Mazara y Severino encabezan la clase de 2011 de la que el 5,3% ha llegado a MLB - QuisqueyanoSports

Mazara y Severino encabezan la clase de 2011 de la que el 5,3% ha llegado a MLB

Share This
SANTO DOMINGO. Además de ser peloteros, dominicanos y titulares en la actual campaña, Nomar Mazara, Luis Severino, Manuel Margot, Franchy Cordero y Miguel Andújar comparten otras dos condiciones en común: fueron firmados en 2011 y son parte de ese 5,3% de jugadores reclutados ese año que ha llegado a las Grandes Ligas.

De acuerdo con cifras suministradas por la Major League Baseball a DL, en 2011 fueron fichados 394 prospectos criollos en el país por un desembolso total de US$46,411,900. De ese grupo el 49% ya estaba despedido a 2013 y no superó ni la Dominican Summer League.

Pero ya son 21 los diamantes que han sorteado el camino minado entre el fin del amateurismo con 16 años y ser convocados hasta el Big Show.

Un porcentaje de colocación que puede convertirse en el mayor del siglo actual, puesto que ocupan los firmados en 2005 (398) de los que llegaron 28 (7%). Siguen los de 2009 (24 de 421) con el 5,7%.

De los que entraron a la industria en 2011 llegan al Gran Circo desde 2015 cuando Jonathan Aro (que firmó con 20 años), Severino y Adalberto Mondesí se convirtieron en los primeros graduados de su promoción. Y este 2018 ya van Pedro Araujo (Regla 5) y Ronald Guzmán.

El mayor grupo estuvo listo en 2017 (a la quinta campaña en ligas menores) cuando se estrenaron 11, entre ellos Cordero, Andújar y Luis Castillo.

Mazara y Severino figuran como los productos más acabados de esa zafra. El primero ya colecciona 43 jonrones y 175 vueltas remolcadas, incluidos 100 la temporada pasada. El segundo es el “as” de la rotación del equipo más emblemático de los deportes estadounidenses, con una marca de 4-1 y 2.32 de efectividad.

Andújar es el antesalista de los neoyorquinos y Cordero acaba de ser comparado por Bill James (el padre de la sabermetría) como un jugador con herramientas como Barry Bonds a su edad.

El grupo lo completan Carlos Estévez, Adalberto Mejía (que se estrenó en la Serie Mundial ganada por los Reales en 2015), Jairo Labourt, Miguel Gómez, Víctor Alcántara, Luis Santos, Keury Mella, Luis Castillo, Raudy Read, Miguel Díaz y Félix Jorge.

Castillo y Mella, firmado por los Gigantes, llegaron a Cincinnati en cambio y el primero es miembro de la rotación que obtuvo votos para el premio al Novato del Año en 2017.

La de 2011 es la segunda clase de reclutamiento que fue tomada una vez comenzaron a jugarse las ligas DPL e IPL, plataformas que nacieron entre 2010 y 2011 para que los escuchas evaluaran el talento en un escenario de juego real en lugar de hacerlo en sesiones privadas.

Diferentes precios
Por Mazara, los Rangers tuvieron que desembolsar US$5 millones ese año (récord que permanece) y por Guzmán US$3,5 millones, los dos más costosos del mercado internacional.

Otros que devengaron bonos considerables y ya se han tomado el café fueron Mondesí (US$2 MM por Kansas City), Manuel Margot (US$800 mil por Boston), Andújar (US$750 mil por los Yankees).

Severino no descansó la Navidad de ese año a la espera de rubricar el documento que lo unió a los Mulos del Bronx, US$225,500 el 26 de diciembre de ese año, a punto de cumplir los 18.

Cordero tenía 17 años cuando en noviembre de 2011 el jefe de scouts de los Padres, Félix Feliz, autorizó el pago de US$175,000.

Hernández no tuvo igual suerte. Con 18 años los Astros solo dieron US$20 mil por él y tras cumplir cinco temporadas en ligas menores (2015) el equipo ni lo protegió, ni fue tomado en el sorteo de Regla 5, ese que toma los jugadores que han cumplido cinco campañas y no han sido protegidos en nómina de 40 hombres.

Raudy Read, que subió en 2017, cumple una suspensión de 80 partidos por dar positivo a una prueba de dopaje.

A la espera
De ese grupo de 2011 se mantienen en ligas menores promesas por las que se pagó gran dinero. Es el caso de Elier Hernández (US$3 millones, Kansas), Dawel Lugo (US$1,3 MM, Toronto, ahora en Detroit), Dorssys Paulino (US$1,1 MM con Cleveland) y Raymel Flores (US$900 mil con Boston).

En problemas
En 2011, los Cubs dieron US$1,1 millones por Luis Henrique Acosta, su mayor apuesta internacional ese año pero el torpedero originario de Boca Chica quedó fuera de béisbol en 2014 tras tres temporadas en las DSL por alegados problemas de disciplina y un año más tarde fue apresado vinculado a una banda que mató al viceministro de Energía y Minas, Victoriano Santos Hilario y a su hijo Víctor Manuel Santos Gutiérrez. El mes pasado, un tribunal de Cotuí lo condenó a 20 años de prisión y podría estar tras las rejas hasta 2035, cuando tendrá 39 años.

Los beneficios de llegar
Desde 2012, un jugador que disputa al menos un partido en la MLB califica para pensión al alcanzar la edad mínima. El monto que recibirá dependerá tanto de los años que permanezca en el circuito, de la edad en que comience a cobrar y si decide convertirse en inversionista de un fondo que tiene el sindicato de peloteros. Por jugar 10 temporadas y comenzar a cobrar a los 62 años un jugador recibe US$210,000 al año como pago máximo. Además, obtiene un seguro médico premium por disputar un partido. A los jugadores no se les descuenta de su salario para el fondo de pensiones. Los equipos erogan esos fondos. Solo en 2016 aportaron US$143 millones a un fondo de US$3,300 millones en activos.

Por Nathanael Pérez Neró / Diario Libre
NPerez@diariolibre.com

Gallery

Pages