Últimas Noticias

MLB: La racha de victorias es buena, pero Cleveland tiene el ojo en el premio grande

CHICAGO - Uno sabe cómo los Yankees de 1927 son la selección por defecto de cualquier discusión sobre el mejor equipo de todos los tiempos, como cuando un manager podría decir algo así como, "Cuando Nuke LaLoosh está golpeando la zona bien, ni los Yankees del 27 pueden vencerlo".

Lo gracioso sobre eso es que los Yankees del 27 podrían ni ser el mejor equipo en la historia de esa franquicia. Hay buenos argumentos para decir que en realidad ese honor le corresponde a los Yankees de 1939. ¿Por qué rayos estoy mencionando esto ahora? Porque los Indios de Cleveland están jugando como esos Yankees del 39. Pero no es que ellos mismos estén impresionados con ellos mismos.

El contendiente al Cy Young Corey Kluber ponchó a 13 rivales el jueves mientras los Indios establecían una nueva marca para la franquicia con su 15ª victoria en fila, una paliza 11-2 a los Medias Blancas de Chicago. Quince victorias consecutivas, y las últimas 11 vinieron en una gira perfecta como visitantes en la que jugaron para 11-0. Eso es algo sorprendente, pero ni siquiera he comenzado a decirles las cosas buenas.

"Obviamente, es algo divertido", dijo el manager de Cleveland Terry Francona. "Te acepto que ha sido una gira como visitantes bien productiva. Pero más allá de eso, pienso que hay otras cosas que espero que podamos mejorar. Como por ejemplo nuestra defensa".

He aquí los datos realmente buenos: De acuerdo a Elías, los Indios han superado en anotaciones a sus rivales por 81 carreras durante la racha de victorias. Eso se traduce a un margen promedio de victorias por 5.4 carreras por juego. Rayos, los Gigantes de San Francisco han ganado solo 13 juegos por cinco o más carreras en toda la temporada.

¿Saben cuál es el último equipo en ser tan dominante en un periodo de 15 partidos? Sí, esos mismos Yankees de 1939. Cleveland es apenas el quinto equipo en los últimos 100 años en ser tan dominante en 15 juegos.

"La racha de victorias nos la disfrutamos y pienso que ha llamado la atención de la gente, lo que me da a mí la oportunidad de presumir un poco sobre mis muchachos, algo que me encanta hacer", dijo Francona. "Pero más allá de eso, tenemos que jugar mañana [viernes]. Los Orioles ya están sentados en su casa esperando por nosotros".

La parte como visitantes de la racha es solo nominalmente sorprendente. Los Indios tienen 48 victorias como visitantes, cifra máxima en Grandes Ligas, y a cuatro victorias de la marca de la franquicia establecida por el equipo de Cleveland de 1954 que ganó el banderín de la Liga Americana. Por supuesto, ese no es el tipo de cosa que ellos notarían.

"Ni siquiera sabía ese dato hasta que me lo dijiste", dijo Francona.

Cuando un equipo gana 15 juegos consecutivos, es seguro asumir que están haciendo bien todas las facetas del juego. Y ese ha sido el caso para Cleveland, pero cuando se habla del éxito como visitantes, realmente no se debe mirar más allá del pitcheo abridor.

Para Kluber, esta fue su 14ª apertura esta temporada en la que ha llegado al doble dígito en ponches. Al igual que Carlos Carrasco el martes, Kluber dependió mucho de su repertorio rompiente. Luego de permitir jonrones en el arranque del partido a Yolmer Sánchez y José Abreu cuando estaba intentando establecer su recta, volvió a recurrir a su repertorio suave más que nunca antes.

De acuerdo con ESPN Datos, Kluber lanzó rectas en apenas el 25 por ciento del tiempo el jueves, la menor cantidad en una apertura. Aquí les pasamos una nota de servicio público al resto de la Liga Americana: Si juegan ante los Medias Blancas, utilicen mucho su repertorio rompiente, porque observar a este equipo intentar batearlo es como observar a alguien intentar comer sopa con un tenedor.

De todos modos, luego de llevar a su equipo al record de victorias y acumular todos esos ponches, se equivocarían si piensan que Kluber estaba impresionado con su contribución individual.

"Las constantes [con el equipo del año pasado] son el buen bateo y el buen pitcheo", dijo Kluber. "Todos esos clichés. Hemos logrado unir bien eso en el último par de semanas".

El estelar torpedero Francisco Lindor se quedó a un doble del ciclo, al abrir el partido con un triple y seguir eso en la segunda entrada con su 27º cuadrangular de la temporada. ¿Estaba al menos impresionado?

Algo. Pero no mucho.

"Es muy divertido", dijo Lindor. "No solo porque hemos ganado todos esos juegos, sino porque todo el mundo está contribuyendo. Todo el mundo está haciendo lo que se supone que haga. El equipo completo se está divirtiendo".

En Kluber, Carrasco y Mike Clevinger, los Indios tienen a tres de los 20 mejores lanzadores del béisbol en efectividad como visitantes. Como equipo, la efectividad colectiva de los Indios como visitantes de 3.49 lidera la Liga Americana, al igual que su efectividad de 3.71 entre sus abridores como visitantes.

Durante la gira perfecta como visitantes, los Indios permitieron un total de apenas 22 carreras en los 11 juegos. Y ya que eso vino luego de la barrida en el fin de semana, con tres blanqueadas, de los Reales de Kansas City en el Progressive Field, los Indios han permitido 22 carreras en 14 juegos. Esos son números de la era de la pelota muerta.

Si no se han dado cuenta ya, lo que más destacado del surgimiento de los Indios es lo impasibles que parecen por todo esto. Tal vez eso no sea tan sorprendente. Luego de quedarse tan cerca de ganarlo todo la pasada temporada, no hay mucho que pueda impresionar a Cleveland más allá de ganar un partido más en postemporada.

"Es un año diferente", dijo Kluber. "Tenemos la experiencia del equipo del año pasado en la cual sostenernos. Pero más allá de eso, tenemos chicos diferentes en nuestro roster. La única constante es jugar buen béisbol y hacer las cosas pequeñas que nos dan las victorias".

Por Bradford Doolittle | Escritor Senior de ESPN