Últimas Noticias

MLB: ¿Qué bateador de poder será la mejor opción para Boston?

BOSTON - Después de ponerle un freno al crecimiento de su nómina salarial este año, los Medias Rojas de Boston están listos para sacar la billetera nuevamente en la temporada baja.

A pesar del freno, los Medias Rojas gastaron mucho dinero en 2017, manteniendo uno de los roster mejor pagados del juego. Pero a pedido de los propietarios, el presidente del equipo, Dave Dombrowski, llevó la nómina de pago a menos de $ 195 millones, evitando así una tarifa del 50 por ciento sobre cualquier monto por encima de ese umbral de saldo competitivo.

Al hacerlo, los Medias Rojas restablecen su penalidad impositiva al 20 por ciento para la próxima temporada, cuando el tope salarial se elevará a $ 197 millones. Y con la ofensiva necesitada de un bateador de poder en el medio de la alineación, parece que Dombrowski ya no sentirá la presión de la responsabilidad fiscal.

Cuando se le preguntó esta semana si espera quedarse por debajo del tope salarial como un objetivo en la temporada baja, Dombrowski simplemente dijo: "No, no lo haremos". Cuando se le hizo la misma pregunta al propietario John Henry, confirmó la voluntad del equipo de exceder el umbral esencialmente respaldando el comentario de Dombrowski.

"Bueno, [Dombrowski] respondió la pregunta", indicó Henry. "Dijo que podría sobrepasarlo [los $ 197 millones]".

¿Puedes oír el menudo tintineando en el bolsillo del traje de Dombrowski?

Sin ataduras con las restricciones de impuestos de lujo, Dombrowski podría entrar a la temporada baja haciendo lo que ama: comprando superestrellas. Y no piense ni por un segundo que el agente Scott Boras, que representa a los bateadores J.D. Martínez y Eric Hosmer, no ha notado que uno de los titanes financieros del béisbol tiene abierta su billetera en busca del bateador de fuerza que le ha faltado desde que David Ortiz se retiró hace 13 meses.

Los Medias Rojas también tienen otros gastos. Ya han comprometido aproximadamente $ 110 millones en seis jugadores (David Price, Hanley Ramírez, Rick Porcello, Dustin Pedroia, Craig Kimbrel y Chris Sale); aunque se deshicieron del antesalista Pablo Sandoval en julio, este les costará $ 19 millones contra el tope salarial en 2018; y luego están los $ 50 millones más o menos destinados a 13 jugadores elegibles para el arbitraje, incluidos Xander Bogaerts y Mookie Betts, a los que el equipo podría acercarse con el propósito de acordar extensiones de contratos a largo plazo.

Eso es casi $ 180 millones en nómina antes de que los Medias Rojas atiendan sus otras necesidades, sumerjan su dedo en la agencia libre o piensen en absorber el salario de un prominente bateador de primer nivel que juega en el sur de la Florida.

Hablando de eso, los Marlins de Miami son "serios", para utilizar la palabra de un oficial del equipo, sobre intercambiar a Giancarlo Stanton. Y en virtud de que tienen jugadores jóvenes, efectivo para asumir su enorme salario y una aguda deficiencia de poder, los Medias Rojas están destinados a estar en el vórtice de los rumores.

"Necesitamos anotar más carreras", señaló Dombrowski en lo que equivale a una declaración de esta es la misión fuera de la temporada. "Ahora, algo de eso tiene que ser interno. Cuando comienzas a mirar a algunos de nuestros muchachos, algunos de ellos no tuvieron tan buenos -no lo creo así- años ofensivos como son capaces de tener. Pero probablemente tenemos un espacio en primera base/bateador designado, y ese es un lugar en el que trataremos de crear alguna ofensiva".

Según los informes médicos recibidos por Dombrowski, se espera que Ramírez sea capaz de manejar los rigores físicos de jugar en primera base la próxima campaña después de someterse a una cirugía en su hombro izquierdo el mes pasado. En este punto, sin embargo, Dombrowski dijo que los Medias Rojas "no tienen preferencia" sobre jugar con Ramírez principalmente en la primera base o de bateador designado, una decisión que podría depender del poder que adquieran.

Martínez, un jardinero que floreció algo tarde, tiene 30 años, dos años más que Hosmer, un primera base Guante de Oro. Pero debido a que Martínez fue canjeado a mitad de temporada, no fue elegible para una oferta de calificación y no tendrá la penalización de una compensación adicional para el equipo que lo firme. Hosmer recibió la oferta calificada de $ 17.4 millones de parte de los Reales d Kansas City.

Hosmer batea a la zurda, pero es un bateador de rodados y una amenaza de poder menor que Martínez, un bateador derecho. Y Dombrowski tiene una historia con Martínez, habiéndolo seleccionado para Detroit como agente libre en 2014 después de que fuera liberado por los Astros de Houston en los entrenamientos de primavera.

Stanton, por supuesto, clasifica junto a Aaron Judge como los toleteros más temidos en el béisbol. Stanton, de 28 años, conectó 59 jonrones la temporada pasada y ha jonroneado una vez cada 13.4 turnos al bate desde que debutó en 2010. Pero el jardinero también ha jugado más de 140 juegos solo tres veces en ocho temporadas y tiene $ 295 millones restantes en una contrato que se extiende hasta 2029 y tiene una cláusula de salida a su favor después de 2020.

Dombrowski logró un éxito el invierno pasado adquiriendo a Chris Sale proveniente de los Medias Blancas de Chicago a cambio de varios grandes prospectos, pero sin jugadores fuera de los roster de las Grandes Ligas. El sistema de granja se ha visto disminuido por dos años de acuerdos realizados por Dombrowski, aunque los Medias Rojas podrían reducir el costo en jugadores si escogen asumir la mayor parte del salario de Stanton.

Pero debido a sus otras necesidades, y la monstruosa clase de agentes libres que se avecina el próximo invierno (Bryce Harper, Manny Machado, Josh Donaldson), los Medias Rojas podrían apuntar más bajo en la agencia libre. Carlos Santana, por ejemplo, ha promediado 25 jonrones por temporada desde 2013, pero seguramente costará menos que Martínez y Hosmer, permitiendo a los Medias Rojas agregar también algunos brazos de bullpen, un jugador del cuadro para jugar la segunda base mientras Pedroia se recupera de la cirugía, un jardinero suplente o quizás, un lanzador abridor.

Sin embargo, no se equivoque: la ofensiva es la prioridad.

"No proporcioné los jugadores que nos darían suficientes carreras [en 2017]", dijo Dombrowski. "Creo que sí necesitamos eso. Eso es parte de nuestra meta de temporada baja".

Y los Medias Rojas también están dispuestos a pagar por ello.

Por Scott Lauber, Escritor de ESPN