Últimas Noticias

Robinson Canó busca entrar a una clase especial de 2B en MLB

El dominicano Robinson Canó seguirá la búsqueda de su jonrón 300, que lo metería en una clase muy especial, cuando los Marineros de Seattle reciban el miércoles en Safeco Field a los Astros de Houston en el tercer y último encuentro de la penúltima serie entre los dos rivales de la División Oeste de la Liga Americana.

Lance McCullers Jr. (7-3, 3.92) enfrentará al novato Andrew Moore en duelo de pitchers derechos. Canó batea .350 (20-7, un doble) contra McCullers, quien regresa de la lista de lesionados por molestias en la espalda. Moore toma la pelota para dar un día extra de descanso a Mike Leake, quien fue adquirido desde los Cardenales de San Luis el 31 de agosto.

Canó bateó del 4-3 el martes, su partido #39 con hits múltiples en la temporada-- uno detrás de su compatriota Jean Segura en el liderato de los Marineros, para mejorar su promedio a .529 (17-9) en los últimos cuatro juegos y a .279 en la temporada. El quisqueyano bateó jonrones el sábado y el domingo contra los Atléticos de Oakland.

Canó, quien tiene 21 jonrones en el 2017, ha superado la barrera de los 20 por tercera temporada consecutiva y por octava vez en los últimos nueve años.

Estableció su marca personal con 39 en el 2016, superando los 33 que despachó en el 2012 en su penúltima campaña con los Yankees de Nueva York.

Cuando despache su próximo vuelacercas, Canó se unirá a Rogers Hornsby y Jeff Kent como los únicos intermedistas de la historia con 300. El 4 de agosto bateó su doble 500 -- contra Jason Hammel, de los Reales de Kansas City --, algo que solamente han logrado 63 peloteros, incluyendo Hornsby y Kent.

Hornsby, quien fue electo a Salón de la Fama de Cooperstown en 1942, jugó por 23 temporadas con cinco clubes-- mayormente con los Cardenales-- entre 1915 y 1937. Conquistó siete coronas de bateo, terminó con promedio de .358, el segundo más alto de la historia. Kent, quien jugó 17 años, bateó .290 con 2,461 imparables.

Canó, de 34 años, está completando la cuarta temporada de un contrato de $240 millones de dólares por 10 años con los Marineros. El quisqueyano batea .305 con 2,350 imparables desde que debutó con los Yankees en 2005. El nativo de San Pedro de Macorís ha jugado 156 o más encuentros por 10 temporadas consecutivas.

Por su edad, el tipo de producción que ha tenido durante su carrera y el tiempo que le resta a su actual contrato, Canó es un serio candidato a ser el primer segunda base de 3,000 hits, 600 dobles y 400 jonrones en la historia de las Grandes Ligas.

Por Enrique Rojas / ESPN Deportes