Últimas Noticias

Juan Francisco: “Ese récord se lo dedicaré a mi tío”

Ahora que está cerca de imponer una marca de jonrones, Juan Francisco valora el valioso aporte de un familiar fallecido
A ley de dos jonrones para abrir un nuevo capítulo en la historia de la pelota invernal dominicana, Juan Francisco tiene muchos agradecimientos pendientes, pero hay uno en particular que le remueve sus cimientos con la misma magnitud que ha dado 60 cuadrangulares en su carrera.

Fue su motor, un dínamo de inspiración para que siguiera en el béisbol. Muchas veces era por la vía cruda, que en el momento no gusta y es el tiempo el que coloca en su justo lugar. Es por eso que el designado de los Tigres del Licey solo tiene gratitud para su tío Dionisio.

“Él me ayudó mucho en mi carrera”, dice Francisco a elCaribe al final de un partido reciente en el Estadio Quisqueya de esta capital. “Era la persona que estaba encima de mí para que siempre estuviera en la pelota, que me dio todo tipo de consejos. Si tenía que darme mis cocotazos lo hacía con tal de que no me
desenfocara”, comenta Juan, cuya voz se quebró al recordar al fallecido hermano de su madre y sus ojos sintieron el impacto del sentimiento que afloró.

El nativo de Bonao, rumbo a los 31 años en enero venidero, valora mucho el aporte de sus padres, Daniel y Daysi. “Ellos se encargaron de que no me faltara nada. Me dieron todo”, explica el varias veces Jugador Más Valioso de la pelota invernal (2009-10, 2010-11 con los Gigantes del Cibao), “pero él fue clave en mi carrera y si Dios quiere ese récord se lo dedicaré a mi tío”.

Dionisio falleció en 2008, un año antes de que su sobrino debutara en las Grandes Ligas con los Rojos de Cincinnati. “De repente estuvo muy enfermo, cayó en cama, hicimos todo lo posible por sanarlo, pero la voluntad de Dios fue otra. Él no pudo verme ni en Grandes Ligas ni tampoco todo lo que he podido lograr en mi carrera, pero siempre lo tengo presente”, dice Francisco.

Apoyo de compañeros

Juan, desde hoy, reanuda su cacería de la marca de vuelacercas en la llamada pelota nuestra, que pertenece a Mendy López, quien en 2011 arribó a los 61 vuelacercas. Félix José es el otro mortal con 60 tetrabases. Francisco debe estar en la alineación de esta noche por el Licey ante las Estrellas en el Quisqueya.

“Fuera bonito hacerlo ante los fanáticos del Licey que tanto me han apoyado en mi carrera. Ellos se merecen eso y más, pero también uno acepta lo que Dios decida. Lo importante es hacerlo”.

El poderoso bateador zurdo también se sintió muy agradecido por el respaldo que ha recibido de muchas personas y de sus compañeros de equipo, ya que ha pasado por momentos de baja producción en campañas recientes.

“Nunca como ahora había sentido tanto el apoyo de mis compañeros y de mucha gente que están conmigo. Nadie dijo que esto iba a ser fácil, sé que las cosas no han estado como uno quisiera, pero hay que salir cada día a dar la batalla. Les agradezco lo que han hecho por mí”, señala Juan en el camerino azul.

Tiene dos cuadrangulares en sus últimos cinco partidos, algo que el Licey espera con más frecuencia. Una marca sagrada le espera y en ella la oportunidad de reconocer a la persona que es más que un jonrón dentro de su corazón.

Por Yancen Pujols / El Caribe