Últimas Noticias

Opinión: Los 10 mejores jardineros centrales para este 2018

Pocas horas antes que George Springer se convirtiera en campeón de la Serie Mundial, se paró frente a su casillero asignado en el Dodger Stadium escuchando una mezcla de canciones de la década de los 80 y explicó el cambio dramático en sus números la pasada temporada: su reducción en ponches, de 179 a 111, y en su tasa de abanicadas y falladas, de 12.4 por ciento a 9.5 por ciento.

"Solo me hice de la idea que no me iba a ponchar tanto", dijo Springer, quien posee una propiedad en nuestra lista de los 10 mejores jardineros centrales.

Joey Votto, el mejor y más astuto bateador en todo el béisbol, dijo algo similar en medio de su increíble temporada 2017, mientras recortaba sus ponches de 120 a 83. Anthony Rizzo se ponchó 127 veces en el 2013, cuando tenía problemas con rectas pegadas, pero se movió más cerca del plato en la caja de bateo y utilizó el mismo tipo de forma de batear que Votto: Mientras se profundiza el conteo de bolas y strikes, recorta su bate, y se enfoca en no poncharse. El año pasado, Rizzo recibió 91 boletos y se ponchó 90 veces, marcando la primera vez en su carrera que su tasa de ponches a boletos alcanzó 1:1.

Lograr un ajuste como ese es tan difícil - más complicado que el encapsulamiento simplificado que sugiere un periodista. Pero la base para el cambio comenzó con una nueva mentalidad para cada aparición en el plato - no me voy a ponchar - y estos son algunos de los mejores atletas en el mundo, con las habilidades físicas para apoyar esa mentalidad única.

Muchos bateadores se han dedicado a la idea de levantar la pelota en el aire en años recientes, basados en la teoría que en la era de las formaciones especiales a la defensiva, los rodados son el peor resultado posible de una aparición en el plato y usualmente resultan en sencillos - y a los bateadores se les paga por causar gran daño.

Pero probablemente deba haber un ajuste de pensamiento detrás de ese ajuste porque los toleteros no están recibiendo necesariamente un buen pago. El mercado de agentes libres en este invierno está repleto de jugadores que acumularon muchos cuadrangulares - y ponches - y algunos de ellos están luchando para obtener las recompensas esperadas, tal y como lo hicieron el invierno pasado. Cinco bateadores que lograron 30 jonrones o más la pasada temporada se mantienen sin firmar.

Por otro lado, el porcentaje de embasamiento usualmente te da buena paga, incluso en mercados lentos. Carlos Santana ha logrado el mayor contrato en este invierno hasta ahora, $60 millones por tres temporadas, porque los Filis valoraron su OBP alto. Los 23 jonrones de Santana lo ubicaron empatado en el puesto 84 en las mayores, pero logró un OBP de .363, en el puesto 37 en el béisbol, y Filadelfia compró esa teoría (Santana ha logrado un porcentaje de embasamiento de .350 o mayor en cada una de sus ocho temporadas). Zack Cozart mejoró su OBP de .308 en 2016 a .385 la pasada temporada, y los Angelinos lo recompensaron con un acuerdo de tres años y $38 millones. Para el final del invierno, se espera que Cozart termine recibiendo más dinero que sus pares que conectaron más jonrones.

Ejecutivos de algunos equipos que han tenido discusiones internas sobre Mike Moustakas han hablado sobre las ventajas de firmarlo: la defensa sólida, la experiencia, el poder. Moustakas conectó 38 bambinazos la pasada temporada, pero algunos evaluadores se enfocan en un número que les preocupa: Moustakas tuvo un porcentaje de embasamiento de .314.

Mientras Springer iba reduciendo sus ponches, su porcentaje de embasamiento aumentó a .367, y generó mucho poder, con 29 dobles y 34 jonrones. En la parte alta de la 11ª entrada del Juego 2 de la Serie Mundial, Springer vino al plato, y como él mismo explicó luego, solo buscaba hacer contacto, llevar la pelota por el medio del terreno - como había hecho toda la temporada. Él mismo se sorprendió cuando su línea hacia el derecho central se llevó la cerca, un punto de quiebre en una de las mejores series postemporadas que jamás se haya disputado. La velocidad y la defensiva de Springer siempre lo han distinguido sobre muchos de sus pares, pero a medida que vaya progresando su carrera, su mejorada habilidad para llegar a base lo convertirá en un jugador más codiciado.

He aquí nuestro ranking de los 10 mejores jardineros centrales, recopilado gracias a la información de evaluadores de MLB y los investigadores de ESPN Sarah Langs, Paul Hembekides y Mark Simon:

1. Mike Trout, Angelinos de Los Angeles

En su más reciente capítulo de su viaje a Cooperstown, alcanzó un par de marcas adicionales en su carrera en el pasado verano, al alcanzar su hit No. 1,000 y su HR No. 200. Apenas tiene 26 años.

Más allá de sus talentos físicos, Trout siempre ha demostrado una aptitud para utilizar información, para acorralar al lanzador rival ante sus posibles opciones y capitalizar sus errores. Por ejemplo, ha ido mejorando consistentemente su OPS a través de una secuencia de apariciones en el plato en el mismo juego ante los lanzadores rivales. Sus números de por vida:

Primera aparición en el plato ante un abridor: .929

Segunda: 1.017

Tercera: 1.020

Cuarta y más allá: 1.135

Más evidencia de su talento para hacer ajustes se ve en su mejorada producción a medida que se adentra en los conteos y se van reduciendo las opciones del lanzador. En la mayoría de las ocasiones, los lanzadores contrarios ni siquiera se molestan en tratar de salir del hueco, pero en algunas veces lo intentan - y con frecuencia no les va bien.

2. Charlie Blackmon, Rockies de Colorado

Terminó el 2017 con 387 bases totales tras liderar la LLN en hits (237). Tuvo 86 extrabases y terminó quinto en la LN en la votación del JMV. Bryce Harper y Manny Machado son los protagonistas en la clase de agentes libres del año que viene porque llegarán al mercado en sus medianos 20 años, pero se espera que Blackmon atraiga mucho interés debido a la amplitud de su habilidades ofensivas. Al igual que con otros jugadores de Colorado, él atraerá escrutinio de los ejecutivos debido a la diferencia en sus números como local/visitante: En Colorado, tuvo un OPS de 1.239 en casa y en la carretera fue de .784.

De Sarah Langs: Blackmon ha generado un WAR de 10.5 en las pasadas dos temporada, la mayor cantidad para un jardinero en la LN.

3. George Springer, Astros de Houston

Un par de notas adicionales sobre: Ha anotado 228 carreras en las pasadas dos temporadas, y sus métricas defensivas proveen otro ejemplo de cómo el evaluar el fildeo sigue siendo un trabajo en progreso. Cuando jugó en el jardín central tuvo un más-5 en carreras salvadas por la defensiva, y en el jardín derecho tuvo un menos-7.

4. Lorenzo Cain, agente libre

Tuvo una temporada sólida antes de irse al mercado, al conseguir un fWAR de 4.1, bateó .300 y acumuló OBP de .363. Cumplirá 32 años en abril, pero los cazatalentos siguen viendolo como un buen jardinero (tuvo un más-5 en carreras salvadas por la defensiva la temporada pasada) con la habilidad de jugar en cualquiera de las tres posiciones, y sigue siendo uno de los mejores corredores de base.

5. Tommy Pham, Cardenales de San Luis

En el inicio de los entrenamientos primaverales, él fue un jardinero adicional, y para el final del año, los Cardenales habían cambiado a Dexter Fowler -- su jugador de posición mejor pagado - al jardín derecho para hacerle espacio a Pham en el central. Pham tuvo OBP de .411 en 128 juegos la pasada temporada, con 95 anotadas, 22 jonrones y 23 bases robadas, y recibió algunos votos para el JMV de la LN.

6. Byron Buxton, Mellizos de Minnesota

Él es para esta posición como lo que es Andrelton Simmons para los torpederos, con tanto valor defensivo que sus habilidades en ese lado de la pelota oscurecen las dudas sobre su producción ofensiva. Pero incluso con eso, año tras año, Buxton ha ido ganando tracción en el plato. Su OBP mejoró 30 puntos del 2016 a .314 en 2017, y a medida que aprende más y puede aplicar su velocidad, será una amenaza constante de un triple-doble, promediando cifras dobles en dobles, triples y cuadrangulares. Tuvo el mejor número en la métrica de corrido de bases de FanGraphs en 2017, y ni siquiera estuvo cerca.

7. Chris Taylor, Dodgers de Los Angeles

Para el record, Taylor fue titular en apenas 49 juegos en el jardín central para los Dodgers la pasada temporada, y se espera que sea movido bastante por otras posiciones en el 2018 debido a su versatilidad. Jugó en cinco posiciones la pasada temporada. Pero en los juegos más grandes del año, en la postemporada, Taylor jugó mucho en el jardín central. Tuvo porcentaje de embasamiento de .354, con 60 extrabases, 85 anotadas y 17 bases robadas. Gracias a los ajustes en su swing, logró apalear a los lanzadores. En la postemporada, un oficial de los Cachorros dijo, "Yo no estoy seguro de que alguien esté golpeando la pelota de forma más consistente que él ahora mismo".

8. Ender Inciarte, Brasvos de Atlanta

Inciarte generó 201 hits en el 2017 y ganó su segundo Guante de Oro, como parte de su amplia gama de herramientas. "Necesita una corrida en los playoffs para que los fanáticos se den cuenta de lo bueno que es", dijo un evaluador.

9. Odubel Herrera, Filis de Filadelfia

Atrajo mucha atención de los evaluadores - y quizás oficiales de MLB - debido a la extensión de sus apariciones en el plato. Promedió 29.2 segundos entre lanzamientos, y solo Marwin González de los Astros promedió más, con 29.6. Pero no se puede argumentar con los resultados de Herrera: Conectó 42 dobles y 14 jonrones en 138 juegos, y tuvo un más-4 en carreras salvadas por la defensiva.

10. Kevin Kiermaier, Rays de Tampa Bay

Si Tampa Bay cambia a Chris Archer, lo que denotaría una renovación completa, haría sentido que los Rays consideren ofertas por Kiermaier, uno de los mejores defensores del béisbol cuando está saludable. Se ha perdido 121 juegos en las pasadas dos temporadas.

Lo mejor del resto

• Jackie Bradley Jr., Medias Rojas de Boston: Su producción ofensiva bajó la temporada pasada, pero sigue siendo un gran defensor.

• Andrew McCutchen, Piratas de Pittsburgh: Logró recuperarse para tener un OPS+ ajustado de 121 en 2017 tras sus problemas en el 2016. Los Piratas siguen hablando con otros equipos sobre posibilidades de cambio que involucren al estelar jugador.

• A.J. Pollock, Diamondbacks de Arizona: Se ha visto afectado por lesiones desde su monstruosa temporada 2015, al jugar 124 partidos en las pasadas dos temporada, pero está saludable al entrar a su temporada final antes de ser elegible para la agencia libre.

• Michael Taylor, Nacionales de Washington: Se probó a sí mismo con su gran juego en el 2017 y podría ascender en esta lista en el 2018.

• Kevin Pillar, Azulejos de Toronto: Como siempre, brilló en defensa, y conectó 16 jonrones y se robó 15 bases. Probablemente los evaluadores lo habrían puesto más alto en esta lista si hubiese tenido un OBP más grande. En la temporada pasada estuvo en los .300.

• Aaron Hicks, Yankees de Nueva York: Hizo grandes progresos la pasada temporada, al generar un OPS de .847 OPS. Su siguiente prueba será el jugar en una temporada completa. Nunca ha tenido más de 390 apariciones en una temporada en MLB.

• Billy Hamilton, Rojos de Cincinnati: Hamilton sigue siendo un arma en los jardines y en las bases. Se ha robado 230 bases en los pasados cuatro años, pese a perderse 124 juegos.

Por Buster Olney / ESPN Deportes