Últimas Noticias

MLB: Jansen, Dodgers listos para reivindicarse tras derrota en el Juego 2

LOS ANGELES -- Sandy Koufax ingresó al clubhouse de los Dodgers para tratar de consolar a Kenley Jansen, pero se encontró con que el estelar cerrador no necesitaba ser consolado, aun después de haber desperdiciando una oportunidad de salvamento en el mayor escenario que tiene Grandes Ligas.

"Tendré otra oportunidad para enfrentarlos. Cuando esa oportunidad llegue, ayudaré a mi equipo a ganar", expresó Jansen momentos después de que los Astros vencieron a los Dodgers la noche del miércoles en el Juego 2 de la Serie Mundial, 7-6, en lo que pinta como un Clásico de Otoño para el recuerdo. "Estaré de regreso en el Juego 3. El equipo me dará otra oportunidad, mis muchachos me sacarán a flote una vez más".

Jansen no se caracterizaba por ser un tipo accesible después de haber desperdiciado un salvamento. Pero debido a que este club de los Dodgers ha llegado más lejos que sus predecesores en los últimos 29 años, Jansen ha avanzado en su deseo de convertirse en un líder más allá de ser el taponero.

Incluso después de que un sencillo del puertorriqueño Carlos Correa por el centro del diamante frente a Jansen empujó al plato a un corredor de herencia en la octava entrada y un cuadrangular abriendo la novena a una recta cortada que nunca cortó con cuenta de 0-2 por parte del venezolano Marwin González le propinó a Jansen apenas su segundo salvamento desperdiciado del año y el primero en esta postemporada, el cerrador dijo que no ve la hora de volver a la loma en el Juego 3 - y tener la oportunidad de una revancha - el viernes por la noche.

"Fue un error", dijo González. "El muchacho no comete muchos errores de esos. Es el mejor taponero del béisbol. Creo que tuve mucha fortuna al recibir ese pitcheo sobre la zona".

Se trata de un territorio desconocido para los Dodgers, y para el propio Jansen. Hasta este partido, los azules no habían perdido un solo juego en todo el año después de ir ganando en ocho entradas (98-0). Jansen sólo había desperdiciado una oportunidad de salvamento durante toda la campaña regular y había impuesto una marca de Grandes Ligas en postemporada tras convertir sus primeras 12 oportunidades, con cuatro este mes de octubre, incluyendo la del Juego 1 de la Serie Mundial el martes por la noche.

Dicho esto, ni Jansen ni los Dodgers pueden mirar atrás y reflexionar sobre toda la adversidad que tuvieron que superar para poder llegar hasta aquí. Se trata de un club que lideró las Mayores en victorias con 104 y llegó a tener una ventaja en su división de hasta 21 juegos. Y en las dos series previas en contra de Arizona y los Cachorros, los azules ganaron sus primeros dos compromisos.

"Sí, si miras lo que logramos en la temporada regular, fuimos capaces de acumular una ventaja que nos dio lugar para estar tranquilos, y lo mismo sucedió en nuestras primeras dos series de postemporada", manifestó el manager Dave Roberts. "Pero aún pienso que la preparación, el enfoque diario para tratar de ganar cada partido, todo eso sigue estando ahí. Si aventajamos 2-0 o empatamos 1-1 antes de viajar a Houston, creo que eso no va a cambiar nuestro enfoque mental.

"Esperábamos una serie así de reñida. Los Astros son un gran equipo. Descansaremos (el jueves) y estaremos listos para enfrentarlos el viernes. Hemos sido un equipo que ha sabido recuperarse durante toda la campaña, hemos sabido darle la vuelta a la página. Seguro, esta es una derrota dolorosa, pero regresaremos con el mismo enfoque de siempre".

El cubano Yasiel Puig, cuyo jonrón abriendo la parte baja de la 10ma entrada le ayudó a los Dodgers a extender el juego por una entrada más, también tomó la derrota con bastante calma.

"Si ustedes pensaban que ganaríamos esta serie 4-0, están locos", declaró Puig. "Se trata de los dos mejores equipos de todo el béisbol. Y ganar no será fácil para ninguno de los dos".

Jansen coincidió.

"No, no estamos frustrados", aseguró. "Nadie nos dijo que iba a ser fácil. Los Astros de Houston son el mejor equipo de la Liga Americana, entonces tenemos que ir a su parque y darles una dura batalla".

Por Ken Gurnick / MLB.com