Últimas Noticias

Vladimir Guerrero Jr. toca puertas del Big Show con 19 años

SANTO DOMINGO. Vladimir Guerrero Ramos (Vladi Jr.) es 5.3 años más joven que la media de jugadores de la Liga del Este (AA) y el azote al que tiene sometido al pitcheo de ese circuito (.387/17 extrabases y 35 remolques en 106 apariciones) ha incrementado las voces que piden un adelanto de promoción y sea llamado por los Blue Jays.

Un dilema en mayo para una novena de Toronto no solo con récord positivo (20-17), sino en puesto de wild card con material en la finca para afrontar un proceso de reconstrucción de mediano plazo que no requiera cirugía profunda, con Guerrero como punta de lanza y que le conviene retrasar su debut para controlar el tiempo y salario al futuro cercano.

Guerrero, que firmó en 2015 y debutó al año siguiente, tiene 19 años y 56 días (nació el 16 de marzo de 1999 en Montreal) y si es convocado al equipo grande en 2018 entraría a un círculo reducido de peloteros criollos que aterrizaron en el Big Show antes de cumplir los 20 años.

Son solo 11 de los 735 criollos que se han graduado de bigleaguers o el 1.4% antes de los veinte, seis de ellos con carreras sobresalientes, incluidos dos con hojas para superar el cedazo del Salón de la Fama.

El récord de precocidad lo tiene José Rijo, que tenía 18 años y 328 días el 5 de abril de 1984 cuando entró en rol de relevo en el segundo capítulo para los Yanquis y tiró 5.1 entradas de 4 hits, una vuelta y cinco ponches a Kansas City.

A “Chago” le sigue en la lista Alex Rodríguez (18,346) en 1994 cuando los Marineros lo llamaron el 8 de julio y estuvo hasta el 30 (54-11/.204) cuando fue enviado AAA. No regresó esa campaña ya que el 10 de agosto comenzó la huelga de peloteros que terminó con la campaña y entre 1995 y 2016 cosechó la carrera que mejor ha sido pagada para pelotero alguno. Sus 117.8 WAR en la versión de Baseball Reference lucen difícil de alcanzar para dominicano alguno.

Tercero ancla Adrian Beltré (18,346), que llegó a la antesala de los Dodgers el 24 de junio de 1998 y dos décadas después no da señales de tener fecha de caducidad, con un resumé que le garantiza un nicho en Cooperstown un lustro después de su retiro. César Cedeño también fue prodigio. El Súper Babby tenía 19 años y 115 días cuando los Astros lo inscribieron el 20 de junio de 1970 y acumuló una carrera de cuatro Guantes de Oro, 550 robos (líder entre los criollos) y cuatro visitas al Juego de Estrella.

También llegaron Gilberto Reyes (19,183), Junior Noboa (19,286), Manuel Lee (19,297), Wilson Betemit, (19, 320), Aramis Ramírez (19,335), Nelson Norman (19,362) y José Reyes (19,362).

Ramírez fue un bateador de 386 cuadrangulares, 495 dobles, tres All Star y un Bate de Plata que jugó hasta los 37 años (2015), mientras que Reyes ha sido un bateador de .285 con 2,100 imparables, cuatro All Star que marcha segundo en estafas entre los dominicanos (514).

Por Nathanael Pérez Neró / Diario Libre 
NPerez@diariolibre.com