Últimas Noticias

Opinión: Los 10 mejores jardineros izquierdos para este 2018

Luego de meses de malas evaluaciones por el cambio del JMV Giancarlo Stanton, los Marlins de Miami podrían inclinarse por quedarse con el mejor jugador que les queda en su roster, Christian Yelich, quien está entre los 10 mejores jardineros izquierdos en MLB - la posición que se espera que juegue en el 2018.

Yelich tiene un contrato amigable para el equipo, y solo se ganará $7 millones esta temporada, así que los Marlins no tienen ninguna presión por cambiarlo. En un año en el que los Marlins han recibido varios golpes, Derek Jeter & Co. podrían quedarse con Yelich como una pieza de credibilidad de la misma forma que los Padres de San Diego se quedaron con Tony Gwynn y Andy Benes tras su venta al pasillo en 1993 de Gary Sheffield, Fred McGriff y otros.

Pero hay un argumento fuerte para afirmar que la mejor estrategia de los Marlins es cambiar a Yelich, J.T. Realmuto y cualquier otro veterano de valor, porque cualquier daño duradero que se le haya hecho a la franquicia por por el Proyecto Wolverine de Jeter podría ser irreversible -- a menos que los Marlins ejecuten una reconstrucción casi perfecta y costo efectiva. E incluso en ese entonces, quizás eso ni le importe a los fanáticos del sur de la Florida.

La historia truncada de los Expos de Montreal quizás nos provea la mejor comparación de dónde se encuentran ahora los Marlins. A medida que los dueños de Montreal tomaron decisiones sobre las finanzas del equipo, la base de fanáticos de los Expos tuvo que soportar las repetidas salidas de jugadores de calibre del Salón de la Fama: Gary Carter. Andre Dawson. Tim Raines. Vladimir Guerrero. Pedro Martínez.

Eventualmente, los fanáticos en Montreal dejaron de ir a los partidos. Luego que Martínez fuese cambiado en el otoño de 1997, la asistencia de los Expos cayó cerca de un 40 por ciento, a menos de 1 millón, y en 2001, Montreal solo atrajo a 643,000. Los Expos del 2004 atrajeron 750,000, y gran parte de esa cantidad fueron fanáticos diciéndole adiós al equipo.

Dependiendo de cómo los Marlins manejen su contabilidad este año, podrían convertirse en el primer equipo en MLB desde los Expos del 2004 que fallen en llegar al millón de fanáticos en asistencia. De acuerdo con Barry Jackson del Miami Herald, el conteo de fanáticos que pasó por los tornos del Marlins Park el año paaado fue cerca de 800,000, o casi la mitad de su asistencia anunciada de 1.59 millones. Con los cambios de Stanton, Dee Gordon y Marcell Ozuna, el equipo volverá a ser terrible en el 2018 y por lo menos por los siguientes tres o cuatro años luego de eso, mientras la oficina central sigue su proceso de reconstrucción/perder a propósito. La presencia de Yelich en uniforme de los Marlins no va a engañar a los fanáticos sobre su producto.

Lo que es más importante ahora para la oficina central de los Marlins es recopilar y desarrollar el grupo correcto de prospectos, y lograr su ascenso colectivo de la manera en que los hicieron los Cachorros de Chicago y los Astros de Houston. Por supuesto, es un reto casi imposible, porque los Marlins no están metidos de lleno en el corazón de su base de fanáticos tal y como lo están los Cachorros, ni tienen el impacto financier potencial de los Astros para aumentar a sus jugadores jóvenes. La verdad es que el Proyecto Wolverine es el equivalente del béisbol de un 'Hail Mary', porque incluso si lo logran bien, a los fanáticos del Sur de la Florida podría dejar de importarle el equipo - luego de los rompimientos de los equipos campeones de 1997 y 2003, el cambio del estelar jugador de 24 años Miguel Cabrera, el intercambio de José Reyes y Mark Buehrle incluso luego de la apertura de su estadio financiado con fondos públicos, y ahora el recorte del salario de Stanton.

El nuevo grupo de dueño tuvo una oportunidad de hacer una primera impresión, una oportunidad de distinguirse de los desgraciados regímenes del pasado. Eso ya lo desperdiciaron, y es posible que se le haya infligido un daño mortal al mercado. Considerando dónde están hoy los Marlins, es posible que sigan Adelante y apliquen la política de "arrancar toda la curita", como dijo un ejecutivo rival. "También podrían elegir sufrir todo el dolor ahora".

Así que, sí, el momento para cambiar a Yelich es ahora. Su inclusión en la lista de los 10 mejores está basada en la infomación de evaluadores, con el consejo de los investigadores de ESPN Mark Simon, Paul Hembekides y Sarah Langs.

1. Marcell Ozuna, Cardenales de San Luis

Bajo Jeffrey Loria, los Marlins actuaban algunas veces de forma impulsiva, haciendo cosas que no se veían en otras organizaciones, como cuando se nombró como manager al veterano cazatalentos Dan Jennings pese a tener cero experiencia en ese rol. Pero muy de vez en cuando, esa impulsividad les rinde frutos - y quizás ese sea el caso con Marcell Ozuna. El joven toletero llegó a los entrenamientos primaverales con sobrepeso y fuera de forma, y a mediados de la temporada los Marlins lo bajaron a las menores, pese a las objeciones de su agente, Scott Boras.

Se puede debatir cuánto afectó realmente dicha movida a su juego, pero no hay duda que Ozuna mejoró mucho en los pasados dos años, razón por la cual los Cardenales lo buscaron agresivamente en el invierno y lo colocarán en el medio de su alineación. Ozuna fue un jardinero central promedio, pero es un buen jardinero izquierdo; solo Brett Gardner tuvo más carreras salvadas por la defensiva que Ozuna el año pasado.

2. Christian Yelich, Marlins de Miami

La intención de los Marlins es cambiar a Yelich al jardín izquierdo si se quedan con él, y si es cambiado es posible que sea un jardinero de esquina de aquí en adelante. Sus números de poder han dado un salto en las pasadas dos temporadas - bateó un total de 39 jonrones en2016 y 2017 - y cualquier equipo que lo adquiera lo puede hacer con la expectativa de que la producción de Yelich siga aumentando fuera de los contornos del parque de los Marlins. Increiblemente, 41 de los 59 jonrones en su carrera han sido en la carretera, donde su OPS ha sido 80 puntos más grande que sus juegos locales. Siempre ha tenido una sobresaliente habilidad para embasarse: En sus cinco temporadas, el OBP de Yelich ha variado entre .362 y .376 anualmente.

3. Justin Upton, Angelinos de Los Angeles

Los Angelinos trajeron a Upton mediante cambio para que los ayudara en el último mes de la temporada pasada, pero también fue una especie de una audición de un mes - una probada con uno de los mejores bateadores de poder del béisbol. Y les gusto lo que vieron, porque luego de la temporada negociaron una extensión de contrato de un año con Upton, quien pudo haberse salido de su contrato. "Justin representa nuestra filosofía ofensiva, que es embasarse y batear duro la pelota", dijo el gerente de los Angelinos Billy Eppler en la noche en que se anunció la firma. "Ha mostrado una gran cualidad para hacer eso. Tiene el poder y la habilidad de embasarse que atesoramos, al igual que el carácter y el modo profesional de comportarse necesarios para ser un miembro clave de nuestro núcleo de ahora en adelante".

Upton bateó 35 jonrones el año pasado y ha logrado al menos 26 en cada una de las pasadas seis temporadas. Se encuentra empatado en el puesto 23 en wRC+ entre todos los bateadores que han calificado para el título de bateo.

4. Andrew Benintendi, Medias Rojas de Boston

Si no fuera por Aaron Judge, Benintendi habría ganado el premio de Novato del Año de la LA tras una primera presentación sólida - y probablemente tiene más poder para presentar. Un cazatalentos veterano notó el inusual swing de Benintendi y su oper natural, lo que le da la habilidad de poner la pelota en el aire, y a media que siga aprendiendo sobre los lanzadores y la forma en que es atacado, eso se va a seguir manifestando más y más. Benintendi bateó 20 jonrones, se robó 20 bases y anotó 84 carreras en su primera temporada, y corrió bien las bases y jugó buena defensa.

5. Yoenis Céspedes, Mets de Nueva York

La condición física de Céspedes al inicio de los entrenamientos primaverales podría ser de nuevo la historia más grande en el campamento de los Mets debido a como lució el año pasado. Se reportó a los entrenamientos con el cuerpo de un liniero tras una temporada baja donde tuvo un régimen de pesas, y luego de grandes demostraciones en las prácticas de bateo, los Mets esperaban una temporada monstruosa. Pero Céspedes se lastimó con frecuencia en el verano pasado y jugó apenas en la mitad de los juegos de los Mets, creando un enorme hueco en la alineación. Los Mets no esperan nada de David Wright, ellos necesitan un intermedista y un inicialista, y ellos no saben que esperar de Matt Harvey -- y ellos esperan poder superar toda esa incertidumbre y seguir siendo contendientes. Pero dada la estructura de la alineación de los Mets y los $87 millones que ellos invirtieron en Céspedes, es difícil imaginarse como ellos puedan ganar en el 2018 a menos que Céspedes, con 32 años, juegue en 130 juegos o más. Si juega en 150 partidos, probablemente se convertiría en el mejor jardinero izquierdo de MLB.

6. Brett Gardner, Yankees de Nueva York

A medida que los Yankees han ido trabajando su nómina y sus necesidades en el roster en inviernos recientes, ellos han estado abiertos a la idea de cambiar a Gardner - y se han sorprendido con la poca agresividad vista en otros equipos. Gardner ha sido un líder en el camerino, una fuente confiable de contabilidad, y los Yankees lo aman por eso, pero también ha sido un buen jugador, con sólido porcentaje de embasamiento (.350 la pasada temporada), duro y con turnos extendidos, buena defensa, buen corrido de bases, versatilidad y su flexibilidad emocional - él hará lo que le pidan. Ahora los Yankees posiblemente se queden con él por el resto de su contrato, el que le pagará $11.5 millones en 2018, con una opción del equipo por $12.5 millones en 2019.

7. Eddie Rosario, Mellizos de Minnesota

Un evaluador rival que sigue a los Mellizos cree que, colectivamente, sus bateadores jóvenes hacen un esfuerzo por ignorar lanzamientos rompientes temprano en el conteo. Ellos buscan menos pitcheos fuera de la zona de strike, lo que les da una oportunidad de ver mejores lanzamientos más tarde en el conteo. Eso parece haber ayudado a Rosario, quien fue mejorando progresivamente en la temporada, al batear .311 con OBP de .351 y slugging de .568 luego del 13 de junio. Terminó el año con OPS+ ajustado de 120. Fue una temporada crucial para él: La paciencia de Rosario en el plato mejoró, se dio a sí mismo una mejor oportunidad de recibir mejores lanzamientos para batear, y su tasa de contacto aumentó.

8. Khris Davis, Atléticos de Oakland

Tiene 85 jonrones en las pasadas dos temporadas, pero será un caso interesante de prueba en el próximo año de la inversión de la industria en defensa. Los Cerveceros cambiaron a Davis a Oakland hace un par de años parcialmente por su preocupación sobre su juego en los jardines, y las métricas indicaron que la pasada temporada fue su peor año defensivamente - solo seis jardineros tuvieron menos carreras salvadas a la defensiva que Davis, quien tuvo un menos-13. El manager de Oakland Bob Melvin lo puso en menos juegos en los jardines. En 2016, Chris Carter lideró la Liga Nacional en jonrones - y luego no fue retenido. Davis se ganó $5 millones la pasada temporada y recibirá un gran aumento en este invierno debido a que el proceso de arbitraje recompensa a los jugadores a los jugadores con éxito en estadísticas de la vieja escuela como jonrones y remolcadas. Si Oakland queda fuera de la contienda en 2018 - algo bien probable dada la fortaleza de la División Oeste de la LA - y los Atléticos ofrecen a Davis en el mercado de cambios, el nivel de interés será el primer indicativo de cómo es apreciado el paquete de herramientas de Davis por los evaluadores rivales.

9. Starling Marte, Piratas de Pittsburgh

Con el inicio de los entrenamientos primaverales a poco más de un mes de distancia, los Piratas no han abrazado por completo un curso de acción para el 2018; luego de semanas de rumores de cambios, ellos todavía siguen con Andrew McCutchen, Gerrit Cole y Josh Harrison en su roster. Ellos todavía tienen la opción de intentar ganar en el 2018.

Una variable realmente importante en sus planes es la actuación esperada de Marte, y el hecho simple del asunto es que ellos no tienen forma de saber qué tipo de jugador será en el siguiente año. Marte fue suspendido por uso de sustancias prohibidas temprano en la pasada temporada y no produjo tras su regreso del castigo: En esos 64 juegos, tuvo OPS de .723 con 13 extrabases, aunque bateó .330 en sus últimos 23 juegos. Debido a su falta de tiempo en el terreno durante la temporada regular, los Piratas le dieron permiso para jugar béisbol invernal, e inicialmente tuvo problemas antes de terminar con promedio de .255 y porcentaje de embasamiento de .310.

Los Piratas no saben si el fuerte juego de Marte en el pasado estaba impulsado por su uso de sustancias, o si puede realmente ser un jugador de gran ofensiva. Por lo menos, ayudará a la defensa de Pittsburgh (y el pitcheo, por extensión) con su guante. Tuvo ocho carreras salvadas a la defensiva en apenas 665⅓ entradas la pasada temporada.

10. Rhys Hoskins, Filis de Filadelfia

Su impacto en las Grandes Ligas fue inmediato - 18 jonrones en 50 juegos - pero la impresión duradera en varios evaluadores es la disposición de Hoskins a recibir un boleto mientras los lanzadores rivales intentan lidiar con su poder. Recibió 37 boletos y promedió 4.65 pitcheos por aparición en el plato, y tuvo porcentaje de embasamiento de .396. Hoskins tendrá que enfrentar más contraataques en su segunda temporada en las Grandes Ligas, pero los Filis vieron lo suficiente de él en la alineación para darle tres años a Carlos Santana en la primera base, lo que le da a Filadelfia un núcleo ofensivo poderoso.

Lo mejor del resto

• Michael Brantley, Indios de Cleveland: Bateó .299 en 90 juegos, pero sufrió una lesión de tobillo.

• Adam Duvall, Rojos de Cincinnati: Duvall sigue haciendo mucho daño - tiene temporadas consecutivas de al menos 70 extrabases.

• Trey Mancini, Orioles de Baltimore: En su primera temporada completa en las Grandes Ligas, tuvo un OPS+ ajustado de 120, terminando tercero en la votación del Novato del Año.

• Corey Dickerson, Rays de Tampa Bay : Llegó al Todos Estrellas de la Liga Americana por primera vez.

• Adam Eaton, Nacionales de Washington: Tuvo un arranque fenomenal en el 2017 con OBP de .393 pero se lastimó una rodilla. Los Nacionales tienen planes de moverlo al jardín izquierdo en el 2018.

Por Buster Olney / ESPN Deportes