Últimas Noticias

MLB: ¿Por qué la temporada baja ha estado tan lenta?

ORLANDO, Fla. - El comisionado Rob Manfred ha convertido en prioridad abordar el letárgico ritmo de juego del béisbol en 2018. A juzgar por el lento comienzo de la temporada baja, MLB también podría tener algo que hacer en lo referente al ritmo de la industria.

Los gerentes generales de béisbol se reunieron cerca de Disney World esta semana y tuvieron muchas conversaciones sin mucho tangible para mostrar. Gracias a Dios por Jerry Dipoto, la máquina de transacciones para residentes de Seattle, que bautizó el mercado de cambios de temporada baja adquiriendo al jugador del cuadro Ryon Healy de Oakland por el relevista Emilio Pagán. Ese trato apenas se completó cuando Dipoto envió al lanzador Thyago Vieira a los Medias Blancas de Chicago por dinero del bono internacional. El hombre es implacable.

Procediendo bajo la suposición de que la semana de vacaciones de Acción de Gracias será relativamente tranquila como suele ser, la temporada baja (conocida como de estufa caliente) en este momento tiene más sensación de estar en temperatura ambiente. Varios factores ayudan a explicar por qué la temporada baja ha comenzado lentamente y puede tomar un tiempo para ponerse en movimiento.

1. La situación de Giancarlo Stanton

Es una confluencia de circunstancias fascinantes y sin precedentes. El miembro del Salón de la Fama, Derek Jeter, -junto a un grupo de inversores- compra un equipo cargado de deudas. Stanton es el mejor jugador del equipo y un lastre financiero debido a los $ 295 millones que aún le deben. Las próximas semanas determinarán si se unirá a Eddie Collins, de los Atléticos de Filadelfia de 1914, y Alex Rodríguez, de los Rangers de Texas de 2003, como los únicos jugadores intercambiados después de ganar un premio de Jugador Más Valioso.

Un acuerdo será un desafío para lograr, por decirlo suavemente. El grupo Jeter-Bruce Sherman necesita recortar la nómina. Pero también debe establecer un tono más positivo con la base de admiradores después del toque de tambor negativo de la era de Jeffrey Loria, y eso no sucederá si los Marlins simplemente sueltan el sueldo sin obtener a cambio un grupo de jóvenes talentos.

Stanton, en muchos aspectos, conduce el tren. Como observó Jeter esta semana: "No puedo decir el futuro. Pero Giancarlo tiene una cláusula de no cambio completa".

Si los Marlins logran un intercambio con los Cardenales y Stanton decide que no quiere ir a San Luis, el trato está muerto. O si decide que quiere quedarse en Miami en lugar de ir a San Francisco debido a la falta de impuestos estatales sobre la renta de Florida, es su decisión. Así que fue un poco desconcertante cuando Jeter dijo que no veía razón para levantar el teléfono y conocer a Stanton. En algún punto, los Marlins podrían tener que trabajar con Stanton para que firme un intercambio. ¿No sería más factible si Jeter establece una relación con Stanton ahora en lugar de presentarse dentro de un mes?

2. La situación de Shohei Ohtani

Ohtani es un nuevo producto con potencial impacto como abridor, bateador, y cruza todas las líneas debido a su asequibilidad. Puede ganar un máximo de $ 3.53 millones bajo las reglas internacionales de firmas de MLB, por lo que está disponible para una colección más amplia de equipos que los habituales jugadores con gran mercado.

Ohtani marca suficientes casillas y se adapta a tantas necesidades, los clubes estarían casi abandonando sus funciones en caso de no explorar la posibilidad de contratarlo. Si tienes incluso una remota posibilidad de firmar al "Babe Ruth de Japón", ¿por qué no esperar y dejar de lado otras actividades?

Por el momento, Ohtani no irá a ninguna parte hasta que la MLB acuerde un nuevo sistema de posteo, y eso no sucederá a menos que la asociación de jugadores se suba a bordo. Fue instructivo cuando a un ejecutivo tras otro le preguntaron sobre Ohtani esta semana y se retorcieron antes de cambiar de tema.

"Realmente no tengo nada que decir sobre el tema porque todavía no ha pasado nada", dijo el dueño de los Yankees, Hal Steinbrenner, cuando se le preguntó sobre Ohtani. "Si algo sucede, varias personas sabrán dónde encontrarme, y estaré más que feliz de opinar. Pero en este momento no ha pasado nada''.

3. El factor Boras

A Scott Boras le encanta sostener la corte en las reuniones de GM y pontificar sobre la economía del béisbol. Su discurso sobre el estado de la industria este año fue especialmente notable dado su poderosa clase de agentes libres. Él representa a J.D. Martínez, Jake Arrieta, Eric Hosmer, Mike Moustakas, Carlos González, Carlos Gómez y Jeremy Hellickson, entre otros. Esas son muchas negociaciones para hacer malabarismos, incluso para alguien con su prolífico currículum.

En algunos casos, Boras lanzará varios jugadores al mismo equipo. Los Medias Rojas tienen interés tanto en Martínez como en Hosmer, por lo que se establece una dinámica potencialmente complicada. Si la historia de Boras demuestra algo, él siempre está dispuesto a reducir la velocidad del mercado y evitar al gerente general y apelar directamente a la propiedad si es necesario. Tiene un historial de esperar hasta enero o incluso febrero para que se desarrollen los eventos.

4. El impuesto de lujo

Steinbrenner reiteró el deseo de los Yankees de entrar por debajo del umbral de $197 millones en 2018. Ese objetivo arroja dudas significativas sobre la disposición del equipo para jugar en el extremo superior del mercado de agentes libres.

"Es absolutamente un objetivo mío: estar bajo", indicó Steinbrenner. "Y creo que es muy alcanzable.

"He estado diciendo que puedes tener un equipo de calibre de campeonato mundial y no tener una nómina de más de $200 millones. Finalmente estamos llegando a un punto en el que eso se hace realidad para nosotros. Tenemos muchos buenos jugadores jóvenes en nuestro equipo y logramos llegar al Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, y tenemos muchos buenos candidatos. Creo que esa flexibilidad va a ser una realidad para nosotros, hacer eso y todavía seguir con el tipo de equipo que nuestros fanáticos demandan''.

5. Negocios internos de los equipos

Los ejecutivos de varios clubes dijeron que han pasado más tiempo de lo normal para ocupar los puestos de entrenador, desarrollo y otros puestos a principios de esta temporada baja. Como resultado, se sintieron como si estuvieran luchando por ponerse al día cuando llegaron a Orlando. Las discusiones parecían tener una sensación más preliminar, de planta baja, que en algunos años.

Los Yankees dejaron las reuniones el miércoles y volvieron a la tarea de encontrar un mánager. Entrevistaron al entrenador de bateo de los Gigantes de San Francisco, Hensley Meulens, y tienen más trabajo por hacer antes de elegir un sucesor para Joe Girardi. Incluso si se suscribe a la teoría de que el gerente general Brian Cashman es capaz de caminar y masticar chicle al mismo tiempo, las prioridades son prioridades.

Recién salido de una Serie Mundial, los Dodgers perdieron al director de la granja Gabe Kapler ante los Filis y al asistente del director de granja Jeremy Zoll a los Mellizos. También tuvieron que reemplazar al entrenador asistente de bateo, Tim Hyers, y ocupar otros puestos internos. Así que Andrew Friedman y su equipo han estado demasiado ocupados para lamentar la derrota del Juego 7 ante Houston.

Luego están los Bravos, que tienen un nuevo gerente general en su cuarto día en el trabajo. Alex Anthopoulos, recién llegado de la oficina principal de los Dodgers, tratará de comenzar de inmediato mientras los resultados de una investigación de Grandes Ligas de Béisbol se ciernen sobre la franquicia.

6. Superabundancia en posiciones clave

Stanton y Martínez están en la cima del grupo de bateadores de poder, pero los equipos en busca de poder tienen muchos Plan B y C. Logan Morrison conectó 38 jonrones. Lucas Duda ha superado 30 jonrones en dos ocasiones desde 2014, y Yonder Alonso conectó 28 jonrones con un slugging de .501 esta temporada. Más allá de los grandes nombres, los equipos generalmente se contentan con esperar porque es posible que no vean una gran diferencia entre las abundantes opciones de segundo nivel.

El pitcheo de relevo también es profundo. Más allá de los cerradores probados Wade Davis y Greg Holland, los equipos pueden elegir entre un menú de opciones que incluye a Brandon Morrow, Brandon Kintzler, Bryan Shaw, Tommy Hunter, Jake McGee, Pat Neshek, Seung-Hwan Oh, Joe Smith, Huston Street , Luke Gregerson, Steve Cishek, Tyler Clippard y Drew Storen.

Combine la profundidad en esas posiciones, junto a la mayor disposición de los equipos para promover a los jugadores jóvenes a expensas de los veteranos de cuello azul, y puede ser una receta para la inercia. Es probable que haya muchos agentes libres ansiosos que sigan buscando trabajo en enero.

7. Escasez de vendedores motivados

El año pasado, el gerente general de los Medias Blancas, Rick Hahn, tomó la iniciativa y canjeó a Chris Sale y Adam Eaton a principios de diciembre. Desde entonces, Hahn ha eliminado a los veteranos Todd Frazier, David Robertson y Melky Cabrera para reducir aún más la nómina y fortalecer el sistema de la granja.

Cuando se le preguntó acerca de José Abreu y Avisail García, los dos productos más vendibles de Chicago, Hahn habló con la falta de urgencia de un hombre que ha logrado la mayoría de sus objetivos y tiene toda la influencia. Los Medias Blancas podrían sopesar las ofertas comerciales por los dos bateadores este invierno. O Hahn podría esperar hasta julio o el próximo invierno, porque Abreu y García están firmados hasta 2019.

Los Tigres de Detroit también están en modo de reconstrucción, pero el GM Al Ávila se libró de una gran cantidad de trabajo pesado cuando canjeó a J.D. Martinez, Justin Upton y Justin Verlander durante la temporada. Mientras que el nombre de Ian Kinsler sigue surgiendo en rumores, él está ganando unos asequibles $ 10 millones la próxima temporada y los Tigres no están bajo ninguna gran presión para moverlo.

Baltimore siempre se resiste a los desmontajes de la lista porque el propietario Peter Angelos simplemente no construye de esa manera. Y mientras que Toronto podría mover a Josh Donaldson y agregar algunos talentos jóvenes, la gerencia de Azulejos ha dicho que se siente la obligación de poner un equipo competitivo en el campo como una muestra de fe a los 3.2 millones de fanáticos que llegaron al Rogers Center en 2017.

8. La Clase de 2018

Los Filis de Filadelfia tienen un buen núcleo joven y parecen tener una necesidad apremiante por un as de la rotación, pero la oficina ya les ha dicho a los fanáticos que no esperen un fichaje de agentes libres este invierno. Salvo una sorpresa, los Filis probablemente no estarán involucrados en la persecución de Jake Arrieta.

Al igual que otros equipos con flexibilidad financiera, los Filis podrían querer mantenerse flexibles en anticipación de 2018, cuando Bryce Harper, Machado, Donaldson, Craig Kimbrel, Andrew Miller, Charlie Blackmon, Adam Jones, José Quintana, A.J. Pollock, Dallas Keuchel, Marwin Gonzalez, Brian Dozier, Daniel Murphy, Cody Allen y Andrew McCutchen irrumpan en el mercado como parte de una monstruosa clase de agentes libres. Las cosas podrían volverse mucho más interesantes si el futuro miembro del Salón de la Fama Clayton Kershaw ejerce su cláusula de salida voluntaria y regresa al mercado el próximo invierno a los 30 años. ¿Por qué darse el lujo de una gran inversión este invierno cuando algo aún mejor podría estar a la vuelta de la esquina?

Por Jerry Crasnick | Escritor Senior de ESPN.com