Últimas Noticias

MLB: Los jonrones suben 166% con las nuevas pelotas y equipos vigilan

SANTO DOMINGO. El domingo en La Romana, tan pronto la gerencia de los Gigantes se percató de que los Toros entregaron para el partido pelotas cocidas con las costuras negras puso el juego bajo protesta, uno que eventualmente ganaron en entradas extras 8-7 y la Liga Dominicana de Béisbol amonestó a los bovinos con RD$25 mil pesos.

El cinco de mayo, todavía con Leonardo Matos Berrido como presidente de la Lidom, los equipos acordaron cambiar la pelota que iban a utilizar para el torneo 2017-2018, un movimiento que representó pagar el doble por la esférica. El modelo FSR100HS de la Rawlings costó US$65.00 la docena, fue cocido con hilos dorados, mientras que el FSLOLB1utilizado en el curso 2016-2017 tiene las pestañas negras y se ofrecía a US$33.00.

Hubo consenso en que había que utilizar una pelota que consiguiera más distancia saliendo de la temporada de menor número de jonrones en 36 años, lo que justificó la inversión.

Y, si bien siete partidos es una muestra pequeña, los primeros resultados mandan una señal de que las pelotas pueden alcanzar recorridos más largos. En los primeros siete encuentros de la zafra 2016-2017 se conectaron tres cuadrangulares, mientras que en la actual ya van ocho, un aumento de un 166.6%.

“Parece que de eso es que los equipos tienen deseo, que se juegue con una pelota que facilite más batazos de larga distancia, buscando jonrones que, sin duda alguna, es la jugada más emocionante del béisbol”, dijo Matos a DL tras la reunión donde se aprobó el cambio.

De acuerdo con consultas realizadas por DL, los reglamentos de la Lidom no establecen penalizaciones específicas a los equipos por el uso de las pelotas, todo queda a discreción del presidente de la liga.

Tres equipos consultados por DL revelaron que las bolas encargadas en mayo, que fueron manufacturadas en China y Vietnam, llegaron a los almacenes de los clubes entre jueves y viernes de la semana pasada. Los Toros recibieron su pedido el viernes y jugaron partidos en casa los dos próximos días.

En las primeras siete fechas tanto del torneo anterior como del actual se conectaron 119 imparables, pero en el pasado la manufactura de carreras fue de 51 y en el presente sube a 67.

Sin embargo, en el encuentro disputado con las pelotas “viejas” ha sido en el que más carreras se han anotado en el torneo (15), si bien es uno de los dos choques en los que no se han disparado de jonrón. Fuentes ligadas al equipo romanenses negaron que durante el encuentro se utilizaran pelotas diferentes para cada equipo en el parque que históricamente ha sido donde las pelotas menos “corren”.

La campaña pasada apenas se conectaron 92 cuadrangulares en todo el torneo comparado con 151 de la justa previa y lejos de los 289 en 2008-2009.

El mayor costo

El Licey encargó 450 docenas de pelotas para juegos y 300 para prácticas, este último un modelo más económico en un pedido que incluyó 75 cascos y 10 docenas de bates.

El equipo anfitrión tiene la responsabilidad de suministrar las pelotas en cada encuentro y de acuerdo a Fernando Ravelo, del departamento de operaciones de béisbol, los azules entregan entre siete y ocho docenas en cada juego, entre 84 y 96 unidades, entre RD$21,756 y RD$24,864 al precio actual. 

Un producto de breve duración

Una pelota que se compró por RD$259, que atravesó el planeta de Oriente a Occidente para llegar a su cliente, puede tener un tiempo de vida tan efímero como una cucaracha en un gallinero. Un foul a las gradas o un cuadrangular termina con la vida útil de la bola para el equipo, un wild pitch o un roletazo que el lanzador considere que afecta el agarre limita su uso para prácticas de bateo y defensa y si se moja también queda descartada. Hasta la temperatura del lugar donde se guarda puede afectar el peso de este producto que es terminado completamente de forma manual, como el asiento de un Ferrari o el ensamblaje de un reloj suizo que cuesta miles de dólares.

Por Nathanael Pérez Neró / Diario Libre 
NPerez@diariolibre.com