Últimas Noticias

Vladimir pasa su vida entre dominó y softbol

Don Gregorio, Nizao - Luego de durar 16 años en el béisbol de Grandes Ligas, el expelotero Vladimir Guerrero no quiere nada con este deporte. Su vida está inmersa en el descanso, jugar dominó y de vez en cuando softbol, además de ir al río con sus amigos de infancia y compartir con la familia, son los nuevos hobbies del posible Salón de la Fama de Cooperstown.

Vladimir alega que pasó mucho trabajo en el béisbol por casi dos décadas, y que llegó la hora de dedicarle tiempo de calidad a su familia. No le interesa volver al deporte que le dio todo en ninguna faceta por el momento.

“Fueron muchas las malas noches por las que pasé en mi época de pelotero. Ahora solo pienso en descansar con mi familia, ir al río y compartir con amigos de infancia”, dijo. “Ni siquiera voy a los negocios, de eso se ocupa mi hermano Eliezer, lo mío es descansar en mi casa. Jugar dominó en casa ó en el río, softbol, entre otras cosas”.

Pese a que habla con mucho orgullo de su familia, a sus 42 años de edad, tiene ocho hijos, pero no piensa en el matrimonio, Le huye como el Diablo a la cruz.

“No me he casado, ni estoy en eso”, aseveró Vladimir, quien jugó con los Expos de Montreal, Angelinos de Anaheim, Ranger de Texas y Orioles de Baltimore. Vladimir es dueño de medio pueblo en Don Gregorio. Tiene tantos negocios que no logra recordarlo todos, y su dinero está invertido en mayoría en la agricultura, siendo los vegetales, víveres y la tierra sus fuertes.

“Tengo mucha tierra,fincas, vacas. Tenemos siembras de ajíes, víveres, tomate, entre otros negocios que no recuerdo, de eso se ocupa mi hermano Eliezer, quien lleva todo”, expresó Vladimir, quien no tiene conocimiento de cuándo entrará su pensión de Grandes Ligas, mucho menos de cuanto sería el monto de la misma.

Cero política

Sigiloso y cauteloso en sus respuestas, pero directo, Vladimir le huye al matrimonio tanto como a la política.

“No soy político, no quiero nada de política, trato de dar con mi esfuerzo”, así de enfático fue Vladimir al ser abordado sobre si las ayuda que le da a su pueblo Don Gregorio son con un fin.

La semana pasada, Vladimir llevó alegría a dos escuelas de la comunidad de Don Gregorio, donando mil mochilas con útiles escolares, como parte de la iniciativa Plan de Ayuda Escolar que quiere implementar por el país.

La primera escuela en recibir el donativo fue la Aselia Paulino Fuentes, donde unos 500 niños salieron beneficiados con la ayuda de Vladimir.

Los útiles escolares fueron recibidos por los niños y la directora del plantel,  Rosa Alba Valdez, quien agradeció el gesto de Vladimir con la institución escolar, que tiene dos años de creada.

Luego, Vladimir se movilizó al Centro Educativo Cristóbal Alvino, donde este hizo sus estudios de primaria. Ahí, el posible inmortal de Cooperstown fue recibido como héroe, entre pancartas y canto por parte de los estudiantes y directivos de la escuela.

“Todos no podemos ser peloteros, por lo tanto la juventud debe tener los estudios a la par del béisbol. Cuando era un niño no tuve este privilegio de recibir algún donativo, por lo que hoy traigo a quienes no tienen”, dijo Guerrero, ante los niños que no se cansaron de pedir autógrafos y vociferar su nombre.

Por William Aish