Últimas Noticias

MLB: Canó ya supera a decenas de inmortales intermedistas, con 6 años para mejorar

SANTO DOMINGO. Con 34 años de edad y contrato garantizado para jugar seis más, por lo que su aparición en la boleta de Cooperstown demorará al menos 11 primaveras, el nombre de Robinson Canó en las enciclopedias de béisbol ya se encuentra rodeado de inmortales, en algunos renglones importantes bastante cerca de la punta. Un techo sin límites.

Para muchos, el petromacorisano ya tiene un pie en el Salón de la Fama como Albert Pujols y Miguel Cabrera. Para otros, necesita adornar con el bate una carrera que incluye ocho apariciones en el Juego de Estrellas en sus 13 temporadas, pero cuya defensa ni velocidad encuentra mucho apoyo visto con los microscopios de las métricas.

Entre quienes defienden la tesis de que el ex Yanquis ya compró su boleto para asistir al pueblecito newyorkino un lustro después de retirarse las estadísticas tradicionales cuadrangulares, dobles, imparables y promedio de bateo son el principal argumento.

Además, el hijo de José y Claribel ya ha dejado atrás en las principales categorías a mitos que jugaron en esa posición como Roberto Alomar, Joe Morgan y Ryne Sandberg.

Canó se convirtió el jueves en apenas el tercer intermedista que llega a 300 jonrones y puede terminar esta campaña segundo, delante del inmortal Rogers Hornsby (301), un bateador de .358 de por vida, 2930 hits y 127 victorias sobre jugador reemplazo (WARs) en la versión de Baseball-Reference.

“Esto significa muchísimo. De forma humilde, son cosas que me hacen sentir orgulloso de mí mismo, orgulloso de mis padres y la familia y de la manera en la que me criaron para llegar a este nivel”, dijo Canó tras su palo 300, el dominicano número 15 que llega a la lista.

Pero ser líder en cuadrangulares entre los defensores del segundo cojín no ha sido argumento que ha movido a los votantes para considerar a Jeff Kent (377), un bateador de .290 que remolcó 1518 vueltas, pegó 2461 incogibles y fue Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2000. En cuatro apariciones en las papeletas Kent no ha superado el 16.7%.

Canó es uno de siete intermedistas que han pegado más de 500 dobles, un grupo del que solo él (512) y Kent (560) no tienen nicho en el Salón de la Fama. Hay 17 halloffamers que la segunda fue la base que más defendieron que tienen menos tubeys que el dominicano que juega para los Marineros, incluyendo Alomar (504), Morgan (449), Rod Carew (445) y Sandberg (403).

Canó ocupa el puesto 15 en inatrapables (2371), 15 menos que Sandberg (2386) y ya dejó atrás a otros segunda base con placas en Cooperstwon como Billy Herman (2345) y Bid McPhee (2258). De hecho, solo Kent y Julio César Franco (2586) tienen más hits que Canó y están fuera del templo sagrado del béisbol.

¿Cómo se ven con las métricas?

En el siglo donde la Internet reina como plataforma de comunicación las WARs se han convertido para un sector importante de consumidores del béisbol como el PIB para economistas y políticos. Iguales de polémicas, nunca dejan a todos conformes y suelen presentarse en tono de burlas.

No genera consenso, sobre todo entre los jugadores, fanáticos y comunicadores que huyen a las operaciones matemáticas complejas, pero no paran de ganar terreno en un mundo donde Álgebra y algoritmos hace rato que dejaron de ser exclusivas para ingenieros.

En la versión de Baseball-Reference Canó acumula 65.7 WARs, en el puesto 13 entre los intermedistas y delante de 12 inmortales como Craig Biggio (56.1), Jackie Robinson (61.5), Joe Gordon (57.1), Billy Herman (54.7), McPhee (52.4) y Bobby Doerr (51.2).

El promedio de WARs entre los primeros 20 ex jugadores de esa posición que están en el Salón de la Fama es 69.4.

Sin embargo, como si se tratara de no terminar con la controversia y dejar espacio al morbo en torno a cuánto sirve la vara del WARs para medir a los jugadores, Willie Randolph aparece al lado de Canó con 65.5.

Randolph jugó 18 campañas para seis equipos que solo bateó .300 una de ellas (promedió .276), asistió a seis All-Stars, pegó 2210 hits, 316 dobles, 54 jonrones, remolcó 687 vueltas, anotó 1239, se robó 271 bases y en su única aparición en las boletas solo alcanzó el 1.1% de los votos.

Baseball-Reference también mide el pico de carreras, esas principales siete temporadas de cada jugador. Allí, Canó se ubica en el puesto siete entre los segunda bases con 50.3.

Solo Rogers Hornsby (73.5), Eddie Collins (64.2), Nap Lajoie (60.3), Morgan (59.2), Robinson (52.1) y Charlie Gehringer (50.5) acumularon más victorias sobre jugador reemplazo que Canó en sus primes.

Canó fue bautizado con el nombrado Robinson en honor al apellido de Jackie, el primer negro en jugar en la MLB.

Por Nathanael Pérez Neró / Diario Libre 
NPerez@diariolibre.com