Últimas Noticias

Fútbol: ¿Pasillo en el clásico? Real Madrid insiste que no

MADRID (AP) — Aunque estuvo correcto enviar un tuit para felicitar al Barcelona por su doblete de títulos domésticos, los jugadores del Real Madrid no le harán el pasillo de honor a sus acérrimos rivales en el Camp Nou este fin de semana.

Barcelona y Real Madrid se miden el domingo en el último clásico de la temporada, uno en el que no hay mucho en juego en la Liga española.

Y es así que lo único de lo que se habla es sobre el Madrid debe corresponder con la guardia de honor al club catalán tras conquistar el título liguero el pasado fin de semana.

El pasillo es considerado como un gesto de respeto, en el que los jugadores se alinean a la salida del túnel para homenajear a sus oponentes al ingresar a la cancha.

Se ha visto en previos clásicos, pero el Madrid no quiere saber nada ahora.

“Nosotros no vamos a hacer pasillo, nada”, declaró el técnico madridista Zinedine. “La respuesta es muy clara. Es decisión mía. Yo no entiendo lo del pasillo. Al final no se va hacer y ya está”.

Zidane le restó importancia a la tradición al recordar que el Barcelona no lo hizo cuando visitó al Madrid en el estadio Santiago Bernabúu Stadium tras la consagración en el Mundial de Clubes en diciembre. En ese momento, el Barcelona explicó que no quiso formar el pasillo porque solo lo cumple cuando disputa la misma competición que el rival.

El lateral azulgrana Jordi Alba dijo que el Barcelona hubiera hecho el pasillo al Madrid en este caso particular.

“En nuestro caso, el Barsa sí que realizaría el pasillo”, dijo Alba. “El Barcelona ha demostrado que lo ha hecho en anteriores ocasiones al Madrid, como ya ocurrió en el Bernabéu, pero cada uno toma las decisiones que cree convenientes y se tiene que respetar”.

La última guardia de honor entre los pesos pesados del fútbol se dio en el Bernabéu en 2008, cuando el Madrid había asegurado matemáticamente el título previo a un partido de local ante el Barcelona.

El Madrid lo hizo al Barcelona en el Bernabéu en 1991, cuando la mayoría de los hinchas en casa abuchearon a los visitantes en su ingreso al césped. Tres años antes, el Barcelona hizo otro tanto al Madrid por un título liguero en el Camp Nou.

A juicio del el capitán madridista Sergio Ramos, el plantel tiene que acatar lo que ordena Zidane.

“Lo que dice Zizou es misa”, dijo Ramos esta semana. “Por lo tanto, yo creo que le estamos dando demasiado revuelo a lo del pasillo. Ellos tienen el título de liga, que es lo que querían, y el pasillo es indiferente, tanto para ellos, como para nosotros. Ya dijimos que no se va a hacer, y no se va a hacer. Ya está. No le den más vueltas. Que ellos disfruten el título y nosotros a lo nuestro”.

Por AP