Breaking News

MLB: El Quisqueyano Franchy Cordero, entre poder y una disciplina que se encuentra en desarrollo

MONTERREY, México -- En el primer mes de la actual temporada, Franchy Cordero se hizo un nombre en las Grandes Liga con sus electrizantes batazos que colocaron al dominicano entre los líderes en las medidas de Statcast™.

Por ejemplo, el jardinero de los Padres aprovechó el aire desértico y el techo abierto del Chase Field de Arizona el 20 de abril para disparar un jonrón de 489 pies. De hecho, Cordero lleva tres cuadrangulares de 456 pies o más, además de una velocidad de salida de sus batazos que han llegado a superar las 110 millas por hora.

El domingo, Cordero se fue de 4-3 con una empujada, terminando la Mexico Series de 8-3 con cuatro bases por bolas y tres ponches.

"Le da a la bola más duro que cualquier otro en el planeta", afirmó el manager de San Diego, Andy Green, durante la serie entre los Padres y los Dodgers en el Estadio de Béisbol Monterrey. "Ahora mismo es bien impresionante cómo le da a la pelota. Cada vez que se encuentra en la caja de bateo todo el mundo pone atención, porque él es capaz de hacer algo locamente impresionante". 

Cordero, quien tras la jornada del domingo batea .272/352/.519 con seis jonrones y 13 empujadas, se ha embasado en cada uno de sus últimos 10 partidos, lo cual incluye ocho transferencias. Eso ha contrarrestado hasta cierto punto su alta proporción de ponches, 31 en un total de 92 visitas al plato.

"El trabajo", dijo Cordero al tocar el tema de su buen inicio del 2018. "Siempre me mantengo trabajando para hallar la forma de ayudar al equipo, que es lo importante". 

De su parte, Green reconoce la mejoría en la paciencia de Cordero en el plato.

"Su tasa de swings a pitcheos fuera de la zona ha bajado bastante, así que en ese sentido está haciendo mucho mejor trabajo". 

Cordero tuvo un excelente invierno en su país con los Leones del Escogido, bateando .323/.393/.495 con cinco jonrones y 25 empujadas en 50 partidos de la campaña regular, agregando 11 impulsadas más en la postemporada. 

Ha seguido el buen ritmo hasta ahora en el mejor béisbol del mundo.

"Yo le doy las gracias a (los Padres) por darme la oportunidad para desarrollar mi juego y de demostrar lo que yo puedo hacer en el terreno de juego", expresó el quisqueyano.

Agregó su compañero de equipo Eric Hosmer, autor de dos jonrones a favor de los Padres durante el fin de semana y campeón de la Serie Mundial con los Reales en el 2015: "La habilidad está ahí. Ya ustedes han visto lo lejos que puede mandar la bola. Pero lo importante es el trabajo que hace y lo dispuesto que está a asimilar las informaciones que le proporcionan. 

"Creo que eso es lo que lo va a separar del montón y ahí es que vamos a ver al jugador que él puede ser de manera consistente".

Por David Venn / LasMayores.com