Últimas Noticias

MLB: Los Astros podrían aspirar a más campeonatos

HOUSTON (AP) — Houston no está entusiasmado solamente por conquistar una Serie Mundial. Con José Altuve, Carlos Correa, George Springer y otros jugadores asegurados para los próximos años, los Astros están listos para permanecer como una potencia.

El plan de Houston, que incluyó soportar una complicada reconstrucción, ha colocado al equipo en una gran posición para el futuro. Ninguno de los titulares en el séptimo juego de la Serie Mundial será agente libre antes de 2019.

Alex Bregman y el cubano Yulieski Gurriel están bajo control del equipo hasta 2023. Correa, el torpedero boricua, no puede ingresar a la agencia libre hasta 2022. Springer, el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, está bajo contrato hasta 2021, y el equipo controla al prometedor abridor Lance McCullers Jr, con un contrato que vence en 2022.

El venezolano Altuve tiene opciones en su contrato que favorecen al club durante las próximas dos temporadas y que lo mantendrán en Houston al menos hasta 2019.

Mientras los demás buscan costosos agentes libres, Houston debería estar completo, especialmente después de adquirir al estelar Justin Verlander el 31 de agosto en un canje con los Tigres de Detroit. A Verlander se le adeudan 56 millones de dólares durante las próximas dos temporadas, antes de que pueda convertirse en agente libre.

Todo eso fue posible gracias a la paciencia del dueño Jim Crane y del gerente general Jeff Luhnow. Los Astros eran el hazmerreír de Grandes Ligas después de deshacerse de peloteros veteranos para reducir su nómina, perdiendo al menos 100 juegos en cada una de las temporadas entre 2011 y 2013. En ese último año, impusieron un récord indeseable, con 51-111, la peor marca en la historia de la franquicia.

Con todas esas derrotas llegó una serie de altas selecciones de draft, y Houston cobró en grande con algunas de ellas. En el primer draft de Luhnow en 2012, Houston tomó a Correa con la primera selección global y a McCullers en el 41er puesto. Bregman fue la segunda selección global en el draft de 2015.

Pero también hubo desaciertos. El más notable fue Mark Appel, a quien tomaron primero en 2013 con bombo y platillos. El derecho nunca jugó con los Astros y eventualmente fue canjeado, mientras que Kris Bryant, a quien Houston dejó pasar al decidirse por Appel, ganó el MVP de la Liga Nacional y ayudó a los Cachorros a coronarse en la Serie Mundial el año pasado.

Solo cuatro jugadores del plantel de Serie Mundial estuvieron en el equipo en alguna de las temporadas de 100 derrotas, y Altuve es el único que soportó las tres.

“Ha sido un extraño viaje”, reconoció el venezolano. “Yo era el único en 2011, 12 y 13, esas 100 derrotas, tres años en fila. No es fácil. Pero, creí en el proceso. Creí en lo que Jeff Luhnow y Jim Crane solían decirme: ‘Hey, vamos a ser buenos. Vamos a ser buenos’”.

Altuve dijo que el aliento de la dirigencia y la oportunidad de ver cómo las piezas encajaban lentamente fueron de ayuda durante esos momentos complicados.

“(Pensaba) ‘OK, déjenme seguir trabajando fuerte. Déjenme mejorar cada año y ser parte de un equipo ganador’”, comentó. “Siempre creí en que nos volveríamos buenos. Luego vi cuando tomaron a Springer, Correa y Bregman y pensé: ‘OK, aquí vamos’”.

Altuve, el corazón del equipo, extendió una brillante campaña regular en la que encabezó Grandes Ligas con bateo de .346. Pegó siete jonrones y remolcó 14 carreras en la postemporada.

Su actuación esta temporada lo ha convertido en el favorito para ser el primer jugador de los Astros en ser nombrado MVP desde que el miembro del Salón de la Fama Jeff Bagwell obtuvo la distinción en la Liga Nacional en 1994.

Por AP