Últimas Noticias

MLB: Javier Báez sigue aportando para Cachorros pese a sus problemas ofensivos

LOS ANGELES -- El año pasado, el puertorriqueño Javier Báez fue co-ganador del premio Jugador Más Valioso de la Liga Nacional contra los Dodgers. Pero esta postemporada ha sido distinta para el segunda base de los Cachorros.

Báez está sumergido en un bache de 19-0 con ocho ponches en siete juegos en esta postemporada. De acuerdo con el Elias Sports Bureau, entre los peloteros de los Cachorros sólo Jimmy Scheckard tuvo una sequía más larga para abrir una postemporada, yéndose de 21-0 en 1906. El otoño pasado Báez empató un récor del club iniciando los playoffs con una cadena de seis juegos dando incogibles.

"Él todavía puede contribuir", dijo el manager de los Cachorros, Joe Maddon, sobre Báez. "Sigue siendo capaz de hacerlo. Javy ha sido ese tipo de pelotero durante su carrera en las menores, incluso en las Grandes Ligas, uno de esos jugadores que se puede ver horrible por un par de días y luego lucir espectacular. Yo siempre tengo eso en mente cuando se trata de Javier".

Báez no ha dejado que sus problemas ofensivos afecten su juego a la defensiva y el domingo hizo una gran jugada ante un elevadito de Austin Barnes para el segundo out de la cuarta entrada de los Dodgers.

"El juego en Washington no lo hubiésemos ganado sin él en segunda base", dijo Maddon sobre el boricua. "Obvio, ahora mismo necesitamos batear".

"A Javy le encanta esta época del año. Es buen pelotero. Es sólo que ha estado jalando todo. Necesitamos que vuelva a batear hacia el medio. Se puede encender en cualquier momento".

Báez ha estado tratando de ajustarse durante los juegos.

"Estos dos juegos me he sentido muy bien en el plato, aunque me haya ponchado tres veces en siete turnos", dijo Báez. "Es difícil hacer ajustes. En estas alturas, todo el mundo es bueno y todos estamos aquí por una razón. Es complicado ajustarse cuando los pitchers lanzan tan duro".

"Yo no me voy a rendir", dijo. "Yo he estado en baches antes. Sigo trabajando en mi rutina y tratando de levantarme".

¿Y qué tal la atrapada contra Barnes?

"Estaba preocupado por Jason (Heyward, el jardinero derecho) y la pared", dijo Báez. "Al principio de la temporada chocamos y desde ahí me he acostumbrado a fijarme más en el otro jugador y en la pared. Casi me paso en la carrera".

Pero su trabajo con el guante no ha sido el problema. En el 2016, Báez bateó .318 en seis juegos en la SCLN contra los Dodgers con cinco empujadas y cuatro dobles. Sin embargo, este año no ha lucido igual.

"Ese tipo es el pelotero con más confianza en sí mismo que yo he visto", dijo Albert Almora Jr. sobre su compañero. "Es algo especial de ver. Incluso ahora. Obviamente no está como quiere estar. Todos sabemos eso. Él lo sabe. Pero sigue sonriendo, viene a trabajar, y está listo para jugar todos los días".

Báez no es el único con problemas ofensivos en la postemporada. Colectivamente, los Cachorros están bateando .117.

"Estos son nuestros muchachos y así fue que llegamos aquí", dijo Maddon. "No puedo darles la espalda ahora".