Últimas Noticias

MLB: Por qué tras ganar 100 juegos, Indios, Astros y Dodgers pueden ser mejores en 2018

La temporada 2017 fue extraordinaria por muchas razones, incluyendo esta: Dodgers de Los Ángeles, los Indios de Cleveland y los Astros de Houston todos ganaron 100 juegos --104, 102 y 101 para ser exactos. Fue la primera temporada con por lo menos 2 equipos de 100 ganados desde 2004 y el primero con tres desde 2003. Desde que se iniciaron las divisiones en 1969, las únicas otras temporadas con tres equipos de 100 ganados fueron 2002, 1998 y 1977.

Lo que hace que estos exagerados totales de triunfos sean más interesantes, es que, los Dodgers, los Indios y los Astros no tomaban victorias con los equipos del fondo del standing, sino más bien con los del medio. Ningún equipo perdió 100 juegos en 2017; los Tigres de Detroit y los Gigantes de San Francisco fueron los líderes con 98. En 2016, por ejemplo, los Mellizos de Minnesota perdieron 103 juegos y había equipos ocho equipos con al menos 90 perdidos, al igual que 2017. En 2017, sólo cuatro equipos que terminaron sobre .500, no pudieron ganar 90 juegos; en 2016, solo uno sobre los .500 y nueve que ganaron entre 84 y 89.

Qué es lo que hace que nuestras tres potencias sean tan aterradoras para el resto del béisbol, es que los tres podrían ser incluso mejores en 2018. Probablemente no va a suceder --cuando usted gana 100 juegos, mucho, obviamente, va bien, por lo que no hemos tenido un equipo de ganar 100 juegos en temporadas consecutivas desde 2004-05 con los Cardenales de San Luis. Además, esos equipos en el medio van a tratar de mejorar. Es mucho más fácil para un equipo mediocre mejorar, que para un gran equipo mejorar.

Aún así, no me sorprende que los tres hayan ganado 100 juegos o más. Vamos a examinar por qué.

Astros de Houston (Récord proyectado por FanGraphs: 98-64)

Según los números, los Astros no fue un equipo viejo ni un equipo joven en 2017. De acuerdo con Baseball Reference en el porcentaje de bateo y la edad de sus lanzadores --que utiliza una fórmula basada en el tiempo de juego-- los Astros fueron esencialmente un promedio de la liga en ambas áreas. Excepto que los Astros no fueron tan viejos. Carlos Beltran, de 40 años de edad, bateó 509 veces, no era muy bueno y ahora se retira. Nori Aoki, de 35, fue el jardinero izquierdo en parte de la temporada. Brian McCann, 33, tuvo una temporada sólida, pero no fue una parte clave de la alineación.

Si los Astros mejoran su producción en el Bateador Designado --puede ser posible con una firma de bajo costo en la agencia libre como Yonder Alonso o Lucas Duda-- y la mejora de Carlos Correa (23 en 2018) y Alex Bregman (24 en 2018 y saliendo de una excelente segunda mitad), su históricamente gran ofensiva podría ser aún mejor.

Aparte de Marwin González y tal vez un envejecido McCann, no hay un candidato de regresión obvia. José Altuve y George Springer deben ser excelentes, y Correa será más valioso simplemente jugando 40 partidos más.

En el lado de pitcheo, una temporada completa de Justin Verlander en lugar de un mes obviamente ayudará, pero creo que el banquillo puede ser mejor en 2018. Eso puede parecer algo extraño que decir después de la forma en que se realizó en la postemporada, pero hay que separar lo que sucedió en esas situaciones de presión versus lo que sucederá la próxima temporada regular. En 2017, Houston ocupó el 17 º lugar en efectividad con 4.27 --pero ocupó el segundo puesto detrás de los Yankees en la tasa de ponches y fue 11 en wOBA.

Hay un montón de buenos brazos allí, Joe Musgrove probablemente será un alivio en toda la temporada, y el gerente general Jeff Luhnow probablemente firmará un veterano agente libre para añadir aún más profundidad --tal vez el zurdo Mike Minor o el derecho Anthony Swarzak.

Indios de Cleveland (Récord proyectado: 95-67)

Empecemos aquí: Su bullpen lideró las Grandes Ligas en efectividad y su rotación de abridores solo fue superada en efectividad por la de Dodgers. No había nada raro sobre esos números, ya que se clasificaron primeros en tasa de ponches y el índice más bajo de bases por bolas, mientras permitía el segundo más bajo wOBA. La buena noticia: aparte de su caballito de batalla el preparador Bryan Shaw, todos están de vuelta.

Obviamente, van a necesitar de buena salud para tener ese tipo de temporada de nuevo en el montículo --básicamente utilizaron sólo a seis lanzadores abridores la temporada pasada (abridor número 7 Ryan Merritt hizo sólo cuatro aperturas), pero la aparición de Mike Clevinger detrás de Corey Kluber, Carlos Carrasco y Trevor Bauer, más Danny Salazar y Josh Tomlin como quinto y sexto abridores, habla de su profundidad.

A la ofensiva, los Indios tendrán que substituir al agente libre y máquina de OBP Carlos Santana. Podrían trasladar a Edwin Encarnación a la primera base y utilizar a los chicos como Michael Brantley y Jason Kipnis como bateadores designados, o tal vez utilizar la pequeña cantidad de dinero que tienen que gastar en un segundo nivel de agente libre de primera base como Mitch Moreland, Danny Valencia o Adam Lind.

También pueden esperar una temporada de rebote de Kipnis y la producción mejorada de Bradley Zimmer en su segunda temporada.

Aquí está una razón principal por la que los Indios pueden ganar 100 juegos de nuevo: La División Central de la Liga Americana será terrible. FanGraphs actualmente proyecta los Medias Blancas de Chicago, los Reales de Kansas City y los Tigres de Detroit entre los siete peores equipos de béisbol. Sus cuerpos de lanzadores ocupan el puesto 30 (Medias Blancas), 27 (Reales) y 26 (Tigres) en el WAR proyectado. El cuerpo de pitcheo de los Mellizos de Minnesota no es mucho mejor.

Los Indios terminaron tercero en carreras anotadas en la Liga Americana y puede suceder de nuevo con todo al mal pitcheo que los Indios enfrentarán. (José Ramírez y Francisco Lindor son bastante buenos también.)

Los Angeles Dodgers (récord proyectado: 93-69)

Los Dodgers tienen algunas preocupaciones más obvias que los Astros y los Indios, en parte porque tenían más colaboradores sorpresivos --particularmente Cody Bellinger y Chris Taylor-- por lo que su proyecto de victoria total en este momento es un poco más bajo. Por otra parte, FanGraphs también proyecta a Bellinger y Taylor para tener un WAR de 4.7 después de que se combinaron para 9.0 en 2017. Tomaré el 9.0 otra vez sobre el 4.7.

Los Dodgers también tienen un par de jóvenes que podrían tener un impacto, el pitcher Walker Buehler y el jardinero Alex Verdugo, aunque la lista es tan profunda que ni se garantiza una posición inicial y ambos podrían abrir en Triple A. Volver a firmar a Brandon Morrow --u otro joven preparador-- será necesario.

Aparte de Yu Darvish y Morrow, sin embargo, todos los chicos clave de 2017 están bajo contrato --y salen de algunos contratos grandes incluyendo Carl Crawford ($21.8 millones en 2017), Andre Ethier ($17.5 millones) y Alex Guerrero ($7.5 millones), lo que significa que podría tienen un estimado de $40 millones o así en la flexibilidad de nómina.

Sí, los Dodgers han hablado de bajar la nómina, y con Buehler y Verdugo, tienen la capacidad de agregar dos novatos más baratos a la lista, pero vamos: terminaron a un juego de la gloria. Van a hacer una gran suma en el temporada. Tal vez es Giancarlo Stanton --se escucha a Andrew Friedman como si fuera a traer ese contrato. Tal vez sea Shohei Ohtani.

Tal vez sea Eric Hosmer, con Bellinger mudándose a los jardines y Joc Pederson es cambiado para darle profundidad al pitcheo. O tal vez es una combinación como Ohtani y Hosmer. No importa, hay que saber que los Dodgers no van a sentarse y descansar sin hacer algo grande, después de 104 victorias y perder en siete juegos en la Serie Mundial.

Entonces, las potencias deberían ser poderosas una vez más. Ahora vamos a ver cómo el resto de los equipos reaccionan en este receso de temporada.

Por David Schoenfield / ESPN Deportes