Últimas Noticias

MLB: José Abreu quiere dar sus batazos de siempre y, a partir de este año, robar más bases

El cubano José Abreu quiere que le den luz verde. Varias de ellas, en realidad.

El toletero quiere permiso para robar más bases en el 2018, desea mantener su nueva barba y, a largo plazo, también está abierto a la posibilidad de terminar su carrera con los White Sox.

"Estoy contento por tener la oportunidad de cumplir el sueño de mi mamá de venir a verme jugar en las Grandes Ligas", dijo Abreu. "Espero poder terminar mi carrera en las Mayores con los White Sox, pero eso es algo que no puedo controlar".

La temporada pasada, el inicialista de 30 años bateó .304 con 33 jonrones, 43 dobles, 102 carreras empujadas, 95 anotadas y .906 de OPS. Es el tercer jugador en la historia de la Gran Carpa en iniciar su carrera con cuatro temporadas consecutivas o más con al menos 25 jonrones y 100 empujadas, junto al Salón de la Fama Joe DiMaggio (1936-41) y al dominicano Albert Pujols (2001-10).

Aunque los números no dicen toda la historia de la carrera de Abreu, ofrecen un buen panorama sobre cómo ha pasado de ser una leyenda en Cuba a uno de los jugadores más conocidos a nivel mundial.

"Desde que llegué a este país, aprendí tres claves para tener éxito", dijo Abreu. "Primero, necesitas disciplina, trabajo duro y llegar siempre a tiempo. Si aplicas esas tres cosas, pienso que te irá bien. Eso es lo que le trato de enseñar a los muchachos nuevos y a los jóvenes".

Y hay algunas cosas nuevas que considerar: Abreu se presentó en el complejo primaveral de los White Sox con 15 libras menos y enfocado en convertirse en un mejor defensor. Y va en serio con eso de convertirse en un robador de bases, a pesar de que sólo suma seis estafas en toda su carrera con Chicago.

"Yo de verdad creo que lo puedo hacer y además, me gusta el reto", dijo Abreu. "Me gusta retarme a mí mismo y pienso que es un buen reto para mí. Estoy listo para eso".

Fuera del terreno, Abreu ha aprendido a lidiar con los términos que vienen asociados con el negocio del béisbol. El mes pasado, llegó a un acuerdo por una temporada y US$13 millones. En noviembre, se salió del contrato por seis años y US$68 millones -que firmó antes de la temporada 2014- con tres campañas y US$34 millones restantes.

Debido a que los White Sox están en el segundo año de su proceso de reconstrucción, el nombre de Abreu ha sido mencionado en rumores de cambio.

"Todo el mundo sabe que hay cosas que pasan con cada equipo de Grandes Ligas y siempre tienes que estar haciendo ajustes cuando eso sucede", dijo el manager de los Medias Blancas, Rick Rentería. "Dicho eso, con Abreu sin dudas estamos felices de que siga siendo parte del equipo, y esperamos que sea así en los años por venir. Aporta mucho al equipo y seguiremos sacándole provecho a eso".

En cuanto a la barba, Rentería expresó que el primera base necesita "arreglarse". Y cuando le preguntaron qué pensaba de las ganas que tiene Abreu se robar más bases, al piloto le costó no reírse.

"Todos ellos van a seguir mejorando sus habilidades corriendo bases y si ése llega a ser uno de los resultados, que él sea capaz de robarse una base, sería tremendo", dijo Rentería. "Pero en realidad me preocupa más que se ponga listo para hacer swing y atrapar la pelota en la primera".

Por Jesse Sánchez / MLB.com