Últimas Noticias

NFL: Lions-Vikings, el partido sobresaliente del Día de Gracias

DETROIT (AP) — En muchos sentidos, los encuentros del Día de Acción de Gracias marcan el comienzo de la etapa decisiva en la campaña de la NFL. Para los Lions, el partido de este jueves podría representar la última oportunidad de seguir peleando por el título divisional.

Detroit recibe a los Vikings de Minnesota, en un duelo que podría alterar drásticamente el panorama en la División Norte de la Conferencia Nacional.

En el caso de los Cowboys, parece que las aspiraciones de repetir como campeones en el Este de la Nacional se han esfumado. Pero necesitan mantener viva la posibilidad de conseguir un boleto de comodín a los playoffs. Requieren también demostrarse a sí mismos que son capaces de ganar sin su corredor suspendido Ezekiel Elliott.

Dallas buscará ambos objetivos recibiendo a los Chargers de Los Ángeles.

Los Redskins y los Giants militan junto con los Cowboys en una división en que los Eagles de Filadelfia ostentan una amplia ventaja. Washington y Nueva York, que tienen fojas perdedoras, defensivas endebles y planteles diezmados, se miden en el otro partido del Día de Acción de Gracias.

En el duelo más apetecible de la jornada, Minnesota podría tomar una ventaja de tres juegos en la cima de la división, en caso de imponerse. Pero si el vencedor es Detroit, se aproximaría a un juego y tendría ventaja en el criterio de desempate sobre los Vikings, al haberlos derrotado en los dos compromisos de la campaña regular.

Además, los Lions tienen un calendario que luce más favorable en las últimas semanas de la temporada.

“En el fútbol americano, todo aumenta su nivel de intensidad durante noviembre y diciembre. Y justo en el Día de Acción de Gracias, esto se enciende realmente”, comentó el receptor de Detroit, Golden Tate. “No es un secreto que los Vikings están jugando tremendo fútbol americano ahora. Están haciendo que las cosas sucedan”.

Minnesota (8-2) ha ganado seis encuentros en fila desde que cayó por 14-7 ante Detroit el 1 de octubre. Los Vikings disputarán su primero de tres duelos seguidos como visitantes (ante Detroit, Atlanta y Carolina), de modo que hay cierta presión para tomar una ventaja confortable y reducir el margen de error.

“Para mí, los equipos deben juzgarse tras finalizar la temporada”, comentó el cornerback de los Vikings, Terence Newman. “Mucha gente quiere hablar de cómo hemos hilado victorias. Tenemos un total de ocho, pero yo he hecho esto demasiado tiempo, y sé que las cosas pueden empeorar muy rápido antes de mejorar”.

La temporada anterior, Minnesota arrancó con 5-0 antes pero quedó con 8-8.

Detroit (6-4) viene de vencer a Chicago y Cleveland. Los Vikings, por su parte, doblegaron 24-7 a los Rams el fin de semana anterior.

En cuanto a los Chargers, su quarterback Philip Rivers se apresta a debutar en Día de Acción de Gracias, durante su 14ta temporada en la liga.

“Salvo los partidos de postemporada, no creo que haya un mayor escenario que el Día de Acción de Gracias”, comentó. “Es desde luego un partido importante, y más por lo que está en juego para nuestro equipo”.

Los Ángeles (4-6) comenzó la campaña con récord de 0-4, mientras que Kansas City, su rival en el Oeste de la Americana, ganó sus primeros cinco compromisos. Ahora los Chargers están a dos juegos de los líderes Chiefs, luego de anotar su mayor cantidad de puntos desde 1981, en un triunfo por 54-24 sobre Buffalo.

Los Cowboys (5-5) han perdido sus dos partidos desde que Elliott comenzó a purgar su suspensión por acusaciones de violencia doméstica. El corredor estelar se ausentará de otros cuatro encuentros.

“Esto debe mostrar el carácter de nuestro equipo”, dijo el quarterback Dak Prescott, quien ha pasado penurias sin la compañía de Elliott. “Tenemos la opción de terminar en 11-5, en 5-11 o en cualquier otro récord intermedio. Depende de nosotros trabajar cada día para demostrar nuestro carácter y pelear por ese 11-5”.

Los Redskins y los Giants tienen una foja combinada de 6-14 y no han ganado un solo duelo ante rivales del Este. Nueva York perdió al receptor estelar Odell Beckham Jr por toda la campaña, en la que tampoco el corredor Chris Thompson volverá a jugar con Washington (4-6).

Aunque los Redskins siguen teniendo posibilidades matemáticas de ir a los playoffs, han perdido cuatro de sus últimos cinco compromisos.

“Tenemos que ganar. Estamos ahora contra las cuerdas, de verdad. Estamos golpeados”, reconoció el cornerback Josh Norman.

En los Giants (2-8), la pregunta principal es si existe posibilidad alguna de que el entrenador Ben McAdoo puede conservar su empleo.

___

Los periodistas de la AP, Schuyler Dixon en Arlington, Texas, y Howard Fendrich en Washington, contribuyeron con este despacho.

Por AP