Breaking News

MLB: José Bautista espera contagiarse con energía de los Bravos

ST. PETERSBURG, Florida -- Con 37 años de edad, dos decepcionantes temporadas en fila y la comprensible herida que debió provocarle el ser ignorado por el mercado invernal de las Grandes Ligas, José Bautista espera contagiarse de la gran energía que irradian los rejuvenecidos Bravos de Atlanta y recuperar su antiguo brillo.

"Tremendo equipo, con un tremendo capital humano. Tenemos jugadores jóvenes con mucho talento y una gerencia con la cual estoy familiarizado de mis días con los Azulejos de Toronto", dijo Bautista a ESPN Digital al final de una serie de dos encuentros contra los Tampa Rays en el Tropicana Field.

"Es un equipo con mucha energía, que en este nivel de mi carrera, me quiero sentir ubicado en una situación así, donde en el día a día esté rodeado de gente joven con mucha energía para que se contagie y me de fuerza todos los días", agregó.

Bautista, un seis veces Todos Estrellas que ha pegado 331 jonrones y ha devengado más de $100 millones de dólares en salarios durante su carrera de 15 años en las ligas mayores -- pero que bateó un combinado de .216 con 45 jonrones en 1,010 turnos en los últimos dos años -- firmó un pacto de ligas menores con los Bravos el 18 de abril, tres semanas después que arrancó la serie regular del 2018.

El acuerdo establece que el pelotero quisqueyano ganará alrededor de $800 mil dólares en Grandes Ligas por los últimos cinco meses de la campaña.

Bautista dijo que dentro de la evidente apatía del mercado hacía él y otros jugadores veteranos, recibió varias ofertas, algunas con mejores condiciones salariales, pero que prefirió la de los Bravos por el potencial del equipo y su relación con el vicepresidente y gerente general Alex Anthopoulos, quien ocupó semejantes funciones con Toronto entre 2009 y 2015.
Bautista jugó con Toronto desde el 2008 hasta septiembre pasado.

Bautista apareció en 12 juegos de ligas menores -- accionando primordialmente en la tercera base, una posición que no jugaba de manera regular desde el 2011 -- antes de ser subido al conjunto grande el 4 de mayo. El líder de jonrones de la Liga Americana en 2010 y 2011 pegó un doble por el jardín central en su primera aparición con los Bravos, el viernes, pero se fue de 15-2 en las siguientes 17 y batea .188 en cinco juegos.

"Estamos en eso. Todavía no tengo un ciento por ciento del ritmo, pero regresamos y me siento contento de tener esta nueva oportunidad con los Bravos", dijo Bautista. "Tuve varias opciones, pero elegí este equipo, no solo por las relaciones con el gerente, sino por el equipo que tienen. Este es el equipo de ambiente que quisiera cualquier veterano. Esta energía es contagiosa", agregó.

"Como jugador uno se siente confiado en sus habilidades. Cuando entendí que era una posibilidad, me puse a entrenar y me sentí comódo y por eso acepté el reto", dijo Bautista sobe jugar en la tercera base, una posición que apenas defendió ocho veces el año pasado, pero que ha jugado en 397 (352 aperturas) de sus 1,681 partidos en Grandes Ligas.

Tras ser barridos por los Gigantes de San Francisco en casa en el fin de semana, los Bravos ganaron sus dos choques en Tampa y con récord general de 21-14 dominan por medio juego sobre los Filis de Filadelfia la División Este de la Liga Nacional.

Enfrentan a los rivales divisionales, y sotaneros, Marlins de Miami en el fin de semana.

"El desempeño del primer mes fue excelente, estamos en primer lugar, solo hay que mantenerse [jugando bien] y desearnos mucha salud", dijo Bautista, quien -- al igual que muchos miles de personas en la nación -- se declaró un fanático del sensacional dúo de chicos maravillas de los Bravos que integran el intermedista curazoleño Ozzie Albies y el jardinero venezolano Ronald Acuña Jr.

Albies, de 21 años, batea .283 con 10 jonrones y 24 impulsadas y encabeza la liga con 13 dobles y 24 carreras anotadas.

Acuña, de 20, batea .302 con cinco dobles y tres jonrones en sus primeros 13 juegos en Grandes Ligas.

"Tengo poco tiempo comociéndolos y viéndoles jugar, pero me han sorprendido de tremenda manera", dijo Bautista. "Son excelentes jugadores, tremendas personas, el talento que tienen en el terreno de juego sobresale mucho a este nivel", agregó.

"Es un negocio bueno para todas las partes", dijo Acuña. "Jugar al lado de veteranos que han sido caballos en esta liga por mucho tiempo, ayuda a que uno se acostumbre más rápido. Es bueno tener a Bautista con nosotros", dijo Acuña.

"Los equipos necesitan sangre nueva, pero también la sabiduría de los veteranos que saben jugar y manejar situaciones difíciles", dijo Albies.

Al final del día, si Bautista consigue un desempeño decente, los más beneficiados serían los Bravos, que buscan cortar una racha de cuatro temporadas negativas y regresar a la postemporada por primera vez desde el 2013.

Por Enrique Rojas | ESPN Digital