Últimas Noticias

MLB: Sin McCutchen y Cole, los Piratas buscan nueva identidad

Cuando Barry Bonds se marchó de Pittsburgh al final de la temporada de 1992 para firmar como agente libre con San Francisco, los Piratas debieron esperar dos décadas para volver a los playoffs.

Andrew McCutchen, el séptimo integrante de los Piratas en ser laureado con el premio al Jugador Más Valioso, acaba de mudarse a la ciudad del norte de California tras un canje con los Gigantes.

¿Augurio de una nueva sequía de postemporada en Pittsburgh? Ya se sabrá.

Luego de dos campañas sucesivas con saldo negativo, la sensación es que los Piratas están en reconstrucción. Durante un lapso de tres días en enero, los traspasos de McCutchen --el 'MVP' de 2013-- y el abridor Gerrit Cole --enviado a Houston-- significaron un ahorro de 19 millones de dólares en salario. Ambos fueron ejes de los equipos que se clasificaron tres años consecutivos a los playoffs entre 2013-15.

Además, no contrataron a un solo agente libre durante el mercado de invierno, con la distinción de ser los únicos de los 30 equipos en las mayores que no ficharon jugadores.

¿RECONSTRUCCIÓN?

El gerente Neal Huntington objeta el uso del término "reconstrucción", porque sostiene que ello carga el matiz de que han tirado la toalla ahora mismo.

"Reconstruir denota que es un objetivo dentro de cinco años", declaró Huntington.

Con jugadores más jóvenes y menos caros, los Piratas insisten que pueden plantar cara en una competitiva División Central de la Liga Nacional, frente a los Cachorros, San Luis y Milwaukee.

"Contamos con muchos jugadores talentosos que van a llamar la atención", afirmó. "Nos rascamos a la cabezas, pero van a ser un grupo que dará que hablar".

LAS CRÍTICAS

Muchos no están convencidos. El segunda base Josh Harrison aireó su deseo de que lo cambiaran. Tras los canjes de McCutchen y Cole, empezó el murmullo por parte de grupos de fanáticos a favor de boicots y reunir firmas para sacar al dueño Bob Nutting. El sindicato de jugadores presentó una querella ante MLB por el uso de los fondos de repartición de ingresos por parte de los Piratas, además de Oakland, Miami y Tampa Bay.

Para el piloto Clint Hurdle, lo aconsejable es pensar en el futuro.

"Es una oportunidad para una nueva era de los Piratas", dijo Hurdle. "No es faltarle el respeto a nadie. Se fueron. Es una nueva. Tuvimos gente antes de Gerrit y Andrew que hicieron cosas significativas. Hay que honrar el pasado, (pero) asumir el presente. Tenemos una oportunidad de crear nuestro propio futuro".

¿Y SI FUNCIONAN?

Y ciertamente, los Piratas no están tan mal. Aún cuentan con piezas de calidad, como los jardineros dominicanos Gregory Polanco y Starling Marte, además de Harrison y el prometedor inicialista Josh Bell.

Mucho dependerá del nivel de Polanco y Marte. Instalado en el jardín derecho, Polanco tuvo un decepcionante 2017 tras una sólida campaña previa (su OPS declinó de .786 a .695). Marte, titular en el central, purgó una suspensión de 80 juegos por dopaje y no fue hasta septiembre (.464 de slugging) en que dio muestras de recuperar su nivel de los cuatro años previos.

Algo que se debe advertir es que Cole venía de acumular una efectividad de 4.12, lejos de lo que deber ser un as. Luego de figurar entre los cinco más votados al 'MVP' entre 2012-15, McCutchen declinó en las dos campañas previas, aunque tuvo un buen repunte al finalizar 2017 (disparó 20 jonrones en sus últimos 102 juegos).

LO QUE NO TENDRÍA REMEDIO

No pudieron conseguir fichas sobresalientes en el cambio de McCutchen, con 31 años y agente libre el próximo invierno. Pero la operación de Cole redituó a tres jugadores que tendrán roles en el equipo grande: Joe Musgrove, el tercera base Colin Moran y el relevista Michael Féliz.

Donde debieron haber gastado fue en la rotación, conformada por Iván Nova, Jameson Taillon, Chad Kuhl, Trevor Williams y Musgrove. Por más que su coach de pitcheo Ray Searage tiene una bien ganada reputación de resucitar carreras, este grupo no está al mismo nivel de sus rivales de división.

El dominicano Féliz se perfila como el preparador de mesa del cerrador venezolano Felipe Rivero (21 salvados en 23 oportunidades, con 88 ponches en 75 1/3 innings), quien firmó recién una extensión de contrato de 22 millones por 4 años.

Pese a las dudas, los jugadores han puesto buena cara.

"Fue triste, pero vamos a estar bien. A Andrew le irán bien con los Gigantes y Gerrit estará bien con los Astros. Les deseamos mucha suerte a los dos", dijo el receptor venezolano Francisco Cervelli. "Siguen siendo parte de la familia, pero tenemos que salir adelante".

Por Eric Núñez / Associated Press