Últimas Noticias

MLB: Carlos Correa ha madurado a pasos agigantados en los Astros

NUEVA YORK - Carlos Correa tiene las mismas herramientas del béisbol que le valieron ser la primera selección del draft amateur del 2012 y el Novato del Año de la Liga Americana en el 2015 vistiendo el uniforme de los Astros.

Sin embargo, el torpedero puertorriqueño no es el mismo que, tras conectar dos jonrones en lo que parecía ser una victoria de Houston para eliminar a Kansas City en los playoffs de aquel 2015, cometió un error clave en las paradas cortas que ayudó a los Reales a remontar y finalmente dejar fuera de la postemporada a los Astros en la ronda divisional.

A sus 23 años, Correa ha madurado y brinda una presencia formidable tanto a la defensa como con el madero en un equipo de Houston que aspira a ganarlo todo en el 2017.

Eso mismo quedó a manifiesto el sábado en el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Yankees, cuando el boricua hizo un tiro en relevo a tercera para evitar un triple de Brett Gardner , dio cuadrangular solitario y empujó la otra vuelta de Houston con doble en el cierre del noveno episodio para dejar en el terreno a los Bombarderos del Bronx.

"Creo que he crecido muchísimo", dijo Correa, cuyos Astros superan a los Yankees 2-0 en la serie. "Creo que he crecido a nivel mental, gracias a la experiencia que he adquirido cada día en los últimos dos años y medio".

Los números hablan por sí mismos. Con todo y la limitación de una lesión en el pulgar izquierdo, Correa bateó .315/.391/.550 en 109 partidos de la temporada regular del 2017, con 24 jonrones (un tope personal) y 84 empujadas. También estableció el mayor OPS de su carrera, y por mucho, con .941.

Durante la presente postemporada, lleva de 24-7 (.292), con tres vuelacercas y nueve empujadas. De paso, se ha unido al Salón de la Fama Mickey Mantle, el curazoleño Andruw Jones, Evan Longoria y Kyle Schwarber como los únicos jugadores de la historia en conectar cinco bambinazos en postemporada antes de cumplir los 24 años de edad.

"Cuando él (empezó) en liga menor e hizo todo lo que hizo, poner buenos números y jugar de la manera correcta, lo subimos en el 2015 y dije, 'Wow', este muchacho es increíble", recordó el intermedista venezolano José Altuve, a quien Correa califica como su "hermano" en la combinación del doble-play en los Astros. "Para mí, ahora, Carlos ha subido a otro nivel. Es uno de los mejores peloteros de la liga. Siendo tan joven, ha logrado muchas cosas que son difíciles de creer para un muchacho de 23 años".

Durante toda la trayectoria de Correa en las Grandes Ligas, el egresado de la Puerto Rico Baseball Academy and High School ha mantenido la alegría en su personalidad, con sus compañeros, los fanáticos y la prensa, además de sus iniciativas caritativas a favor de los damnificados del Huracán María en Puerto Rico y del Huracán Harvey en Houston.

"Ha sido bien satisfactorio para mí verlo crecer y manejar la responsabilidad de ser Carlos Correa", dijo el dirigente de los Astros, A.J. Hinch. "Subió en el 2015 a un equipo de playoffs, con el número 1 en su uniforme e inmediatamente se ganó credibilidad en nuestro clubhouse por la forma en que se preparaba, trabajaba y producía. Cuando suben los jugadores jóvenes, muchas veces valoramos cómo manejan los fracasos. A mí me interesa cómo manejan el éxito.

"Nunca ha habido un día, siendo yo manager, que él no haya hablado de cómo mejorar, cómo afrontar sus debilidades ante ciertos pitcheos o cómo afinar su defensa. Estoy orgulloso de él, porque está manejando mucho a muy corta edad".

Según Correa, algo de esa motivación y esa entrega viene de la influencia de sus compañeros-incluyendo a Altuve, campeón de bateo en la Americana tres de los últimos cuatro años y posible Jugador Más Valioso del circuito en el 2017.

"Lo que más he aprendido de él es que no puedes conformarte con dos hits en un día determinado", expresó Correa. "Eso me motiva cada día, la forma en que él da cuatro hits y me dice, 'Carlos, nunca he tenido un juego de cinco hits, déjame ir por el quinto'. Él siempre busca más y eso es lo que he aprendido.

"Eso me hace mejor cada día".

Por David Venn / LasMayores.com