para tirar la toalla con él y no pensar en que pueda ser abridor de un equipo en reconstrucción como los Medias Blancas y quizás, necesita empezar a mostrar resultados positivos.

Byron Buxton, CF, Mellizos de Minnesota

Estadísticas: .156/.183/.200, 3 BB, 28 SO, 0 HR, menos-0.2 WAR

Edad: 24.1

Mejor estatus como prospecto: No. 1 por consenso (previo a 2014)

Buxton ha mostrado destellos de brillo. Por ejemplo, está su mes de septiembre de 2016, cuando bateó 9 cuadrangulares; al igual que la segunda mitad de 2017, cuando ligó para .300/.347/.546. Sin embargo, esos destellos tienen de por medio largas sequías con resultados nulos al plato. Conversé con el oficial jefe de operaciones de béisbol de los Mellizos, Derek Falvey, durante el Spring Training y algo notable que nos expresó es que Buxton desea ser un gran pelotero de forma desesperada, por lo cual puede terminar presionándose a sí mismo en exceso.

Buxton se encuentra en la lista de incapacitados con un dedo del pie fracturado. No obstante, antes de su lesión ya estaba mostrando nuevamente ciertos malos hábitos al plato, con un promedio de 39 por ciento de persecución de pitcheos. El año pasado, tenía promedio del 32.4 por ciento durante la segunda mitad de 2017, lo cual sigue siendo alto, pero era una cifra con la cual podía infundir cierto daño. Ahora, Buxton suma más de 1.000 apariciones al plato en las Mayores y posee porcentaje de embasado de por vida de .285. No tiene que ser grandioso al plato (su WAR de 2017 fue de 5.2 a pesar de su .314 de porcentaje de embasado, gracias a su brillante defensiva), pero sí necesita ser más consistente.

Miguel Sanó, 3B, Mellizos

Estadísticas: .212/.282/.449, 12 BB, 52 SO, 7 HR, menos-0.1 WAR

Edad: 25.0

Mejor estatus como prospecto: No. 4 (previo a 2014) según MLB.com

Es sencillo ver por qué los Mellizos han decepcionado, cuando dos de los prospectos de quienes se esperaba se convirtieran en pilares de la franquicia no han logrado hacer el trabajo. El promedio de ponches de Sanó ha ido de ser extremo a convertirse en espeluznante. Oscilaba en sus tres primeras campañas entre 35 y 36 por ciento y ahora se encuentra en el 40 por ciento, lo cual ha venido con un promedio de persecución de pitcheos en franco deterioro y, en consecuencia, con el menor promedio de boletos negociados de su carrera (tenía 15.8 por ciento de novato y ahora se ubica este año en 9.2 por ciento). Nuevamente Sanó ha debido ausentarse por cierto tiempo; sin embargo, 52 ponches en 29 partidos se traducen en un aturdidor total de 269 en 150 partidos. En alguna parte, Joe Sewell está llorando.

Sanó fue un pelotero con WAR de 2.5 en 114 partidos durante la pasada campaña. Por ello, no representa una causa perdida; pero su regresión en disciplina al plato es motivo de preocupación. Su acondicionamiento físico sigue siendo otro tema distinto y si bien jugó tercera base de forma aceptable en 2017 (menos-6 carreras salvadas a la defensiva), si pasa a la inicial eso pondrá mayor presión en su bate. Sanó parecía ser un slugger capaz de soltar 45 jonrones cuando era tan destacado como novato. ¿Podrá alcanzar ese nivel algún día?

Tyler Glasnow, PD, Pittsburgh Pirates

Estadísticas: 1-1, 4.35 de efectividad, 31 IP, 27 H, 16 BB, 40 SO, 2 HR, 0.2 WAR

Edad: 24.2

Mejor estatus como prospecto: No. 6 (previo a 2016) según Keith Law

Glasnow siempre fue un comodín como prospecto, considerando la dificultad que representa el poder mantener su humanidad de 6 pies, 8 pulgadas, con una mecánica consistente. Como abridor en Triple-A, dominó durante varios periodos en tres temporadas: 1.95 de efectividad, 321 ponches en 245 innings, permitiendo apenas 155 hits. Sin embargo, otorgó 115 boletos y ese dominio errático le pasó factura a nivel de Grandes Ligas en 2017, cuando sumó efectividad de 7.69 en 13 aperturas y 62 innings. Un pitcher difícil de batear en Triple-A se convirtió en uno con promedio de bateo de sus oponentes de .319 en las Mayores, con 13 cuadrangulares. Ouch.

Los Piratas no perdieron tiempo con él. Lo pasaron al bullpen, donde la velocidad de su recta ha subido un poco (con promedio de 96.3 millas por hora) y ha limitado sus cifras de jonrones y de cierta manera limitado su generosidad con los boletos. El trio potencial en la rotación conformado por Gerrit Cole, Jameson Taillon y Glasnow no se hizo realidad. Sin embargo, Glasnow cuenta con la oportunidad de convertirse en relevista dominante con el potencial de ser cerrador, si mejora su control.

Austin Hedges, C, San Diego Padres

Estadísticas: .173/.235/.293, 6 BB, 30 SO, 2 HR, 0.0 WAR

Edad: 25.2

Mejor estatus como prospecto: No. 18 (previo a 2014) según Baseball Prospectus

Generalmente, los receptores de secundaria tomados en las primeras dos rondas del draft no cuentan con un historial brillante. Sin embargo, Hedges se estableció rápidamente como un solido prospecto versátil, tras mostrar campañas solventes en Clase A en 2012 y 2013. Su bateo decayó con el San Antonio en Doble-A en 2014. A pesar de ello, los Padres lo llevaron de forma acelerada a Grandes Ligas en 2015.

Hedges hizo cambios a su swing en 2016 en Triple-A a fin de sumar mayor poder, redundando en 18 jonrones con los Padres en 2017, aunque con promedio ofensivo de .214 y porcentaje de embasado de .262. Nunca ha sido gran negociador de boletos, pero ahora su juego ofensivo es unidimensional, una versión de Mike Zunino en la Liga Nacional. Seremos benignos con él en 2018 ya que sólo cuenta con 81 apariciones al plato y actualmente se encuentra en la Lista de Incapacitados con tendinitis en su codo. El viejo cliché dice que los catchers a menudo desarrollan su bateo de forma tardía, por ello, los Padres deberán seguir mostrando paciencia.

San Diego cuenta con uno de los sistemas de granjas con mayor profundidad. Sin embargo, su anterior oleada de prospectos aún no ha causado mayor impacto: Hedges, Hunter Renfroe, Manuel Margot (quien no ha bateado tras una prometedora campaña como novato en 2017), Cory Spangenberg y Dinelson Lamet (quien se sometió a la cirugía Tommy John esta primavera) salen a relucir. Aspiramos que la próxima generación aprenda a negociar unos cuantos boletos.

Blake Swihart, OF/C, Boston Red Sox

Estadísticas: .157/.232/.176, 5 BB, 15 SO, 0 HR, menos-0.5 WAR

Edad: 26.0

Mejor estatus como prospecto: No. 10 (previo a 2015) según Keith Law

Tras un prometedor debut detrás del plato en 2015, Swihart perdió gran parte de 2016 y 2017 debido a lesiones, sumando apenas 453 apariciones al plato en ambas campañas. Se encuentra totalmente sano este año, pero ha jugado muy poco (solo tiene 56 apariciones al plato) y en mayo pasado, su agente pidió a los Medias Rojas que lo cambiasen. Si bien los cátchers de Boston, Christian Vázquez y Sandy Leon, han tenido dificultades al plato, Swihart apenas ha servido en la receptoría en par de innings.

¿Qué futuro hay aquí? No hay forma de poder conseguir mayor tiempo de juego. Sus opciones en los jardines están bloqueadas y quizás la gerencia de los Medias Rojas ya no lo perciba como cátcher, sino como un posible suplente. Representa un dilema: ¿Le deben los Medias Rojas lla oportunidad a Swihart de jugar en otro lado, o dejan que éste desperdicie lo que podrían ser sus mejores temporadas en cuanto a condiciones físicas, siendo el ultimo jugador disponible en la banca?

Jurickson Profar, SS, Texas Rangers

Estadísticas: .231/.303/.410, 18 BB, 33 SO, 3 HR, 0.1 WAR

Edad: 25.106

Mejor estatus como prospecto: Consenso No. 1 (previo 2013)

Profar se convirtió en el mejor prospecto después de sobresalir en Doble A a los 19 años, bateó para tener algo de potencia (14 jonrones), mostró buena disciplina en el plato (70 bases por bolas) y jugó un buen nivel en campo corto. Profar en realidad recibió algunas apariciones en el plato cuando aún era adolescente, aunque su temporada de novato en 2013 produjo unas deslucidos números de 234/.308/.336 en 85 juegos.

Luego vinieron las cirugías en 2014 y 2015, y se perdió una temporada completa y la mayor parte de la otra. Es imposible saber lo que ese tiempo de desarrollo perdido significó para la trayectoria de su carrera, pero simpelemente no ha cumplido con las expectativas. Ha tenido la oportunidad de jugar esta temporada con Elvis Andrius fuera, y aunque ha demostrado su poder en dobles (18 de ellos), su índice de elevados de 21.8% y su promedio de velocidad de salida mediocre (86.2 mph) significa que no va a ser un chico de jonrones. Sus métricas defensivas en el campo corto también han sido muy pobres (menos 8 DRS). Cuando regrese Andrus, Profar regresará a la banca, aunque dado lo terrible de Rougned Odor, dejaría que Profar juegue en la segunda.

Zack Wheeler, RHP, Mets

Estadísticas: 2-4, 5.14 ERA, 56 IP, 62 H, 21 BB, 57 SO, 7 HR, menos-0.1 WAR

Edad: 28.0

Mejor estatus como prospecto: No. 5 (previo 2013) según Baseball Prospectus

Wheeler es el más veterano de la lista, pero él intenta superar su primera temporada completa desde el 2014. Él tuvo una cirugía Tommy John en la primavera del 2015 y después terminó el 2016 con un músculo flexor forzado después de hacer una aparición en ligas menores. Él tuvo 17 aperturas en 2017 con un 5.21 ERA, pero estuvo dos voces en la lista de lesionados por lesiones en el brazo y cerró a finales de agosto con una fractura por estrés.

Por lo tanto es bastante fácil: nunca ha sido capaz de mantenerse lo suficiemente saludable para aprovechar al máximo su habilidad. Vale la pena señalar que la temporada de Wheeler en 2014 tampoco fue tan impresionantemente como parece a simple vista. Él tuvo un 3.54 en ERA en 185⅓ entradas con 187 ponches -todos buenos números para su temporada completa-. Pero fue el año notorio de lanzadores y lo hizo en un parque de lanzadores y el indice de pasaportes (3.8 por nueve) fue un poco alto. Su WAR solo de 0.9.

En cuanto al 2018, tal vez necesite replantearse su enfoque. Él lanzó su bola rápida el 55.5% del tiempo, pero los bateadores le conectan para .311/.368/.508. De los 113 lanzadores con al menos 50 entradas, está en el lugar 13 en porcentaje en bolas rápidas lanzadas y en el 82 en wOBA permitidas en su bola rápida de cuatro costuras (.364/.407/.636).

Addison Russell, SS, Cachorros de Chicago

Estadísticas: .272/.347/.348, 20 BB, 46 SO, 2 HR, 1.4 WAR

Edad: 24.1

Mejor estatus como prospecto: No. 2 (previo 2015) según Baseball Prospectus

Russell es diferente de los demás que han demostrado ser un valioso jugador de las Grandes Ligas: 11.5 WAR desde que salió en 2015, y se clasifica en el puesto 50 entre los jugadores de posición en ese lapso. Ha sido un Jugador Estrella y un campeón de Serie Mundial, y un parador en corto con calibre de guante de oro (aunque no ha ganado ninguno).

Así que esto es principalmente sobre su bat. Al pasar a través de las menores, su bat estaba entusiasmado con algo más que su defensa. Él pegó 13 jonrones como novato y 21 en el año del título en 2016, pero el poder se ha evaporado esta temporada (aunque el promedio y el OBP ha aumentado). Está bateando un poco menos esta temporada, pero es notable cómo sus indicadores subyacentes básicamente se han mantenido sin cambios en sus cuatro temporadas en las Grandes Ligas. La única excepción es que batea menos pelotas este año y más líneas (lo que explica la baja de jonrones total y el promedio más algo), aunque su ángulo de lanzamiento promedio es el mismo.

Básicamente esto es probable lo que es: un defensor elite con un bat así, no tiene suficiente poder y no tiene suficiente contacto par mejorar significativamente, por lo que se mantendrá en el siguiente nivel de campo cortos detrás de Francisco Lindor, Carlos Correa y un saludable Corey Seager (no hay vergüenza en eso). Él está bajo control del equipo hasta 2021. La defensa es importante. Los Cachorros lideran a la Liga Nacional en carreras anotadas. ¿Cambiaría tres años de Russell por tres meses de Manny Machado?

Kevin Gausman, RHP, Orioles de Baltimore

Estadísticas: 3-5, 4.63 ERA, 70 IP, 81 H, 17 BB, 68 SO, 13 HR, 1.1 WAR

Edad: 27.1

Mejor estatus como prospecto: No. 10 (previo 2014) según Baseball Prospectus

Gausman es una especia de Addison Russell de lanzador. Él es un jugador de calidad en las Grandes Ligas: 4.1 WAR en 2016, 2.0 el año pasado, 1.1 en lo que va del año. Aún así, parece que nos quedamos con ganas de más. Al igual que con Russell, tal vez eso sea injusto. Gausman tendrá un gran juego -lanzó nueve entradas sin permitir carrera con dos hits ante los A’s- y luego continuará con cacharros (19 carreras en 19 entradas en sus últimas cuatro aperturas, que en realidad incluyen 6⅓ sin anotaciones ante los Medias Blancas).

Gausman es un tipo de bola rápida/slider/splitter, y cuando se adelanta en el conteo, el spittler es un gran campo de wipeout. Pero los bateadores están bateando .364/.415/.599 contra su bola rápida y no tira el control deslizante lo suficiente como para convertir en un arma principal. Eso es a menudo lo convierte en un chico de dos lanzamientos y su lanzamiento primario demasiado contable, a pesar de más velocidad.

Mi primer pensamiento: tal vez solo necesita salir de Camden Yards. Bueno, él tiene 3.65 de ERA en su carrera en casa y 4.77 en la carretera. Sus índices de jonrones son similares. Al igual que Russell, parece que esto es quién es: un buen jugador que va a ganar mucho dinero en su carrera si se mantiene saludable. Probablemente no se convierta en ese as.

Por David Schoenfield | Escritor senior de ESPN

Gallery

Pages