Últimas Noticias

Estados Unidos, Astros, Altuve y Stanton lideraron gran 2017

ORLANDO, Florida -- Estados Unidos y los Astros de Houston abrieron y cerraron el calendario, respectivamente, conquistando sus primeros trofeos de los dos eventos más importantes que tiene el béisbol a nivel mundial, en un histórico 2017 que apropiadamente nos recordó que la estatura es irrelevante en la pelota, gracias a la magia del pequeño venezolano José Altuve y la fuerza de los gigantescos norteamericanos Giancarlo Stanton y Aaron Judge.

Estados Unidos derrotó 8-0 a Puerto Rico en la gran final de la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol, ante 51,565 fanáticos en el Dodger Stadium de Los Ángeles, para levantar su primer trofeo del torneo que declara al campeón del planeta en la máxima categoría de la disciplina.

El "Team Rubio" de Puerto Rico tenía 7-0 cuando entró a su segunda final consecutiva, pero otra vez tuvo que conformarse con el subcampeonato. Los boricuas perdieron la final del 2013 ante República Dominicana.

El derecho Marcus Stroman, quien debatió por meses si representaba al Puerto Rico de su mamá, Adlin Auffant, o al Estados Unidos de su papá, Earl Stroman, se decidió por la selección de las barras y las estrellas y, por ironías de la vida, fue el lanzador abridor de la gran final. Contra Puerto Rico, Stroman entró a la séptima entrada lanzando No-Hitter y concluyó su actuación con seis ceros para mejorar su efectividad a 2.35 en 15.1 entradas y atrapar el premio de Jugador Más Valioso del campeonato.

Tras iniciar en medio de una nube de incertidumbre respecto al futuro, el cuarto Clásico Mundial de Béisbol estableció récords de asistencia (1 millón, 086 mil, 720 fanáticos), audiencia en Estados Unidos (solo la final atrajo 3,1 millones de televidentes por MLB Network, ESPN Deportes y la retransmisión simultánea en español por ESPN2) y el resto del mundo, exposición digital (70 millones de minutos consumidos por MLB.TV) y venta de articulos relacionados.

"Creo que cuando tienes un torneo que genera el interés que tuvo la edición de 2017, pues será más fácil cautivar a los jugadores en el próximo, no solo para Estados Unidos, sino para todos los países", dijo Rob Manfred, el comisionado de las Grandes Ligas, principal organizador del Clásico Mundial.

Terminado el Clásico, arrancó la temporada regular de las ligas mayores.

La competencia fue matizada por una lluvia de cuadrangulares (exactamente 6,104, superando la marca de 5,693 del 2000) y entre todos los protagonistas de esa orgía de palos sobresalieron Stanton, de Marlins de Miami, y los novatos Judge, de los Yankees de Nueva York, y Cody Bellinger, de los Dodgers de Los Ángeles.

Stanton (6´6, 250 libras) bateó 59 jonrones, quedándose cerquita de ser el sexto pelotero con 60 en una temporada, y reclamó el primer premio de Jugador Más Valioso (MVP) para un pelotero de los Marlins. En la temporada muerta fue cambiado a los Yankees, donde tendrá de compañero a Judge.

'El Juez' (6´7, 285 libras de puros músculos) lideró la Liga Americana con 52 jonrones, nuevo récord para un debutante, y conquistó el premio Novato del Año. Sin embargo, el MVP del joven circuito fue para Altuve (5´6, 165 libras), el gran intermedista venezolano de los Astros, que bateó 200 hits por cuarto año seguido y agregó el tercer título de bateo a su colección, entre otras hazañas. Otro pequeño, el dominicano José Ramírez (5´9, 165 libras), de los Cleveland Indians, fue tercero en la votación del MVP.

Scooter Gennett, un pequeño de 5´10 y 185 libras de Rojos de Cincinnati, bateó cuatro jonrones en un partido contra Cardenales de San Luis el 6 de junio, empatando el récord de vuelacercas en un juego de las ligas mayores. Gennett bateó de 5-5 con 10 carreras impulsadas en el triunfo de los Rojos 13-1 en el Great American Ball Park.

Bellinger llegó a las Grandes Ligas casi entrando al mes de mayo y aún así impuso el récord de jonrones (39) en la Liga Nacional, para reclamar el Novato del Año. Solamente Judge y Mark McGwire (49 en 1987) han sacado más pelotas del parque que Bellinger en sus años de novato.

Los jugadores novatos sumaron 792 jonrones en el 2017, eclipsando por más de 100 la marca anterior (691 en 2015), en una temporada en la que el dominicano Albert Pujols, de los Angelinos de Los Ángeles, sacó 23 pelotas para llegar a 614 en su carrera. Pujols se instaló en el séptimo puesto de todos los tiempos, detrás de Barry Bonds (762), Hank Aaron (755), Babe Ruth (714), Alex Rodríguez (696), Willie Mays (660) y Ken Griffey Jr. (630).

Otro dominicano, Adrián Beltré, de los Rangers de Texas, conectó 106 hits para convertirse en el miembro #31 del grupo con tres mil en la historia. Beltré comenzará el 2018 con 3,048 imparables, en el lugar #26, y necesitando 38 jonrones para los 500.

En medio de todos esos batazos, el veterano lanzador dominicano Edinson Vólquez, de los Marlins, se las arregló para lanzar el único No-Hitter del año, el 3 de junio contra los Diamondbacks de Arizona en el Marlins Park. Al final del juego, Vólquez dedicó la hazaña a sus ex compañeros, el dominicano Yordano Ventura y el cubano José Fernández, quienes fallecieron algunos meses atrás en accidentes separados, en plena flor de la juventud y de sus carreras en MLB.

El toletero cubano J.D. Martínez bateó .303 con 45 jonrones y 104 carreras impulsadas en 119 juegos con Tigres de Detroit y Arizona en su útimo año de contrato, para emerger como el premio mayor de la agencia libre en la temporada muerta.

Los Dodgers lideraron la temporada regular del 2017 con 104 victorias; Cleveland ganó 22 partidos consecutivos entre agosto y septiembre, los Yankees se quedaron a un juego de avanzar a su Serie Mundial #41, pero fueron los Astros que levantaron el Trofeo del Comisionado cuando se hizo el último out del año. Dodgers, Indios y Astros ganaron más de 100 partidos, apenas la sexta vez que tres equipos alcanzaban el centenar de victorias.

Los Astros derrotaron 5-1 a los Dodgers en el séptimo y último encuentro del clásico de otoño ante 54,124 fanáticos en Dodger Stadium para conquistar el primer campeonato de su historia. Los Dodgers, que conquistaron la División Oste de la Liga Nacional por quinto año seguido, llegaron a la Serie Mundial por primera vez desde 1988.

Houston, que también derrotó en un séptimo encuentro a los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, se unió a los Reales de Kansas City de 1985 como los únicos dos clubes con múltiples victorias en séptimos juegos en la historia de la postemporada.

El jardinero George Springer estableció marcas de extrabases (8) y bases alcanzadas (29) para ganar el premio "Jugador Más Valioso Willie Mays" de la Serie Mundial para Houston, una de las ciudades más afectadas por el paso del poderoso huracán Harvey por el estado de Texas en agosto.

Por Enrique Rojas / ESPN Deportes