Últimas Noticias

MLB: Sobra el talento joven en el campo corto de las Grandes Ligas ahora mismo

Si somos afortunados, durante la próxima década estaremos debatiendo lo brillante que ha sido esta era de jóvenes torpederos. En ocasiones contamos con dicha suerte.

Los aficionados del béisbol no pueden resistir la tentación de ver jugar al puertorriqueño de los Astros, Carlos Correa; a su compatriota de los Indios, Francisco Lindor; ni a Corey Seager.

Así era el caso en Nueva York con tres futuros Salón de la Fama -- Willie Mays de los Gigantes, Mickey Mantle de los Yankees y Duke Snider de los Dodgers -- en la pradera central en los años 50.

Esto es lo mejor de lo mejor. Si observas a uno de estos torpederos durante varios juegos, estarás convencido de que es el mejor en toda la Gran Carpa. Te impresionará -- no sólo las cosas que se pueden evaluar y medir, sino también la energía y pasión competitiva.

Sobre todo, está la pura alegría que cada uno trae al estadio cada día.

"¿Por qué no?" dijo Lindor en un momento de la temporada pasada. "Estamos haciendo lo que amamos. Es un sueño hecho realidad".

Esto es lo maravilloso de estos paracortos: Apenas están en el inicio de sus carreras. Lindor tiene 24 años de edad, Seager y Correa 23. Fueron prospectos bien cotizados y hasta ahora han cumplido con las expectativas.

Correa y Lindor llegaron a las Grandes Ligas con seis días de diferencia en junio del 2015. Seager se integró a los Dodgers el 3 de septiembre de dicho año. Cada uno se estableció en sus respectivos clubes desde entonces y lo que es especialmente impresionante -- lo que hará más candente el debate -- es lo similares que son sus estadísticas:

Juegos: Correa (361); Seager (329); Lindor (416)
Jonrones: Correa (66); Seager (52) Lindor (60)
OPS: Correa (.863); Seager (.876); Lindor (.823)
OPS+: Correa (138); Seager (133); Lindor (114)

Seager ha jugado en la postemporada en tres ocasiones, Correa y Lindor dos veces cada uno. Entre los tres, han sido convocados a cinco Juegos de Estrellas y tienen dos premios al Novato del Año.

Correa ganó el Novato del Año de la Liga Americana en el 2015, con Lindor terminando de segundo. Seager ganó el premio al Novato de la Liga Nacional en la siguiente campaña.

Los números defensivos de Lindor y Seager son un poco mejores que los de Correa. Pero en general, las estadísticas ofensivas de Correa son mejores, pese al SS de Houston perderse seis semanas con una dolencia en un pulgar en el 2017. Estas son márgenes muy cortas. Los aficionados en Cleveland, Houston y Los Angeles están convencidos de que su estrella definirá la posición en el futuro cercano.

Esto también es muy interesante: cada uno está pendiente de lo que hace el otro. Se mantienen comunicados y se motivan uno al otro.

"Claro que estoy prestando atención", dijo Correa. "Puedes aprender bastante observando a excelentes jugadores como aquellos muchachos".

Correa afirma que no son solamente tres. Cada uno señala que Andrelton Simmons de los Angelinos puede ser uno de los mejores torpederos defensivos de su generación. Admiran la manera en que Zack Cozart jugó la posición con los Rojos antes de firmar con Los Angeles-Anaheim en la temporada muerta y prepararse para jugar en la antesala.

Pero en cuanto a juventud y talento con un impacto inmediato, Lindor, Correa y Seager son únicos.

También están atentos a otro muchacho.

Se trata de Manny Machado, quien en los últimos seis años ha ganado dos Guantes de Oro jugando en la tercera base de los Orioles. Pero ahora le gustaría regresar a su posición natural, el campo corto.

El desempeño de Machado en la antesala ha sido de tan alto nivel que es difícil imaginarse que pueda ser mejor como torpedero. Pero Baltimore podría cumplir el deseo del infielder de ascendencia dominicana. Además, una de las prioridades de Machado en la agencia libre para la próxima temporada muerta será la oportunidad de jugar como campocorto en el 2019.

Tiene apenas 25 años de edad. Entonces, tendrá competencia.

Por Richard Justice / MLB.com