Últimas Noticias

Irving y Hayward: el futuro ha llegado

Boston Celtics ha cerrado el círculo. Desde aquel día de 2013 en el que dijo adiós a Paul Pierce y Kevin Garnett, la franquicia de Massachusetts inició una reconstrucción que hoy, con las presentaciones de Kyrie Irving y Gordon Hayward, ve la luz con un brillo que ni los más optimistas hubiesen presagiado.

Para conseguirlo solo ha necesitado cuatro años. Decimos solo porque no faltan los equipos que persiguen el mismo objetivo sin alcanzarlo durante lustros. Tras ese trabajo, y pese a que el protagonismo recaerá a partir de ahora en los jugadores, se encuentra Danny Ainge, un ejecutivo cuya visión –casi siempre por delante del resto– comenzó a calcular lo que hoy vemos desde el mismo momento en el que dijo ‘sí’ a Brooklyn.

Con Ainge a la cabeza, Boston acumuló elecciones de primera ronda, pero no por tenerlas se tiene asegurado el éxito. Los verdes, a veces incluso presionados por quienes pensaban que estaban dejando pasar su momento, que era necesario cambiar ya los picks por realidades, han sabido esperar al instante adecuado. Ese ha llegado, tal y como demuestran con sus palabras Hayward e Irving.

“La gente que se encuentra en esta organización, todos los que trabajan, el entrenador Stevens. Creo que estar aquí, en esta ciudad y con estos aficionados es realmente emocionante. Creo que solamente he rascado la superficie de lo que puedo llegar a ser”, explica el ex de los Jazz.

Igualmente ilusionado se muestra el base, quien destaca la suerte de poder jugar en un equipo con tanta historia. “Tener la oportunidad de ser parte de una organización tan ilustre como los Boston Celtics… Crecí viéndolos en vídeo. Estoy agradecido por tener una oportunidad como ésta. Quiero estar con este grupo increíble de técnicos. Boston llegó en el momento exacto”, señala.

Irving antepone el equipo

Una vez se conoció que había pedido el traspaso a Cleveland, una de las explicaciones que se dio a esta decisión fue que Irving quería dejar de estar a la sombra de LeBron James. Por ello, ha sido cuestionado por si ahora sentirá una presión excesiva al ser quien deba liderar a Boston. No lo ve así.

“¿Existe alguna ocasión en la que una persona lleve el peso de todo el equipo? No creo. Hay un montón de piezas en juego y dependes de todas ellas para hacer tu trabajo. Es nuestra obligación conseguir lo mejor de los demás cada día. No existe eso de poner un equipo sobre tus hombros”.

Cosas del destino

Entre sonrisas y alguna que otra broma, los halagos se han sucedido entre las dos flamantes estrellas de Boston. Hayward, quien ha vivido ya como miembro del equipo el traspaso de su ahora compañero, cree que ya estaba escrito que terminasen compartiendo vestuario, algo que pudo ocurrir hace años.

“Creo que podemos hablar del destino. Ambos nacimos el 23 de marzo, por lo que estaba destinado a suceder en algún momento. Fui a Cleveland de visita cuando era agente libre restringido, Kyrie vino y dijo que sería divertido que me uniese al equipo. Entonces llegó LeBron y acabó un poco con esa posibilidad. Aquí estamos ahora”, comenta satisfecho.

Hablando de LeBron

Sin querer entrar en los motivos que le han llevado a dejar Cleveland: “No he venido aquí para señalar a determinados individuos o hablar de problemas”; Irving sí que ha nombrado a LeBron James para agradecerle los años que han pasado juntos en los Cavaliers.

“No. No he hablado con él. Les estaría mintiendo si no les dijese cuánto he aprendido de él. La perfección llega de diversas maneras, y tú miras y preguntas a muchos de los grandes jugadores: ‘¿qué se necesita para ser grande?’. He tenido la oportunidad de jugar con uno de los grandes y fue increíble. Fue una decisión muy difícil en un primer momento. Pero después entiendes y coges esa confianza para comprender la magnitud de lo que puedes lograr y conseguir con otras grandes personas”, sentencia.

Por ahora son palabras, son agradecimientos e ilusión, pero a nadie se le escapa que Boston ha movido la ficha definitiva, esa que separa al aspirante del potencial ganador. El futuro ha llegado.

Fuente: NBAManiacs.com