Breaking News

MLB: Ramírez, Trout y Betts se perfilan a ser el mejor trío en acción en la historia de G.L.

Mike Trout se proyecta para tener una de las mejores temporadas en toda la historia. El guardabosque de los Angelinos encabeza casi cada categoría ofensiva, ya ha superado a varios miembros del Salón de la Fama en WAR y parece ser el gran favorito para llevarse el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2018.

Pero no sólo es el jardinero de Los Angeles-Anaheim el que lleva un desempeño impresionante. El infielder dominicano de los Indios, José Ramírez, y el guardabosque de los Medias Rojas, Mookie Betts, también han tenido asombrosos números este año. De hecho, estos tres jugadores tienen posibilidades de ser el mejor trío en una temporada de Grandes Ligas.

A continuación, cómo se comparan Trout, Ramírez y Betts con otros destacados tríos históricos en el béisbol.

1927: Babe Ruth, Lou Gehrig y Rogers Hornsby
En una era en la que los jonrones eran mucho menos frecuentes que ahora, estas tres leyendas sobresalieron por sus capacidades de volarse la cerca. De hecho, Ruth (60), Gehrig (47) y Hornsby (26) fueron responsables del 14% de todos los cuadrangulares en 1927 y, además, sus promedios estuvieron sobre .350.

Juntos, consiguieron WAR de 34.3, el mayor total en la historia entre tres jugadores.

1961: Mickey Mantle, Hank Aaron y Roger Maris
Aunque Maris acaparó todos los titulares tras romper el récord de Ruth al sacudir 61 jonrones, Mantle, su compañero en los Yankees, probablemente tuvo una mejor temporada. Superó a Maris en promedio, OPS y estafadas para complementar su buena defensa en la pradera central. En la Liga Nacional, para algunos Aaron tuvo una de las mejores campañas en su legendaria carrera, registrando OPS de .974 con 34 bambinazos y un total de bases alcanzadas de 358.

1967: Carl Yastrzemski, Ron Santo y Roberto Clemente
Antes de ver a Trout, la Gran Carpa tuvo al toletero de los Medias Rojas que apodaban Yaz. Su temporada en la que ganó la Triple Corona de bateo fue una de las mejores en la historia al encabezar el Joven Circuito en imparables, jonrones y remolcadas. Además, tuvo un increíble OPS de 1.040 junto a una muy buena defensa. Santo ganó el Guante de Oro como antesalista, pegó 31 cuadrangulares y encabezó el Viejo Circuito con 96 pasaportes negociados. Clemente, la leyenda puertorriqueña, encabezó la Liga Nacional con promedio de .357 y demostró su fantástica defensa en las praderas.

2001: Barry Bonds, Sammy Sosa y Jason Giambi
Lo único que hizo Bonds en el 2001 fue fijar un récord de 73 jonrones y registrar porcentaje de embasarse de .500 -- así como lo leen.

Aunque Bonds con mucho mérito fue reconocido como el Jugador Más Valioso del Viejo Circuito por dichos números, la campaña del dominicano Sosa fue mucho mejor que su famosa de 1998. El jardinero de los Cachorros sacudió 64 jonrones y empujó 160 carreras, con porcentaje de embasarse de .437. Por su parte, Giambi encabezó la Liga Americana con OPS de 1.137. En total, los tres tuvieron 31.4 de WAR, una de las tres mayores cantidades para un trío en la historia de Grandes Ligas.

2018: Mike Trout, José Ramírez y Mookie Betts
Ya se ha hablado mucho del impresionante talento de Trout, el actual líder de jonrones en la Gran Carpa que se proyecta para sacudir más de 50 jonrones y terminar el año con 14.4 de WAR. Después de un lento comienzo, Ramírez ha estado encendido, pegando 15 vuelacercas desde el 1ro de mayo -- que también lo proyectan para 50 cuadrangulares en la temporada. Por su parte, Betts estuvo en la lista de lesionados por un tiempo, pero ahora en salud, lleva 19 bambinazos para acompañar su promedio de .342 que lo tiene de segundo en las Grandes Ligas.

Ahora, aunque las principales estadísticas de Trout, Ramírez y Betts no lucen tan impresionantes como los demás tríos, sus desempeños en la defensa los hacen más valiosos de una manera en que los toleteros del pasado no lo fueron. Durante gran parte de la historia en el béisbol, los mejores cañoneros eran más corpulentos, más lentos y estaban obligados a jugar en la inicial o una de las esquinas de las praderas como Ruth, Gehrig y Giambi. El trueno y el valor defensivo del trío del 2018 los proyecta para un WAR colectivo de 36.2, que rompería la marca fijada por Ruth, Gehrig y Hornsby en 1927.

Trout, Ramírez y Betts son figuras atléticas poco vistas que no sólo tienen un buen promedio y mucho trueno, sino que también defienden exigentes posiciones a la defensa. Por eso existe una gran posibilidad de que este trío tenga la mejor campaña en la historia de la Gran Carpa.

Por Jake Mintz / Cut4