Últimas Noticias

Ronny Rodríguez encontró un refugio en la Lidom

El pasado torneo de béisbol invernal dominicano no sólo sirvió para pulir las habilidades demostradas por Ronny Rodríguez, sino que contribuyó a su madurez y confianza. “La liga me ayudó mucho a madurar como pelotero, y me ayudó a ser más consistente”, expresó Rodríguez a elCaribe.

Muchos notarán la forma alegre, su entusiasmo en el juego y su forma de motivar a los demás, pero pocos saben que estuvo a punto de abandonar el béisbol que amó desde pequeño. “Pedí ser dejado libre por mi organización (Cleveland) y no me lo dieron. Quería dejar el béisbol. No sé qué me pasó en ese momento, pero no tenía a nadie que me explicara cómo era el béisbol en ese entonces”, añadió Ronny, quien fue firmado por la suma de 375,000 dólares en el 2010 por Cleveland.

Justamente, eso pasó el 13 de mayo del año pasado, en su primera temporada con Columbus Clippers, filial de Triple A de los Indios.

“Estaba bravo conmigo por no ver tanto el desarrollo, pensaba que alguien que estaba en la banca podría hacer algo mejor que yo. Sin embargo, después pensé mejor las cosas por mi madre, mi abuela y Wilton Chávez, quien es mi mentor”, explicó Ronny, quien viene de su mejor año ofensivo en Ligas Menores tras finalizar con un promedio de bateo de .291, 17 jonrones y 64 carreras impulsadas.

Ronny tiene como motor de inspiración a quien considera las dos mujeres de su vida. Su progenitora, quien se convirtió en madre y padre a la vez, y fue la persona que lo sacó adelante. Su abuela, fallecida hace varios años, lo ayudó en su infancia y siempre lo apoyó para que nunca dejara de jugar béisbol.

Un perseverante

Después de una temporada de altas y bajas, el “felino de Mao”, como le llaman, aterrizó en Lidom con las Águilas Cibaeñas, el pasado invierno y estremeció la justa invernal dominicana apoderándose de los departamentos de bateo (.306), slugging (.463) y OPS (.824).

“Soy un perseverante de la vida. Nunca bajé los brazos y entendí que era la oportunidad para demostrar lo que tengo. En la liga me destaqué bastante el año pasado. Ahora, seguiré trabajando más fuerte y levantar la corona, eso es lo que todos los equipos buscan”, dijo Ronny, quien es amante de la música y creó su compañía, Felino Records.

Aquel niño que ayudaba a su abuela a vender frituras para irse a jugar con sus compañeros, pensó que en la pasada campaña sería subido a las Grandes Ligas.

“Sé que el equipo (Cleveland) estaba ganando bastantes juegos, no había espacio en el roster. Yo por lo menos entendí que me necesitaban o merecía la oportunidad aunque sea de regalo a fin de año. Pero, no llegó y veremos qué pasará después de la Serie Mundial”, agregó Ronny, quien de no retenerlo Cleveland, se convertirá en agente libre.

Rodríguez continúa demostrando calidad en esta campaña con las Águilas. Batea .325, con diez carreras impulsadas y tres jonrones en los primeros 19 encuentros del torneo.

Por Cynthia Morillo / El Caribe