Últimas Noticias

LIDOM: Estrellas dominan el torneo; Toros y Licey, en el sótano

Con una estable ofensiva y un sólido picheo, las Estrellas Orientales dominan la justa de béisbol otoño-invernal con una imponente foja de 10-4.

Su ofensiva colectiva (.252) es la segunda en la contienda, lo que les permite tener mucha estabilidad. El club aún no ha perdido dos en línea y exhibe el mejor récord de todos los equipos en la ruta con marca de 6-2. La tropa ha logrado anotar 63 carreras con 122 imparables.

Junior Lake, quien en la campaña pasada bateó dos jonrones en 48 juegos, lleva cuatro en los 14 partidos de la conocida escuadra verde.

Si hablamos de picheo, el relevo verde ha estado impecable con un promedio de carreras limpias de 1.74. Por igual ha propinado 65 ponches y ha logrado acreditarse siete victorias en 67 entradas y un tercio. Sus brazos han permitido 17 vueltas, la segunda menor cantidad entre todos los equipos.

Mientras, que los Gigantes (9-5), situadas en el segundo lugar, con un juego de ventaja sobre los Leones, es el conjunto que mayor ha anotado en estos últimos 14 encuentros con 66 y ha impulsado 57 vueltas, líderes en este renglón. Tienen tres jugadores dentro de los líderes de cuadrangulares, empujadas y bases robadas; Eloy Jiménez es uno con tres jonrones y con 15 remolcadas y José Sirí, es el mayor estafador, con seis. El relevo mortífero de Los Leones del Escogido (8-6) es su mejor carta de presentación con un WHIP (relación de bases por bolas e imparables en las entradas lanzadas) de 1.07, el más bajo entre todos los equipos. Cuentan con una efectividad de 1.81 que los mantiene dentro de la pelea.

El trío conformado por el dominicano Juan Sandoval, el colombiano Dayán Díaz y el estadounidense Rob Scahill se han convertido en una garantía de triunfo cuando el equipo llega a la séptima entrada. Starling Marte, quien debutó el pasado miércoles con los rojos, es el jugador de más renombre en estos momentos en la justa.

Mientras que las Águilas Cibaeñas (7-7), posicionadas en la importante cuarta posición clasificatoria presentan el mejor promedio de bateo colectivo del torneo con .257 y son líderes en el departamento de jonrones con 10. Su picheo abridor es uno de los más confiables de Lidom, tiene efectividad de 2.80 y sólo han cedido 24 carreras. Los Toros del Este y los Tigres del Licey, que comparten el sótano, poseen récord de 4-10. El equipo azul, que en los últimos siete días tiene promedio de bateo colectivo de .303, según beisboldata.com, ha sido muy afectado por su picheo. Presenta efectividad de 4.23, ha cedido 129 indiscutibles y 79 carreras, de las cuales 57 son limpias. La defensa azul es otro punto negativo. Ha acumulado 25 pifias. En cambio, la rotación abridora de los Toros ha sido una de las mejores en esta justa invernal con efectividad de 2.02 en 14 juegos.

Por Cynthia Morillo / El Caribe