Últimas Noticias

MLB: Interrogantes de cada división de la Liga Americana tras una cuarta parte de la temporada

La mayoría de los equipos de Grandes Ligas ya cruzó la barrera de los 40 juegos, lo que significa que ya se completó el 25% de la temporada del 2018. No pasó mucho tiempo para que se formaran algunas historias que no se habían previsto en el mundo de las Mayores, así que aquí les dejamos la pregunta clave que ha surgido en cada división de la Liga Americana.

División Este: ¿Podrán los Azulejos seguir en la pelea por un boleto para la postemporada?
No es que estuviera cantado que los Yankees y los Medias Rojas iban a llegar a la marca de los 40 juegos con los mejores dos récords de Grandes Ligas, pero cuando arrancó la temporada todos estábamos seguros de que la rivalidad iba a subir de intensidad. Y tampoco puede considerarse una sorpresa lo que ha pasado con Rays y Orioles, ambos por debajo de .500. Baltimore parece destinado a ser uno de los grandes vendedores del verano.

El inicio relativamente sólido de los Azulejos (21-20) tampoco es un gran shock, ¿pero durará? El supuesto dúo de caballos de la rotación ha resultado en una efectividad combinada de 5.49 entre Aaron Sánchez y Marcus Stroman, y ahora Stroman está fuera de manera indefinida por problemas en el hombro derecho. El bullpen, que sorpresivamente había sido una fortaleza, ahora no cuenta con el cerrador mexicano Roberto Osuna, quien hasta nuevo aviso fue separado del equipo tras haber sido arrestado y acusado de agresión.

Los lentos inicios de Josh Donaldson, el cubano Kendrys Morales, Russell Martin y otros más le han pasado factura a la ofensiva, que ha promediado menos de tres carreras por juego en una racha de siete derrotas en sus últimos 10 encuentros. Si esto sigue así, lo más probable es que Donaldson se una a Manny Machado en el mercado de cambios.

División Central de la Liga Americana: ¿El bullpen de los Indios convertirá esto en una legítima carrera divisional?
Los Mellizos, que parecían la única amenaza seria para los Indios, arrancaron con foja de 9-16. Pero Andrew Miller se lesionó una corva el 25 de abril y perdió 14 juegos, y en ese corto lapso los Indios pasaron de tener la séptima mejor efectividad de parte del relevo en las Mayores a la tercera peor. Miller está de vuelta, pero las carencias siguen, lo que hace pensar que la Tribu no sólo tendrá que buscar ayuda para llegar más lejos en octubre, sino para detener el paso de unos Mellizos que han venido jugando mejor.

Algo para considerar: Los Indios han dejado que sus abridores hagan 110 envíos o más 10 veces en lo que va de temporada. Ningún otro equipo tiene más de cinco de esos casos. La falta de fe en las opciones del relevo medio podría terminar fatigando a una rotación fantástica, por lo que es imperativo que los Indios encuentren brazos en los que puedan confiar, más allá de Miller y del cerrador Cody Allen.

División Oeste de la Liga Americana: ¿Podrá Shohei Ohtani seguir así?
Si los Astros van a seguir insistiendo en mantener la mejor efectividad para cualquier rotación en Grandes Ligas por diferencia de media carrera, será difícil seguirles el paso. Pero un saludable Ohtani, quien ha complicado y sobrepasado las expectativas, combinado con el siempre magnífico Mike Trout, al menos les da a los Angelinos la posibilidad de luchar por la división y una legítima oportunidad de avanzar como Comodín. Los Angelinos han ganado 18 de los 26 juegos que ha disputado Ohtani hasta ahora, y han perdido ocho de 14 sin él. ¿Se trata de una cuenta simplista, especialmente a estas alturas? Quizás. Pero no vamos a engañarnos. El hombre tiene 1.044 de OPS en el plato, y si descartamos aquella apertura contra Boston en la que se vio afectado por una ampolla, su efectividad en la lomita es de 2.93. Es capaz de cambiar un equipo, simple y llanamente.

Ahora que Ohtani ya respondió si era capaz de producir en los Estados Unidos, la gran pregunta sigue siendo si su rol de lanzador y bateador terminará agotándolo. Hasta ahora, ha dejado en ridículo todas nuestras preocupaciones, sobre todo lo agotador que puede ser para un pitcher prepararse entre juego y juego. Pero saben, sigue teniendo apenas 23 años y es una temporada larga. Si Ohtani dura, también durarán los Angelinos.

Por Anthony Castrovince / MLB.com