Últimas Noticias

MLB: ¿Real o no? Mookie Betts está jugando como todo un MVP

Vaya día que tuvo Mookie Betts.

En el cuarto inning, despachó cuadrangular de 452 pies tras conectar un cambio de velocidad enviado por el zurdo de los Reales de Kansas City Danny Duffy en cuenta de 1-1.

En el quinto episodio, logró descifrar un slider en cuenta 0-2 y enviarla más allá del Monstruo Verde del Fenway Park, lo cual causó una mirada en disgusto por parte de Duffy.

En el séptimo, logró elevar un envío en recta y cuenta 1-2 a más de 440 pies por encima del center field, convirtiéndose así en el primer pelotero en batear dos cuadrangulares en un mismo partido con distancia mínima de 440 pies desde que Nolan Arenado lo hiciera en 2016. Aquí tienen los tres estacazos. Disfruten:

Asimismo, despachó sencillo en el primer inning. Por ende, Betts se fue de 4-4 en la victoria de los Medias Rojas 5-4 del miércoles. Está bateando para .365/.451/.823, empatado en el liderato de vuelacercas en las Grandes Ligas con 11, siendo además líder de la Liga Americana con 32 carreras anotadas, ese porcentaje de slugging de .823 y promedio de bateo de .365. Mookie está de vuelta, mis amigos.

Fue el segundo partido en el cual Mookie despacha tres jonrones en la temporada y cuarto de su carrera, por lo cual les traemos varios datos interesantes relativos a la hazaña:

Es apenas el décimo séptimo jugador en la historia de las Mayores en sumar por lo menos tres encuentros con trio de jonrones (Sammy Sosa y Johnny Mize son líderes con seis cada uno).

Es el primer jugador de los Medias Rojas en lograr cuatro partidos con tres batazos de circuito completo (Ted Williams sumó tres).

Tiene más partidos con tres jonrones que Hank Aaron (1) y Babe Ruth (2) juntos, aunque Ruth tuvo dos partidos más sumando tres vuelacercas en la Serie Mundial.

Betts ha jugado 534 compromisos en su carrera, para tener la menor cantidad de encuentros antes de sumar tres jonrones en un mismo juego (Mize requirió 701).

Luego de quedar en el segundo lugar de la votación al Más Valioso en 2016, Betts decayó: tras ligar promedio de .318 y 31 jonrones, sumó .264 y 24 vuelacercas en 2017. Negoció mayor cantidad de boletos y logró quedar en el sexto puesto en las boletas del MVP. Sin embargo, quedó la sensación de que Betts quizás estaba siendo muy pasivo en ciertas ocasiones y no atacaba pitcheos dentro de la zona de strike como lo hizo en 2016.

Su promedio de swings bajó, incluso el registrado contra pitcheos en recta. Sin embargo, la tabla no nos muestra que Betts vio 4 por ciento menos pitcheos en la zona de strike, por lo cual, hacía menos swing porque veía menor cantidad de buenos lanzamientos a los cuales batear. Los promedios de swing no han cambiado mucho con respecto a 2017, aunque no está persiguiendo pitcheos fuera de la zona en la misma proporción y quizás esto explique su encendido arranque de temporada.

Por supuesto que no sólo se trata de la cantidad de ocasiones en las cuales haces swing, sino cuándo. Revisé el porcentaje de apariciones al plato en las cuales Betts terminó quedando en conteos favorables a los pitchers y esta cifra ha bajado temporada tras temporada: del 46 por ciento al 43 y de allí, al 37 por ciento este año. Independientemente de su proceso, es cierto que Betts está escogiendo las rectas apropiadas a las cuales hacer swing en la presente campaña, todo ello mientras suma promedio ofensivo de .389 y slugging de .861 contra esas rectas.

Por David Schoenfield / ESPN Deportes