Últimas Noticias

MLB: Aaron Judge está decidido a seguir luchando y mejorando en los Yankees

NUEVA YORK - Los Yankees habían llegado a la mitad de su calendario de pretemporada y había conversaciones legítimas acerca de quién sería el jardinero derecho del equipo para el Día Inaugural. Era posible que Aaron Judge empezara la campaña del 2017 en ligas menores, con Aaron Hicks jugando todos los días en dicho puesto.

Parece algo insólito ahora, tomando en cuenta la brillante temporada de Judge, sus 52 jonrones y su elección unánime como Novato del Año de la Liga Americana. Pero lo sucedido en marzo le sirve de recordatorio a Judge, para que el guardabosque tenga en mente que de cara al 2018 nada se le regalará al joven de 25 años.

"Luchar por un puesto, ésa ha sido mi mentalidad en cada entrenamiento de primavera", dijo Judge. "Hasta en ligas menores, pensaba que uno tenía que salir a ganarse un cupo. Nada se te regala. Era lo mismo cuando se me dijo que yo iba a ser el jardinero derecho titular. Tienes que ganarte tu puesto todos los días. Para el próximo año, aún voy a estar luchando por ese trabajo en el jardín derecho, luchando por mi puesto".

Con el cambio que llevó al Bronx al Jugador Más Valioso reinante de la Liga Nacional, Giancarlo Stanton, los Yankees creen que han construido una versión moderna de la Fila de Asesinos, juntando al ex toletero de los Marlins con Judge y el dominicano Gary Sánchez.

"Estamos entusiasmados de mejorar juntos y usar nuestros talentos juntos, porque somos similares", dijo Stanton. "Vamos a aprender uno del otro y hacernos mejores".

Stanton encabezó las Grandes Ligas en jonrones este año con 59, pero nadie dio batazos más duros en el 2017 que Judge, quien tuvo una velocidad de salida promedio de 94.9 millas por hora. El cuadrangular de Judge frente a Chris Tillman de los Orioles el 10 de junio tuvo una velocidad de salida de 121.1 millas por hora, el jonrón más duro medido en la historia de Statcast™.

La temporada pasada, Judge encabezó la Liga Americana en anotadas (128), vuelacercas y bases por bolas negociadas (127), además de terminar segundo en porcentaje de embasarse (.422) y slugging (.627). Judge fue líder de las Mayores en WAR con 8.2 y su OPS de 1.049 lo convirtió en apenas el cuarto novato en superar 1.000 como novato, junto a Joe Jackson (1911), Ted Williams (1939) y el dominicano Albert Pujols (2001).

CC Sabathia habló por muchos el último día de la temporada de los Yankees cuando miró hacia el casillero de Judge y dijo lo siguiente: "Gran año. La mejor campaña de novato que he visto. Creo que el mejor que hemos visto todos".

Judge llegó a conectarle jonrón a cada equipo contrario de la Liga Americana, además de los 33 que disparó en el Yankee Stadium-cantidad que rompió la marca de Babe Ruth en los Yankees para cuadrangulares conectados en casa. Rumbo a quebrar el récord de vuelacercas de un novato en Grandes Ligas (que era de 49, disparados por Mark McGwire en 1987), Judge ya había roto para el Juego de Estrellas la marca para un novicio de los Yankees de 29 (Joe DiMaggio).

Luego llegó la noche inolvidable del 10 de julio, en el Festival de Jonrones como parte del Clásico de Media Temporada. Llegando al Juego de Estrellas como el más votado de la Americana (4,488,702), Judge superó una desventaja de 22 cuadrangulares ante Justin Bour en la primera ronda del evento, antes de vencer a Cody Bellinger y el dominicano Miguel Ángel Sanó en las siguientes rondas.

Siendo el primer novato en ganar el Festival de Jonrones de manera indiscutible, Judge terminó con 47 cuadrangulares en 76 swings. En total, la distancia de sus batazos fue de 3.9 millas.

"Simplemente me veo como un niño de Linden, California, teniendo la oportunidad de vivir un sueño ahora mismo", dijo Judge aquella noche en el Marlins Park.

Ahora bien, no habían terminado las hazañas de Judge. Después de un bajón de seis semanas marcado por los ponches-algo atribuido a una lesión en el hombro izquierdo-el joven se adueñó de septiembre, dando 15 jonrones en dicho mes, la mayor cantidad para cualquier jugador de los Yankees desde que Roger Maris disparó el mismo total en junio de 1961.

Judge agregó cuatro más en la postemporada, incluyendo tres en la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Astros. Además, hizo una de las mejores atrapadas en la historia de los Juegos 7 al robarle un cuadrangular al cubano Yuli Gurriel en Houston.

Aunque sus Yankees quedaron cortos por un juego a su sueño de alcanzar la Serie Mundial, Judge dejó el Minute Maid Park aquella noche pensando que lo mejor estaba por venir.

"Aún estoy tratando de pensar en todo lo que pasó este primer año", dijo Judge en noviembre. "Desde la lucha en los entrenamientos hasta los altibajos de la temporada y los playoffs. Sueñas con eso. No cambiaría nada, los altibajos y cómo sucedieron las cosas. Todo eso te hace quien eres ahora.

"Fue un año increíble".

Por Bryan Hoch / MLB.com