Últimas Noticias

MLB: Cinco razones para que un club firme a Yu Darvish

Hace muy pocos meses, Yu Darvish era uno de los nombres más buscados en el mercado de cambios. Ahora, tras ser traspasado desde los Rangers a los Dodgers a mitad de temporada, es uno de los mejores abridores en la agencia libre.

Incluso contando su par de terribles aperturas en la Serie Mundial, hay muchas razones que hacen del lanzador derecho de 31 alguien tan codiciado.

En medio de esta época de rumores, firmas y cambios, MLB.com le está dando un vistazo cercano a algunos de los más destacados nombres disponibles. Aquí les dejamos entonces cinco razones por las cualquier equipo debería querer firmar a Darvish esta temporada muerta.

1. Puede ponchar a todo el mundo

Darvish sumó su tercera temporada con 200 ponches en el 2017, abanicando 209 entre Arlington y Los Ángeles Promedió 10.1 ponches por cada nueve innings, y ha sumado tasas superiores a 10.0 en cada una de sus cinco temporadas en la gran carpa. Desde su primera zafra en el 2012, Darvish tiene una media de 11.0 ponches por cada nueve actos, la segunda mejor en las Mayores en ese lapso, sólo por detrás del fallecido cubano José Fernández. Darvish ha guillotinado al 29.7% de los bateadores a los que se ha medido, la mejor cifra para cualquier abridor con al menos tantos innings como los suyos.

2. Tiene un arsenal impresionante

Darvish puede dominar a los bateadores con una serie de lanzamientos que se mueven en todas las direcciones: una recta que toca las 95 millas, recta cortada, venenosa, una curva lenta que parece de Bugs Bunny y más.

La recta de cuatro costuras de Darvish, por ejemplo, da la impresión de que se eleva al llegar al plato (debido a lo mucho que rota sobre su eje), y eso tiende a ayudarlo a lograr más swings fallidos de los bateadores. No sorprende entonces que le bateasen apenas para .153 en el 2017 contra rectas de cuatro costuras en la parte alta de la zona de strike, o más arriba.

3. Es muy complicado batearle

No es ninguna rareza que los rivales le bateen sólo .219 a Darvish en sus cinco años en las Mayores, el quinto promedio más bajo contra cualquier abridor con los innings requeridos en ese lapso. A Darvish no es solo complicado pegarle con fuerza. Es complicado pegarle, punto.

Esta última temporada, los rivales le abanicaron con el 28.2% de sus swings a Darvish, empatando así con la 12da mejor tase de swings fallidos entre 99 abridores a los que les abanicaron y fallaron en al menos 1,000 swings. Y Darvish tuvo el mejor total de swings fallidos en un juego este año, con 31 contra los Rays el 21 de julio.

4. Ha sido efectivo cada temporada

Al margen de la temporada que perdió debido a la operación Tommy John en el 2015, Darvish ha estado sobre el promedio de las Grandes Ligas en cada año. Su ERA- (una versión de la efectividad ajustada a la liga y a su estadio donde 100 es promedio) ha sido siempre de 90 o menos, lo que quiere decir que ha sido al menos 10% mejor que el promedio de la liga cada zafra.

Revisando la efectividad tradicional, nunca ha terminado sobre 4.00 desde que llegó a las Grandes Ligas. Eso hace de Darvish uno de 15 lanzadores abridores que han lanzado al menos cinco temporadas de 100 o más innings y menos de 4.00 de efectividad desde el 2012.

5. Su slider

Cuando Darvish tuvo problemas en la Serie Mundial, fue principalmente porque no tuvi dominio sobre su mejor lanzamiento: la slider. Cuando le funciona, se mueve como en un juego de videos. Darvish tiene muchos años dominando ese envío, por lo que no hay razones para pensar que no volverá a hacerlo.

En el 2017, Darvish limitó a sus oponentes a un promedio de .165 contra su slider, el 9no mejor entre los 86 abridores que tuvieron al menos 75 turnos que terminaron con dicho lanzamiento.

Por David Adler / MLB.com