Últimas Noticias

LIDOM: El Licey aspira a defender su corona

Los Tigres del Licey clasificaron en el cuarto puesto de la tabla de posiciones, pero no muy lejos del resto del grupo.

Con su título de campeones aun vigentes, los guiados de Luis Urueta esperan dar la batalla en el Todos contra Todos.

En el sorteo de eliminados seleccionaron a Jeimer Candelario, que se espera juegue un papel relevante en la defensa, un punto que golpeó severamente al Licey todo el año.

También se mantienen con el equipo Yamaico Navarro y Julio Borbón, dos bates que dieron mucha agua de beber.

Sin lugar a dudas, que el toletero Juan Francisco, que viene de establecer la marca de cuadrangulares de la pelota invernal dominicana, debe ser también relevante para los azules.

La rotación abridora, que tiene a Hiram Burgos como su primer lanzador, puede ser el punto más flaco del Licey, que suma también a Alexis Candelario, Jair Jurjjens, Bryan Evans y Lisalverto Bonilla.

Hay sin embargo, preocupación con las potenciales salidas del jardinero Jorge Bonifacio, así como también de Sergio Alcántara, quienes posiblemente solo irían hasta finales de mes.

La gerencia que encabeza Junior Noboa estuvo cerca de conseguir el permiso del jardinero Nomar Mazara, de los Rangers de Texas, pero aparentemente esas gestiones fueron infructuosas.

Ayer, el Licey anunció las contrataciones del receptor Sebastián Valle y el derecho Andrés Ávila.

Valle, de 26 años, quien pertenece a los Mariners de Seattle, jugó en este invierno en su décima temporada con los Cañeros de Los Mochis de la Liga Mexicana del Pacifico y con los Leones de Yucatán en el verano.

“Esto no quiere decir que nos vamos a parar aquí; estamos haciendo negociaciones con jugadores que participaron en otras ligas y esperando que terminen en las demás ligas del Caribe para seguir fortaleciendo a nuestro conjunto”, señaló Junior Noboa, gerente general de los Tigres.

Para iniciar la serie semifinal del torneo de béisbol invernal dominicano dedicado a don Pepe Busto, el Licey viaja a San Francisco de Macorís a enfrentar a los Gigantes.

Por Dionisio Soldevila