Últimas Noticias

Opinión: Orioles enfrentan una dura realidad con Zach Britton

A los ojos de algunos evaluadores rivales, los Orioles han sido excelentes en los últimos seis años. Con un récord de 66 partidos por encima de .500 en ese lapso, Baltimore llegó a los playoffs tres veces, a pesar de vivir en la misma división que los Yankees y los Medias Rojas, por lo que esos evaluadores tienden a darle a los Orioles el beneficio de la duda.

"Excedieron sus expectativas la mayor parte del tiempo", dijo un funcionario. "Ellos resolvieron algo".

El ingenio se necesita ahora más que nunca en Baltimore, debido a la escasez de rostros y una gran cantidad de dilemas contractuales. En las discusiones a principios de esta temporada baja, los Orioles han señalado a otros equipos que tendrán que mover algo de dinero, y, específicamente, están preparados para escuchar las ofertas por las piezas más caras de su grupo de relevistas, incluido el cerrador Zach Britton. Podría ser que, dado el momento de esta urgencia, no necesariamente puedan esperar mucho a cambio.

Los Orioles probablemente podrían haber conseguido un gran botín por Britton si lo hubieran movido en el verano de 2016, y hubo intereses comerciales medidos en julio pasado, después de que se lesionó a principios de 2017. Ahora el zurdo necesita solo un año para llegar a la agencia libre, y después de que atraviesa su última ronda de arbitraje, probablemente tendrá un salario de entre 14 y 15 millones de dólares.

Los Orioles creen que Britton está completamente recuperado de sus problemas en el brazo y que recuperará por completo el comando que a veces lo eludió en los últimos dos meses de la temporada regular de 2017. Pero entre la inminente agencia libre de Britton, su historial médico reciente y su alto salario, Baltimore probablemente no pueda esperar obtener una gran pieza a cambio del zurdo que tuvo una de las temporadas más grandes para un relevista en 2016.

El calendario también va en contra del valor de mercado de Britton: los relevistas casi siempre han tenido un mejor valor comercial en julio que en invierno, porque los equipos sienten una mayor urgencia de agregar una o dos piezas de acabado a los torneos.

Kansas City estaba en una situación similar con Wade Davis el invierno pasado. Él lanzó con efectividad en 2016 pero tuvo algunos problemas con el brazo. Davis consiguió un salario de $ 10 millones para 2017 con solo una temporada restante antes de la agencia libre. Los Reales lo pasaron a los Cachorros por el jardinero Jorge Soler, algo así como una apuesta.

"Se podía ver lo que los Reales estaban pensando", dijo un oficial de la Liga Nacional. "Hubo una posibilidad de que golpearán a lo grande con Soler, por un año de Davis".

Ese acuerdo por Soler, de 25 años, no funcionó en su primera temporada con los Reales, ya que bateó .144 con .503 de OPS en 35 juegos para Kansas City. Y los Orioles probablemente tampoco tengan un jugador imprescindible por Britton. Si las ofertas no son adecuadas, Baltimore podría mantener a Britton por lo menos al comienzo de la temporada 2018; si los Orioles se salen de la carrera, podrían cambiarlo en condiciones comerciales más favorables a mediados del próximo verano.

Pero los Orioles tienen una necesidad desesperada de flexibilidad de nómina en este momento, con solo dos lanzadores experimentados bajo contrato: Kevin Gausman y Dylan Bundy.

Baltimore ha estado relacionado en especulaciones de los medios con varios lanzadores abridores agentes libres, pero probablemente aún no esté en posición de apostar competitivamente en los dos niveles superiores de agentes libres debido a otras obligaciones. Adam Jones ganará $ 17.3 millones el próximo año, Mark Trumbo $ 12.5 millones y Chris Davis $ 23 millones; y a través del arbitraje, el tercera base Manny Machado, el segunda base Jonathan Schoop y el relevista Brad Brach obtendrán grandes aumentos. Darren O'Day está en línea para ganar $ 9 millones en cada una de las próximas dos temporadas.

Si los Orioles eluden un intercambio de Britton este invierno, probablemente buscarán mover a uno o dos de sus otros relevistas costosos, Brach o O'Day, en un esfuerzo por mejorar una rotación que constantemente dejó a Baltimore en desventaja en los inicios de los partidos la pasada campaña. La efectividad de Baltimore de 5.70 para los lanzadores abridores fue la peor en las Grandes Ligas la temporada de 2017, y en la segunda mitad de 2017, los jugadores de posición parecieron asediados después de meses de que se les pidiera que superaran los déficits.

Los Orioles necesitan ayuda y podrían tener que sacrificar a su cerrador Britton para obtenerla.

Por Buster Olney / ESPN Deportes