Últimas Noticias

Luis Severino: El reconocimiento al trabajo y a la dedicación

La selección del lanzador dominicano Luis Severino entre los tres candidatos al premio Cy Young por la Liga Americana, es un reconocimiento al trabajo y la perseverancia.

Luego de un debut espectacular en la campaña de 2015, Severino regresó en el 2016 con un puesto garantizado en la rotación de abridores de los Yankees, el cual perdió fruto de su pobre desempeño monticular.

En el 2016, Severino tuvo record de 3-8 con 5.83 de efectividad en 22 apariciones, 11 de ellas como abridor; en 71 entradas le pegaron 78 hits, 11 de ellos cuadrangulares con  46 carreras limpias, otorgó 25 bases por bolas y ponchó a 66 bateadores.

En la primera mitad del año pasado tuvo registro de 0-6 con 7.46 en porcentaje de carreras limpias permitidas en siete aperturas, lo que produjo que perdiera su puesto en la rotación de los Yankees y fuera enviado a liga menor.

Ya en la segunda mitad regresó al equipo grande y tuvo marca de 3-2 con 4.25 de efectividad en 15 partidos, pero solo cuatro de ellos como abridor, muestra de la pérdida de confianza del equipo en su labor.

Con un sinnúmero de dudas alrededor de su actuación monticular, el dominicano trabajó sin descanzo en la temporada muerta de Grandes Ligas para regresar al nivel que se esperaba y recobrar su titularidad con los Yankees.

Los consejos de Pedro

Para recuperar la confianza en sí mismo y mejorar aquellas cosas que afectaban su desempeño, Severino trabajó en el país con un miembro del Salón de la Fama: Pedro Martínez, quien fue un factor en el proceso de madurez que mostró el derecho de New York en esta campaña.

“Pedro es una gran persona, estando dispuesto a ayudarme. Eso fue algo grande. Lo llamé y me dijo ‘claro que sí, puedo ayudar’”, dijo Severino sobre la disposición de contribuir con su trabajo mostrada por el ex lanzador de los Medias Rojas.

Martínez le enfatizó a Severino sobre la importancia de afinar su mecánica, crear un movimiento repetible en la lomita y tener un punto consistente en que suelta la bola, algo que aplicó el lanzador para evitar que sus rivales pudieran identificar sus pitcheos, lo que contribuyó a que los bateadores lucieran perdidos ante el quisqueyano.

En la recién finalizada temporada Severino logró marca de 14-6 con 2.98 de efectividad y 230 ponches en 193.2 entradas lanzadas, alcanzado un promedio de 10.7 bateadores retirados por esta vía, despejando todas las dudas sobre su calidad y recuperando su titularidad, al punto de ganarse la condición de as de la rotación de los Yankees.

Ver su nombre junto a los Chris Sale y Corey Kluber en la contienda por el premio de mejor lanzador de la Americana es una distinción al trabajo y dedicación de Severino.

Por Hanly Ramírez / Metro RD