Últimas Noticias

MLB: La paciencia no siempre da resultados para agentes libres que no participan en el campamento de primavera

FT. MYERS, Fla. -- Un agente hizo una pausa para considerar la lista de los varios peloteros de Grandes Ligas sin firmar contrato.

"Algunos de estos tipos van a ser abosultamente destruidos", dijo el agente.

Lo que el agente quiso decir es que jugadores sólidos y establecidos, eventualmente serán forzados a aceptar acuerdos con términos desfavorables, por mucho menos de lo que esperaba recibir cuando llegaron a la agencia libre el otoño pasado -quizá la mitad de lo que anticipaban, quizá menos.

Logan Morrison tuvo la mejor temporada de su carrera el año pasado con 38 jonrones, promedio de embase de .353 y un OPS+ Ajustado de 135 y el mes pasado, amigos cercanos indicaron que Morrison no tenía ofertas en puerta.

Eso podría cambiar ahora que Eric Hosmer eligió a su próximo patrón y quizá eso abra la oportunidad para Morrison en Kansas City o en otro lugar.

Podría ser que Morrison y otros peloteros terminen por conformarse pero eso es probablemente preferible que una alternativa disponible para todos los jugadores aún sin firmar: simplemente esperar, quizá, hasta el inicio de la temporada, para ver si lesiones o problemas de desempeño motivan a los equipos a hacer contrataciones de forma agresiva.

Si Morrison llega hasta abril como agente libre, es concebible que un equipo contendiente quizá pierda a un primera base por una fractura en la mano o de la muñeca y volteen a ver a Morrison con mucha desesperación, lo que le daría al primera base ventaja para negociar.

Sin embargo, la historia reciente sugiere que los peloteros que siguen la estrategia de esperar y esperar y esperar para firmar un contrato batallan cuando saltan al diamante. Esto es especialmente común entre los jugadores de posición.

"(Los jugadores de posición) se retrasan y en realidad, nunca se emparejan", señaló otro agente.

Kendrick Morales y Stephen Drew, 2014. Ambos rechazaron ofertas calificadas de $14.1 millones el otoño anterior, de los Marineros de Seattle y Medias Rojas de Boston, respectivamente, y cuando no se materializaron los acuerdos viables la primavera siguiente, no fueron contratados para el inicio de la campaña regular, liberándolos de compensaciones de selecciones colegiales.

Sin embargo, luego de que firmaron, cerca del primer tercio del calendario regular, ambos realmente batallaron. Morales conectó un jonrón en 162 viajes a la caja de bateo para los Mellizos de Minnesota mientras bateaba para .234 antes de ser negociado de regreso a los Marineros. Entonces, bateó para .207 en 59 juegos con Seattle. Morales firmó un contrato por dos años con los Reales de Kansas City antes de la temporada 2015 por $15.5 millones.

Drew regresó a los Medias Rojas por $10.1 millones, tuvo problemas ofensivamente y fue cambiado a los Yankees de Nueva York. Bateó para .162 en 300 turnos en 2014 y ha ganado un total de $11.5 millones en tres campañas desde entonces.

- Tim Lincecum, 2016. Firmo en mayo de 2016, por el mínimo, y permitió 68 hits en 38.5 entradas con los Angelinos de Anaheim con efectividad de 9.16.

Johnny Damon, 2012. Firmó con los Indios de Cleveland el 17 de abril, jugó su primer partido en las Mayores el 2 de mayo y realmente nunca le pegó bien a la pelota. Un imparable el 24 de julio subió su promedio de bateo al nivel más alto de la campaña con .236 y Damon fue cortado dos semanas más tarde.

Roy Oswalt, 2012. El longevo lanzador derecho de los Astros de Houston siguió el plan de Pedro Martínez y Roger Clemens de esperar hasta después del inicio de la temporada para firmar su contrato. Llegó a un acuerdo con los Rangers de Texas el 29 de marzo antes de hacer su debut el 22 de junio. Tuvo unefectividad de 6.49 luego de seis salidas y fue sacado de la rotación.

Hay más ejemplos de peloteros que tomaron un acuerdo imperfecto en febrero o marzo, jugaron bien y aprovecharon ese desempeño para sacar un buen contrato el otoño siguiente.

En la primavera de 2014, al mismo tiempo que Morales y Drew decidieron esperar, Nelson Cruz, quien también rechazó una oferta calificada de $14.1 millones, firmó un contrato por un año y $8 millones con los Orioles de Baltimore el 22 de febrero.

Cruz tuvo el beneficio de participar en todo el entrenamiento de primavera y completar su preparación y cuando la campaña comenzó, Cruz floreció.

Tras ser líder de la liga con 40 jonrones, Cruz regresó al mercado y se hizo de un contrato por cuatro años y $57 millones con los Marineros.

Mientras algunos peloteros sin contrato consideran sus opciones, probablemente estén mejor firmando un mal contrato y participando en el campamento de primavera que retrasándose en su preparación y desempeño y poniendo en riesgo su estatus para 2019.

Por Buster Olney / ESPN Deportes