Últimas Noticias

MLB: ¿Qué se siente NO ponerse el uniforme a rayas? No todos los Yankees están emocionados por ello

NUEVA YORK - De todos los miembros de los Yankees de Nueva York, el jardinero izquierdo Brett Gardner es el que más lleva tiempo en la organización. Fue seleccionado en la tercera ronda por el equipo en 2005 y llegó a las mayores lo suficientemente rápido como para ser parte del equipo campeón de la Serie Mundial en 2009. Además de ser quien lleve más tiempo, es un tradicionalista.

Con la llegada del Fin de Semana de Jugadores de MLB, los Yankees harán historia al tener nombres escritos en la parte trasera de sus uniformes por primera vez en la historia y sus uniformes locales no tendrán rayas por primera vez desde 1914. Gardner seguirá las órdenes de la franquicia - pero no necesariamente está de acuerdo con ellas.

"Yo soy más un tipo de la vieja escuela, así que no soy un gran fanático de esto", dijo Gardner. "Realmente no importa mucho lo que yo piense. Yo jugaré y espero que podamos ganar".

"Yo traté de que no me pusieran nombre y mantenerme en el estilo original. Pero ellos me obligaron a que pusiera algo. Me di cuenta que nunca había visto mi nombre en la parte trasera de mi uniforme antes, así que en vez de poner un apodo, puse mi nombre. Aparentemente el no poner nombre no está permitido." 
Brett Gardner

En realidad Gardner tuvo una idea única para su uniforme - una que refleja su personalidad, lo que se supone que sea el motivo de todo esto - pero la misma fue rechazada. Gardner quería apegarse a la tradición y no llevar un nombre o apodo en la parte trasera de su uniforme.

"Yo traté de que no me pusieran nombre y mantenerme en el estilo original", dijo Gardner. "Pero ellos me obligaron a que pusiera algo. Me di cuenta que nunca había visto mi nombre en la parte trasera de mi uniforme antes, así que en vez de poner un apodo, puse mi nombre. Aparentemente el no poner nombre no está permitido".

El punto de vista de Gardner difiere de muchos de sus compañeros. Aunque ellos respetan la tradición de las rayas, algunos Yankees estaban emocionados por hacer algo diferente por un fin de semana.

"Obviamente, va a ser algo raro", dijo Dellin Betances, quien creció en la ciudad y fue parte del grupo de los 'Bleacher Creature (Criaturas de las Gradas)', y llegó a estar presente como fanático para el juego perfecto de David Wells en 1998. "Nosotros solo usamos las rayas en casa y el gris en la carretera. Pienso que va a ser algo cool".

Betances llevará el apodo de "D. Dawg" en su espalda, porque cuando jugaba en las menores, algunos compañeros - incluyendo J.R. Murphy, Adam Warren y Shane Greene -- le pusieron ese apodo.

"Me imagino que cuando yo diga, '¿Qué hay de nuevo?', me dirán, 'Qué hay de nuevo, dawg'", dijo Betances. "Durante un tiempo, eso es lo que yo solía decir. Me llamaban 'Dawg'".

La intención del fin de semana es permitirles a los jugadores expresarse a sí mismos y conectarse mejor con los fanáticos. Para los otros 29 equipos, no es un asunto tan grande, pero en el Bronx, es un rompimiento significativamente histórico. Todd Frazier no está demasiado emocionado por eso.

"Ustedes lo están sacando de proporción", dijo el antesalista. "Pienso que solo por tres días, va a ser bueno para todo el mundo en el béisbol. Y luego volveremos a las rayas. Es algo bueno".

Frazier y Betances mencionaron el aspecto caritativo del fin de semana, ya que las camisetas de los jugadores serán subastadas para buenas causas.

Frazier llevará el apodo "Toddfather" en la parte trasera de su uniforme, un apodo que se le dio en Cincinnati. Dijo que se refiere a sus raíces en Nueva Jersey.

"Ese tipo de apodo es una especie de actitud", dijo Frazier. "Pienso que eso encaja perfectamente bien conmigo".

Bueno, de forma casi perfecta. "No estoy en la mafia", dijo Frazier.

Los jugadores también podrán llevar cualquier tipo de guantilla de bateo y zapatos que deseen, y habrá un espacio en blanco en su hombro donde podrán poner el nombre de alguien que haya sido especialmente importante para ellos.

"Va a sacar el verdadero yo de nosotros, como una persona normal", dijo Frazier.

El comisionado Rob Manfred, quien se crió como fanático de los Yankees, minimizó la importancia de que los Bombarderos no utilicen las rayas en casa.

"Probablemente la civilización moderna va a sobrevivir a esto", dijo Manfred.

Seguro que sí, pero seguro que habrá varios que lo odien en esta era de las redes sociales. El jardinero Aaron Hicks -- quien llevará el apodo de "A-A Ron" en su espalda, un homenaje a la sátira de "Key and Peele" - tiene sentimientos encontrados.


"Estoy entremedio en esto", dijo Hicks, quien está en su segunda temporada como un Yankee luego de jugar tres años en Minnesota. "Yo he llevado mi nombre en la espalda de mi uniforme antes, así que sé lo que se siente al tener un equipo que lo hace, y luego llegar a un equipo que no lo hace. Yo siento que si subiste con esta organización, no querrías hacerlo porque es una tradición, y es una de esas cosas que hace a esta organización tan increíble. Y ser el primer equipo en hacerlo, es una especie de locura".

Warren, quien comenzó en la organización de los Yankees, volvió esta temporada luego de una breve estancia con los Cachorros. Utilizará el apodo de "Rocket" encima de su número, un apodo que se le dio por parte de sus compañeros en las menores quienes lo comparaban con Roger Clemens.

"Es una forma bonita para que los jugadores se expresen a sí mismos", dijo Warren. "Eso hace que los fanáticos entiendan quien eres y de dónde vienes. Pienso que va a ser genial ver eso. Creo que para los tradicionalistas que hay allá afuera, son solo tres días. Definitivamente va a ser diferente ver a los Yankees en algo más que no sean las rayas. Pienso que va a ser bueno para nosotros y los fanáticos el que puedan conocer un poco más sobre nosotros".

Por Andrew Marchand, Escritor Senior de ESPN