Últimas Noticias

Grandes sorpresas en lideratos de MLB

Las tablas de líderes en el Béisbol de Grandes Ligas son algo fascinante de ver en esta época del año. Es demasiado tarde como para desestimar cualquier aparición sorprendente alegando que se trata de una racha en un muestreo pequeño, aunque es demasiado temprano para creer que algo se mantendrá sólo porque ocurre hoy en día. Hay jugadores sorpresivos entre los sospechosos habituales, grandes nombres con mejor desempeño de lo que podríamos pensar y veteranos que están de vuelta con números sorprendentes. Aquí les presentamos varias cosas que destacan en las tablas de liderato en estos momentos:

Mike Trout, número 1 en las mayores con 23 cuadrangulares

Tras conectar cuatro jonrones en los dos partidos anteriores en el Safeco Field, Trout se encuentra a ritmo de conectar 55 cuadrangulares, muy por encima de su tope personal previo de 41, conseguido en 2015. Por supuesto que conectó 33 bambinazos en 114 partidos durante la pasada campaña, a ritmo de 47 en 162 encuentros. ¿Puede mantenerlo?

No hay nada en sus números que nos indique que se trata de una racha. Su promedio entre jonrones y elevados es un tope personal, aunque apenas es 2.1 mayor que en la pasada campaña. Ese promedio lo ubica en el puesto 12 en las Mayores, aunque nadie duda del poder de Trout. Su promedio de persecución representa la cifra más baja en su carrera, permitiéndole enfocarse en los pitcheos que puede destruir. Parece ser su temporada de Mickey Mantle en 1956. Realmente, lo único que podría desacelerar el ritmo de Trout es si los lanzadores dejan de enviarle pitcheos (y ya está en ritmo de alcanzar 129 boletos).

__________________________________________________

Scooter Gennett, número 2 con promedio de bateo de .339, 47 empujadas

Esto proviene de nuestro archivo de “probablemente no lo sabían”: En sus 16º partidos anteriores (comenzando con su encuentro con cuatro jonrones del año pasado), Gennett está bateando para .318/.362/.555 con 36 cuadrangulares y 124 empujadas. De hecho, desde el 6 de junio de 2017, Gennett está en el cuarto puesto en las Mayores en promedio de bateo, el 17 en jonrones y sexto en empujadas. Hablamos de un largo periodo de bateo de élite.

La mejoría de Gennett puede atribuirse a un cambio en su swing, que comenzó a ejecutar en su última temporada con los Brewers, sumando mayor capacidad y mejorando su velocidad de salida. También se ha hecho más paciente. Si bien sigue siendo agresivo, su promedio de persecución de pitcheos ha decaído en un 10 por ciento, del 41.3 por ciento registrado en 2015. Es asombroso cuánto se puede mejorar cuando se hace swings a pitcheos en strike.

Una clave importante esta temporada es que se encuentra bateando para .348/.366/.594 contra zurdos (mejoría con respecto a las cifras de .248/.287/.404 del año pasado). Esta tendencia no se mantendrá ya que cuenta con BABIP de .455 contra zurdos, por ende, pueden esperar que su promedio ofensivo decaiga, pero su poder para conectar 25 jonrones parece ser legítimo, lo cual lo convierte en pieza valiosa para canjes si los Reds deciden negociarle y ascender a Nick Senzel.

__________________________________________________

Matt Kemp, número 3 en la Liga Nacional con promedio de bateo de .333 y porcentaje de slugging de .556

Kemp en 2011, cuando terminó en el segundo puesto de la votación al Más Valioso de la Nacional: .324/.399/.586

Kemp en 2018, cuando ni siquiera se pensaba que iría a parar a los Dodgers: .333/.366/.566

Es fácil apuntar el BABIP de .396 de Kemp y gritar “¡Racha breve!”. Sin embargo, al revisar con mayor profundidad los números, podemos concluir que se trata de un bateador merecedor de las cifras sumadas por Kemp. De acuerdo a la data del sistema Statcast, el wOBA esperado de Kemp es de .409 y se encuentra, de hecho, en .397. Su velocidad de salida promedio se ha incrementado con respecto a 2017 (de 88.3 millas por hora a 91.1), su ángulo de lanzamiento promedio ha subido considerablemente (de 8.2 grados a 15.4) y su promedio de persecución es el mejor registrado por él desde 2014.

Miren, el BABIP va a decaer, incluso si sigue bateando la pelota con esta fortaleza, por eso su promedio de .333 va a bajar. Sin embargo, los mayores factores presentes aquí son los desconocidos: la salud, motivación y enfoque de Kemp, elementos que no siempre estuvieron presentes en campañas anteriores.

__________________________________________________

Andrew Benintendi, número 10 en las Mayores con OPS de .937

La campaña de novato de Benintendi en 2017 fue ciertamente muy positiva para un chico de 22 años, bateando para .271/.352/.424 con 20 cuadrangulares, sin embargo, las expectativas para con él fueron tan altas que se sintió algo decepcionante. Quizás nos adelantamos un poco. Benintendi ha sido opacado por Mookie Betts y J.D. Martínez; sin embargo, está bateando para .297/.383/.554 con 12 cuadrangulares y 18 dobles (aparte de 5 triples), colocándolo a ritmo de terminar con 29 jonrones. 43 dobletes y 12 triples.

Debido a su categoría de prospecto, estoy confiado en que así lo hará. Tuvo una buena filosofía de trabajo al plato (nótese sus 70 boletos) y ha mantenido eso durante la presente temporada, con promedios similares de persecución de pitcheos y de swings fallidos. No cuenta con velocidad de salida de élite, más sí ha aumentado un poco (de 87.1 millas por hora a 88.2), y su poder añadido sugiere que probablemente sea algo más fuerte este año. De hecho, ha logrado sacar pitcheos adentro con mayor autoridad que la mostrada el año pasado. Sus cifras contra pitcheos en el tercio interno del plato:

2017: .238/.381/.446, 23.8 por ciento en promedio de ponches 2018: .343/.432/.757, 9.9 por ciento en promedio de ponches La única advertencia es que ha bajado su wOBA en 30 puntos con respecto a su vaticinio (apenas está bateando para .211 contra zurdos). A pesar de ello, la mejoría parece ser real y si bien aspiro ver cierto declive, aún se aspecta como un bateador digno del Top 20, dada su capacidad para mantener buen porcentaje de embasado y mejoría en su poder.

__________________________________________________

Blake Snell, número 5 en la Liga Americana con efectividad de 2.30

Compren acciones de Blake Snell. Siempre ha sido favorito de los scouts y comenzó a cohesionar los elementos de su juego durante la segunda mitad de la pasada campaña. Realmente todo lo que necesitan saber sobre él es su promedio de boletos por cada nueve innings:

2016: 5.2

2017: 4.1

Segunda mitad de 2017: 2.9

2018: 2.7

Los toleteros acaban de batear para .189 contra él, incluyendo .089 contra su slider. Su curva y slider son par de pitcheos dominantes, con promedios de ponches superiores al 50 por ciento en apariciones al plato que terminan con dichos pitcheos. Eso lo ha llevado a tener el undécimo mejor promedio de swings fallidos entre los abridores calificados.

En definitiva: Es así de bueno. Quizás no tan bueno como sugiera la efectividad de 2.30 (el BABIP podría inflar un poco y el 85 por ciento de promedio de corredores dejados en base es alto), más podría tener varias aperturas por venir contra Red Sox y Yankees. Sin embargo, parece que este chico representará a los Rays en el Juego de Estrellas.
__________________________________________________

Jon Lester, número 4 en la Liga Nacional con 2.22 de efectividad

¿Esto les sorprende? Quiero decir, no debería ser sorpresa alguna que un pitcher del calibre de Lester pudiera sumar efectividad de 2.22 en 13 aperturas. Por otra parte, tiene 34 años y acaba de tener efectividad de 4.33, por ende, esto no era algo esperado por todos. Algo que decir con respecto a su temporada 2017: Contó con un número especialmente alto de aperturas con margenes abultados en contra: 6 carreras limpias en 3.1 IP, 4 carreras limpias (10 en total) en 0.2 IP, 7 carreras limpias en 1.2 IP, 7 carreras limpias en 4.1 IP. Allí tenemos efectividad de 21.60 en cuatro partidos; mientras que sumó 3.32 en las otras 28 aperturas.

Ha sido una campaña extraña para el staff de pitcheo de los Cachorros. Tal y como lo apuntó Joe Sheehan el martes, el promedio de boletos de los Cachorros antes de la jornada del martes (11.2 por ciento) sería el más alto desde los Brewers de 2000. A pesar de ello, son segundos en Grandes Ligas en cuanto a efectividad colectiva. La brecha entre su efectividad actual y su FIP (efectividad independiente del fildeo) es de 0.82, la segunda más alta de todos los tiempos. Tal como lo hizo en 2016, la defensiva de los Cubs hacen que muchas pelotas en juego terminen siendo outs, aunque hay que darle cierto crédito a su staff por inducir contacto suave también. Algo sumamente efectivo.

De todos modos, eso es lo que ha ocurrido hasta ahora con Lester. Su FIP es prácticamente idéntico al del año pasado (3.99 comparado con 4.10). El año pasado, las pelotas caían de hit. Este año, terminan en outs. Vean la siguiente comparación:

Lester: 21.2% promedio de ponches, 8.7% promedio de boletos, 2.6% promedio de jonrones, .241 BABIP, 2.22 de efectividad

Zack Wheeler: 21.1% promedio de ponches, 8.6% promedio de boletos, 2.6% promedio de ponches, .323 BABIP, 4.98 de efectividad

Miren, no es tan simple como un tema de mala suerte contra buena suerte, o una buena defensiva contra una mala. Lester cuenta con años de conocimiento del pitcheo, comprensión de las situaciones y preparación contra los bateadores rivales para así tener éxito. A pesar de ello, la fuerte caída sugiere que vendrá algún declive.

__________________________________________________

Edwin Diaz, número 1 en las Mayores con 25 rescates

El líder en salvados no siempre es el mejor relevista o el mayor nombre (Alex Colome fue líder en las Mayores la pasada campaña… ¡por seis rescates!) pero Díaz ciertamente ha sido dominante, quedando segundo en ponches detrás de Josh Hader, maniatando a los toleteros contrarios, quienes promedian .152 al enfrentarse a él. Lo que podría ser sorprendente es que se encuentra a ritmo de sumar 60 salvamentos, poco menos que el récord de 62 en una temporada, propiedad de Francisco Rodríguez.

Hasta ahí, todo va bien. Quizás esto no: Díaz se encuentra a ritmo de pitchear 87 partidos y 87 innings. Está empatado con Bryan Shaw por el liderato en apariciones en Grandes Lugas, aunque ha sido tan dominante que se encuentra en el puesto 22 entre relevistas en cuanto a la cantidad de bateadores enfrentados. Aun así, es una carga muy pesada para la presente era. El problema radica en que si los Marineros siguen jugando partidos por una sola carrera (llevan 30, cifra tope en Grandes Ligas) y obligan a Scott Servais a seguir utilizando su arma importante (aunque usarlo por tercer día consecutivo con una ventaja de tres carreras, como fue el caso el pasado martes, no parece ser la más sabia decisión).

¿Podrá Díaz seguir ponchando al 42 por ciento de los bateadores a los cuales se enfrenta? Claro. ¿Logrará retar al récord de salvados de K-Rod? Espero que no. Servais ahora tiene a Colome en el bullpen y una vez que Juan Nicasio y Nick Vincent regresen de la lista de incapacitados, puede volver a utilizarlos como setup confiables y a Colome como opción en el noveno inning cuando se necesite darle un descanso a Díaz de vez en cuando.

Por David Schoenfield | Escritor senior de ESPN