Últimas Noticias

LIDOM: Michael De León quiere aprovechar cada oportunidad

TIERRA ALTA, Boca Chica (Licey.com).- Jugar en los playoffs de las ligas menores había retrasado en los últimos años la integración de Michael De León a las filas de los Tigres del Licey.

Pero esta vez está desde el primer día de la convocatoria para las prácticas de los jugadores de posición y listo para aprovechar las oportunidades que se presenten.

“Hay que aprovechar cada momento y estar preparado para dar el ciento por ciento. Siempre he querido estar temprano (en los entrenamientos), pero por estar en finales en las menores llegaba tarde”, dijo el jugador a Sussy Jiménez durante una entrevista para LiceyTV.

Durante el verano, el torpedero y segunda base vio acción con el equipo de Frisco, de la Liga de Texas, sucursal AA de los Rangers de Texas. En 112 partidos bateó para .223 (394-88) con 29 anotadas, 16 dobles, un triple, dos jonrones, 35 empujadas, 3 robos de base, 18 boletos y 48 ponches.

“Me han encomendado trabajar principalmente con el físico, tener un buen programa de pesas y velocidad. Ahora los entrenadores me toman en cuenta, me prestan más atención, nos dan el valor y la oportunidad que es lo necesitamos”, agregó el jugador que batea a ambas manos y nació en Santo Domingo el 14 de enero de 1997.

Explicó que está sometido a un proceso de comer más delicado, correr para sudar y las libras se vayan yendo para luego comenzar a realizar las rutinas en el gimnasio.

“Tenemos un compromiso grande ya que ha pasado mucho tiempo desde que ganamos campeonatos en forma consecutiva. Vamos a jugar como lo hemos hecho siempre, como una familia y dar lo mejor de cada uno”, añadió el infielder escogido en la segunda ronda por el Licey con el pick número 10 del sorteo de novatos en 2014.

Debutó en la liga en la serie final de 2015-2016 contra el Escogido cuando bateó de 3-1. En la del torneo pasado se fue de 2-0, luego de ver acción en dos encuentros en la serie regular (1-0).

“Siempre estoy hablando con los veteranos para poder disfrutar de su confianza y mantener la comunicación con ellos. Es una bendición grande para mi familia que siempre ha esperado que uno tenga la oportunidad para jugar con el mejor equipo”, dijo el joven de 20 años, 6-1 de estatura y 160 libras.



Por Alex Rodríguez E
Prensa@licey.com